Energía

Repsol y Cepsa dejan de producir petróleo en España con el cierre de Casablanca

  • La producción de la plataforma está valorada en 4 millones de euros al año
  • El cierre se llevará a cabo en junio
  • España ha cumplido 60 años de producción de petróleo

España dejará de producir petróleo este próximo mes de junio. Repsol y Cepsa han decidido abandonar la explotación de la única plataforma petrolífera que quedaba en funcionamiento en España desde que hace 60 años se lograra el primer descubrimiento de petróleo en Ayoluengo (Burgos).

Repsol ha decidido cerrar la plataforma Casablanca, que podía seguir operando hasta 2038, al no contar con las ventajas competitivas necesarias y después de que la producción de petróleo de los yacimientos se redujera de forma considerable por los problemas para incorporar nuevas prospecciones. 

La compañía se ha desprendido de activos de exploración y producción en algunos países como Rusia con mayor desarrollo y da carpetazo así a 60 años de historia de la producción petrolífera en España.

Repsol se adelanta con esta medida a la exigencia del fin de los permisos de exploración de hidrocarburos recogida en la Ley de Cambio climático pese a que contaba con autorizaciones para algunos de ellos hasta el 2040.

El Gobierno, de hecho, estuvo a punto en 2018 de no renovar los permisos de la plataforma petrolífera existente en nuestro país cuando dejó transcurrir el plazo legal de un año para dar la autorización administrativa pertinente para prorrogar la vida del histórico yacimiento pero, finalmente, decidió darle la autorización.

El cierre de la plataforma petrolífera de Casablanca, supone que los pozos de Boquerón, Chipirón, Lubina y Montanazo, que tienen licencia de operación al menos hasta el año 2025, dejen también de funcionar.

La producción actual de petróleo en Casablanca supone un valor aproximado (a precios de hoy, en torno a los 60 dólares por barril) de 4 millones de euros. A eso hay que sumar el conjunto de actividades que se generan alrededor de esta instalación como transporte, logística, suministros de todo tipo, lo que afectará previsiblemente al aeropuerto de Reus desde el que parten los helicópteros que van a la plataforma o al puerto de San Carles de la Rápita donde tienen base los dos barcos que suministran a dicha plataforma y previsiblemente el cierre de la base en tierra, que se encuentra en Els Garidells, una vez que acaben los trabajos de desmantelamiento de la misma, un extremo que se demorará todavía durante años.

La producción actual, unos 200 barriles de petróleo al día se tendrá que importar a partir de ahora aunque en el sector petrolífero español se da por hecho que el consumo de crudo nunca volverá a los niveles vistos antes de la crisis de 2008 por la mayor eficiencia del parque automovilística y la progresiva electrificación del transporte.

Los yacimientos españoles llegaron en sus mejores momentos a producir 45.000 barriles y en 2018 la cifra rondaba los 2.000 barriles.

El cierre que ahora han decidido llevar a cabo Repsol y Cepsa se suma al de Columbus Energy Resources en 2018.

La empresa que explotaba el yacimiento de hidrocarburos de La Lora, situado en Ayoluengo y que era el más antiguo de España y el único peninsular, anunció su desmantelamiento aquel año tras rechazarse la renovación de la concesión.

Según informó la compañía a la Bolsa de Londres en su momento, su filial Compañía Petrolífera de Sedano (CPS) recibió la notificación del Gobierno para iniciar el desmantelamiento del yacimiento. La compañía, que esperaba una nueva licitación desde enero de 2017, indicó entonces que el Gobierno "no ha dado ninguna razón para decidir no hacerlo".

Por otro lado, Tomás Malango, nuevo director de Hidrógeno de Repsol, ahondó ayer en el reto que supone aprovechar la oportunidad que ofrece el Hidrógeno para liderar la transformación energética a nivel europeo, destacando el impulso inversor de la compañía de 150 millones de euros para el período 2021-2025 en Puertollano en dos proyectos de producción de hidrógeno a partir de biogás y de fotoelectrocatálisis, tecnología innovadora y disruptiva. 

