Energía

La CNMV considera que "las circunstancias" de Abengoa siguen impidiendo la negociación de sus acciones

  • Lo justifica por una situación informativa incompleta y extremadamente incierta
Foto: eE.

La Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) considera que "las circunstancias" que afectan a Abengoa siguen impidiendo que la negociación de sus acciones pueda tener lugar "con normalidad y de forma que los inversores puedan formarse un juicio fundado sobre su valor real y sobre las posibilidades de que la compañía supere la fase en que está inmersa".

En un comunicado, el regulador bursátil señala que los intereses a proteger en casos como este no son solo los de los accionistas actuales, que ven restringida temporalmente la posibilidad de vender sus acciones, "sino también los de los inversores que pudiesen adquirir acciones en una situación informativa incompleta y extremadamente incierta".

El pasado 14 de julio, el organismo presidido por Sebastián Albella decidió suspender la negociación de las acciones de Abengoa "por concurrir circunstancias que pudieran perturbar el normal desarrollo de las operaciones sobre los citados valores", en medio de plena negociación de un plan de rescate para la compañía.

Las acciones de clase B, que representan la mayor parte de su capitalización, remontaban en esos momentos más de un 63%, hasta los 0,0062 euros, mientras que las de clase A subían un 56,3%, hasta situarse en los 0,0161 euros.

A día de hoy, el grupo de ingeniería y energías renovables sigue sin presentar sus cuentas anuales correspondientes al ejercicio 2019, que en consecuencia no han sido todavía auditadas. Además, la CNMV destaca que, por la información publicada, se encuentra en situación de patrimonio negativo, y por lo tanto en causa de disolución, habiendo efectuado el pasado 18 de agosto la comunicación prevista en el artículo 5 bis de la Ley Concursal.

Así, en estos momentos está en curso el plazo de tres meses previsto en este precepto para alcanzar un acuerdo con los acreedores; de ello depende la pervivencia de la compañía, que, con el nivel de deuda que resultara del acuerdo, sería únicamente titular de una participación muy minoritaria en el negocio, añade el supervisor bursátil.

La CNMV subraya que sigue monitorizando la situación, "en particular si la fase pre-concursal en que se halla la compañía y en general el nivel de información sobre su situación, actividades y perspectivas permiten el levantamiento de la suspensión de negociación".

La empresa se acogió a un preconcurso de acreedores para tener un mayor plazo para negociar su financiación

El pasado 18 de agosto, el consejo de administración de Abengoa decidió presentar la solicitud de acogerse a la ley concursal, a través de la figura conocida como preconcurso de acreedores, con el fin de contar con un mayor plazo para negociar con los acreedores y de obtener las adhesiones necesarias a la propuesta de convenio presentada.

Esta decisión se produjo después de que el 6 de agosto se anunciara la culminación de la firma por parte de la compañía de un acuerdo de reestructuración con sus acreedores, lo que le permite esquivar la amenaza de quiebra que existía sobre la entidad ante la falta de liquidez que sufría, con la obtención de nueva financiación, así como la reestructuración de su deuda para cumplir su plan de negocios actualizado.

En concreto, ese acuerdo supone que Abengoa Abenewco 1 (Abenewco 1), que es la sociedad cabecera de todos los negocios y para cuyas necesidades se deberán usar exclusivamente todos estos nuevos fondos, recibirá un préstamo a cinco años por importe de hasta 230 millones de euros para el que se ha solicitado la garantía del ICO al amparo de lo previsto en el Real Decreto-Ley de medidas urgentes y extraordinarias contra el impacto social y económico el covid-19, que será nueva liquidez.

Además, se suscribe una nueva línea de avales 'revolving' a cinco años por importe de hasta 126,4 millones de euros, ampliable hasta 300 millones de euros, todo ello con el objeto de financiar las necesidades de liquidez y avales del grupo encabezado por Abenewco 1 hasta finales de 2021. Estas líneas de avales cuentan con la cobertura de Cesce por un 60% del tramo internacional. Adicionalmente, está previsto que la Junta de Andalucía también aporte 20 millones de euros adicionales en este plan de rescate.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin