Empresas y finanzas

RIU gana la batalla legal a Trinitario Casanova por el Edificio España y estudia demandar al empresario

  • El juez da la razón a la hotelera y rechaza parar las obras del edificio madrileño
  • Valorará la posibilidad de interponer una demanda por daños y perjuicios ocasionados

RIU ha ganado la batalla legal al empresario Trinitario Casanova por el Edificio España. El Juzgado de Primera Instancia nº 67 de Madrid acaba de comunicar su resolución sobre la demanda de suspensión de obra que solicitaba Baraka respecto al Edificio España, y falla a favor de la cadena hotelera.

Baraka, sociedad de Casanova, presentó una demanda el pasado mes de agosto solicitando la paralización de las obras del hotel. El empresario defendía en los tribunales que los locales comerciales del interior edificio de 15.000 metros cuadrados comerciales era suyos y que Riu se negaba a escriturarlos.

Sin embargo, la juez considera ahora que el contrato suscrito entre las partes solo encomienda a Baraka los trabajos de comercialización de la parte comercial a cambio de una comisión. La sentencia recalca que la sociedad de Casanova no ha aportado prueba alguna que justifique la posesión de la parte comercial ni un derecho de uso.

Concretamente, "la sentencia considera que Trinitario Casanova carece de legitimación para solicitar la suspensión de las obras al no haber acreditado ser propietario ni poseedor ni titular de ningún derecho real de ninguna parte del edificio, y le condena al pago de la totalidad de las costas".

Esta acción legal promovida por Baraka es, según RIU, "una maniobra injustificada que trataba, sin éxito, de entorpecer el normal transcurso de las obras que están teniendo lugar en el proceso de habilitación y remodelación del Edificio España".

Los planes de RIU Hotels & Resorts para la apertura del Hotel Riu Plaza España continúan su curso normal y la compañía hotelera tiene el objetivo de inaugurar este establecimiento en verano de 2019.

RIU Hotels & Resorts valorará la posibilidad de interponer una demanda por los daños y perjuicios ocasionados por Baraka con este procedimiento judicial, "que pretendía entorpecer la actividad de RIU sin ningún fundamento legítimo", explican desde la compañía.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0