Malango destacó también la colaboración de Repsol con Enagás, cuyo CTO, Antonio Martínez, explicó cómo las infraestructuras de dicha compañía podrán aprovecharse para transportar hidrógeno.   Asimismo, destacó la necesidad de configurar a España y la región como exportadores y no importadores de tecnología para contribuir a que, gracias al aprovechamiento de una energía renovable más barata, el Hidrógeno Verde vaya a ser mucho más competitivo en España que en cualquier otra región de Europa.

comentariosforum8WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
forum Comentarios 8
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.

ricardo
A Favor
En Contra

Es fácil hay demasiado petróleo, Rusia ofrece 30 dólares barril en contratos de 50 años de duración con unas mínimas compras garantizas como es lógico, hay prisa por vender todo el mundo sabe que el negocio se acabara en pocas décadas.

Puntuación 4
#1
Jaume
A Favor
En Contra

sí seguro que se acabará, haremos los fertilizantes con caca de vaca y mantendremos a 8000.000.000 de personas con placas solares.

Venga hombre informaros un poco antes de decir estas tonterías.

Sin petróleo morimos todos, así de fácil.

Puntuación 33
#2
SU P.MADRE...
A Favor
En Contra

POR DONDE PASA ZAPATERO NO VUELVE A CRECER LA HIERBA

Puntuación 34
#3
José
A Favor
En Contra

Nada nuevo , España sigue en desmantelamiento gracias al desgobierno socialista en su empeño que seamos un país que no produce absolutamente nada y los únicos empleos abundantes son funcionarios y camareros .

Puntuación 27
#4
El petróleo es cada vez más innecesario
A Favor
En Contra

Las energías renovables no son solo las placas solares, como dice por ahí algún comentario. Aunque podrían serlo, la energía vertida por el sol sobre la tierra equivale a varias veces el consumo total de la humanidad, bastaría con aprovecharla.

Pero, además de eso, tenemos la eólica, la maremotriz, el hidrógeno, la hidráulica, la geotérmica, incluso los biocombustibles y la combustión de masa biológica plantada al efecto, de modo que se pueda producir un equilibrio en las emisiones.

Y, para rematar la faena, aún falta mucho por avanzar en la energía nuclear, creo que podríamos llegar a centrales que fueran mínimamente peligrosas y aportaran cantidades ingentes de energía.

En cuanto a los plásticos y otros derivados del petróleo, para eso se pueden destinar, al principio, las enormes reservas que ya nunca agotaremos y, poco a poco, ir sustituyéndolas por otras alternativas sostenibles. Ponerle límites a la ciencia en este sentido es, como poco, ingenuo. Sobre todo si hay una recompensa económica importante detrás.

Puntuación 6
#5
Migato65
A Favor
En Contra

Repsol o cualquier empresa deja de extraer petróleo si no es rentable y la producción de petróleo cada vez lo es menos. Es una desgracia para el ser humano y una gracia divina para el medio ambiente. Sin la energía que nos ofrece la combustión del petróleo (y sus refinos) no se puede sostener el sistema que hemos creado, pero, a cambio, el planeta puede que lo agradezca pues habrá menos contaminación y porquería. Es un problema que ya tenemos encima de la mesa y las decisiones políticas que hay tomar son de tal calado que nadie se atreve. Se prohibirán los vuelos cortos, el uso del coche para ir al centro de las ciudades, se limitará el uso del vehículo, pero aún así, el petróleo como principal fuente de energía se irá apagando año a año. Y lo del 2050 (cero emisión de CO2) o es una quimera o es una hecatombe porque si no hay nada de emisión de CO2 es que no hay actividad industrial. No quiero ni pensarlo. Qué casualidad lo del COVID.

Puntuación 3
#6
Marc939
A Favor
En Contra

España es mejor en la producción de okupas, vagos, maleantes, funcionarios, cobra-paguitas y mafias.

Puntuación 15
#7
A Favor
En Contra

El rollo climático y de las emisiones no tiene otro objetivo que impedir el desarrollo de los países pobres, prohibiendoles hacer todo lo que nosotros hemos estado haciendo hasta ahora para desarrollarnos.

No hay más que ver a los Roquefeller, más de 100 años forrandose con el petróleo y ahora se pasan a las inversiones en energías limpias, hacen una fundación ecologista que básicamente consiste en que el ciudadano modesto tenga que contribuir a la todavía mayor fortuna de los Roquefeller . Eso sí, haciéndolo de muy buena gana porque le han dicho que así es un tipo responsable y solidario.

Negocio perfecto.

El ciudadano encantado de que le roben.

Los grandes millonarios ecologistas y progresistas han incrementado su riqueza durante la pandemia en 300.000 millones de dólares. Pero no es suficiente, hay que darles todavía más , porque no hay un planeta B.

Puntuación 1
#8