Energía

Naturgy gana 777 millones hasta septiembre, un 58,6% más que hace un año

  • El grupo energético prevé cerrar el ejercicio 2021 con un Ebitda de entre 3.800 y 3.900 millones de euros

Naturgy ha obtenido un beneficio neto de 777 millones de euros en los nueve primeros meses del año, lo que representa un incremento del 58,6% con respecto al mismo periodo del ejercicio anterior. Las ganancias hasta septiembre del grupo presidido por Francisco Reynés incluyen las plusvalías netas de 187 millones de euros correspondientes a las desinversiones del negocio eléctrico en Chile y la participación de Unión Fenosa Gas (UFG) en Egipto. El beneficio ordinario del grupo en estos primeros nueve meses del año ascendió a 865 millones de euros, un 28% más que en el mismo periodo de 2020.

El resultado bruto de explotación (Ebitda) de la energética en el periodo de enero a septiembre se situó en los 2.560 millones de euros, con una ligera caída del 1,2% con respecto al mismo periodo de 2020 y un 217% inferior al de 2019, sin recuperar así los niveles previos a la pandemia. El Ebitda ordinario fue de 2.990 millones, un 6% superior al de 2020 y un 6% inferior al de 2019.

Naturgy ha destacado estos resultados en un entorno de volatilidad en los mercados internacionales del gas y la incertidumbre regulatoria en el sector energético. No obstante, la compañía ha indicado que ha experimentado hasta septiembre una recuperación de la demanda, así como una leve expansión de sus márgenes de gas en los mercados internacionales de carácter transitorio consecuencia de la volatilidad de los mismos. Estos efectos han sido contrarrestados por una mayor presión, a la baja, en los márgenes de suministro de electricidad debido al incremento de los precios del 'pool' eléctrico en España.

A pesar de esta volatilidad del contexto energético internacional y de la incertidumbre regulatoria, que impiden extrapolar los resultados del tercer trimestre al resto del ejercicio, la compañía prevé cerrar el ejercicio 2021 con un Ebitda de entre 3.800 y 3.900 millones de euros.

Por otro lado, las inversiones del grupo ascendieron a 900 millones de euros en el periodo, centradas fundamentalmente en los negocios de generación renovable y de infraestructuras de redes de distribución de energía. El balance de la energética también se ha reforzado, con una deuda neta a septiembre de 11.400 millones de euros, un 16% inferior al cierre de 2020.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin