Empresas y finanzas

Sacyr compra a Unicaja el 15% de la AP-46 de Málaga

Sacyr ha adquirido hace escasos días el 15 por ciento que ostentaba Unicaja en la denominada Autopista de Guadalmedina, la vía de peaje AP-46, que conecta el Alto de las Pedrizas y Málaga, según informan a elEconomista fuentes conocedoras de la operación.

El grupo de infraestructuras toma así el control del 100 por cien de la concesionaria Guadalcesa. Lo hace mientras avanza en el proceso para acometer una desinversión total o parcial de este activo. La entidad financiera malagueña, por su parte, culmina así su salida del capital de las autopistas andaluzas, después de que el pasado jueves acordara la venta de su 20 por ciento en Ausol al fondo francés Meridiam.

Sacyr ha elevado con esta última compra su participación al 100 por ciento de Guadalcesa, frente al 40 por ciento que ostentaba originalmente. Este incremento se enmarca en el pacto de accionistas firmado en 2011 con Abanca y Unicaja, en virtud del cual las entidades se garantizaron el derecho para venderle sus participaciones, del 30 por ciento cada una. La constructora tomó el 30 por ciento de la entidad gallega hace dos años y este ejercicio ha hecho lo propio con el paquete de Unicaja. En concreto, adquirió el 15 por ciento en marzo y el 15 por ciento restante este mes de junio.

El importe de estas compraventas no ha trascendido, aunque la valoración que hace el mercado del 100 por cien de la autopista de Guadalmedina se sitúa en el entorno de los 200 millones de euros -sin incluir deuda por 229 millones-. El precio pagado en los últimos meses por el 30 por ciento de Unicaja se estima en unos 50 millones, si bien no ha sido confirmado por fuentes oficiales. En cualquier caso, la entidad malagueña ha logrado plusvalías con estas desinversiones.

Unicaja sale así del capital de las autopistas españolas. El año pasado, el Gobierno culminó la resolución del contrato de concesión de Aucosta, la gestora de la AP-7 Cartagena-Vera y en la que el banco andaluz controlaba el 4,5 por ciento del capital. Y la semana pasado Ferrovial y Unicaja anunciaron un acuerdo para vender a Meridiam el 65 por ciento y el 20 por ciento, respectivamente, de Ausol, la concesionaria que explota las dos vías de peaje que conectan Málaga, Estepona y Guadiaro. La operación asciende a 584,6 millones.

Tras tomar el 100 por cien, Sacyr recibirá en los próximos meses ofertas por Guadalcesa. Aunque su espíritu es el de mantener una posición mayoritaria en sus autopistas, no descarta la venta total. Como adelantó elEconomista, ha contratado a Rubicon como asesor de un proceso en el que Meridiam también tiene interés, toda vez que existe un elevado encaje entre la AP-46 y las autopistas de Ausol.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud