Empresas y finanzas

Francisco González doblega el pulso de nuevo a Guindos y el BCE

  • Apenas realiza concesiones en su plan de sucesión en el BBVA
El presidente saliente de BBVA, Francisco González. Foto: Reuters.

El presidente de BBVA, Francisco González, ha ganado la batalla que ha librado en los últimos meses con el BCE y con su vicepresidente, el español y exministro de Economía, Luis de Guindos, por el plan de sucesión en el la entidad. El banquero ha logrado sus objetivos prioritarios a pesar de las objeciones y presiones ejercidas por el organismo supervisor.

En primer lugar ha conseguido que Carlos Torres, hasta ahora consejero delegado, asuma la presidencia ejecutiva que él ha ocupado durante más dos decenios, algo que el BCE no veía con buenos ojos y que prefería a José Manuel González Páramo o Jaime Caruana para este cargo, aunque con carácter puramente institucional.

En segundo lugar, ha alcanzado su deseo de mantenerse vinculado al banco al haber sido designado por el consejo como presidente de honor, algo que le da derecho, entre otras cosas, a despacho y coche oficial. La institución comunitaria requería una desvinculación total.

Y en tercer ha colocado a uno de sus hombres de confianza, el turco Onur Genç, como nuevo número dos para sorpresa de propios y extraños con el fin de preservar su apuesta por el mercado otomano, que tantos riesgos y quebraderos de cabeza está dando por la situación que atraviesa el país euroasiático en la actualidad. Es más, días después de la elección de Genç y en vísperas de su salida a medias del grupo el banquero llegó a señalar que le gustaría que BBVA elevara su presencia en Garanti, la filial turca que controla con casi un 50% del capital y por la que acumula pérdidas latentes de más de 5.000 millones de euros.

Genç cuenta con poca experiencia bancaria -de apenas cinco años-, aunque su labor ha dado frutos tanto en Garanti como en la franquicia de la entidad en EEUU. No tiene el perfil completo que reclamaba el BCE y no es uno de las figuras que pretendía colocar Torres como mano derecha, que apostaba por otros nombres, como Javier Rodríguez Soler o Ricardo Forcano.

De esta manera, González no sólo ha dirigido su plan de sucesión, sino que lo ha impuesto sin apenas concesiones. Y no sólo eso, ya que podría llegar a influir desde su despacho honorífico y sus tentáculos en la cúpula en las decisiones más relevantes -no las del día a día- que adopte el banco a partir de ahora.

Tan sólo ha hecho un guiño en la nueva estructura de la cúpula, con un reparto oficial de funciones entre Torres y Genç, aunque en algunos círculos se especula que este equilibrio tiene como objetivo también que ninguno de los dos tome el control absoluto del grupo y que González pueda mover mejor sus hilos en esta nueva etapa.

Esta victoria no es la primera para el histórico banquero, que mantiene una tensa relación desde hace tiempo con Guindos. De sobra es conocida la animadversión que comparten como consecuencia de determinadas medidas adoptadas por uno y por otro en el peor momento de la crisis financiera, como fue la elección por parte del exministro de repescar a José Ignacio Goirigolzarri (exBBVA) para la presidencia de Bankia tras su nacionalización, algo que rechazaba de plano González, y el posterior rechazó de éste a que su banco participara en la creación de la Sareb para poder llevar el rescate financiero que necesitaba el sector en 2012.

En la reorganización, el banco sí ha tenido en cuenta compensar con mayores atribuciones o de mayor relevancia a algunos de los candidatos de Torres para ocupar el cargo de consejero delegado. Así, Rodríguez Soler se encargará ahora de la filial estadounidense, mientras que Forcano pasará a pilotar el área de organización de todo los procesos de digitalización.

En esta nueva etapa que se abrirá, tras el ok del BCE definitivo a todo el plan de sucesión recibido en el viernes, BBVA se ve obligado a limar asperezas tanto con el vicepresidente del BCE como con el resto de directivos del organismo supervisor si no quiere ser penalizado.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum3

nicaso
A Favor
En Contra

Si las cosas son como aquí se cuentan da la impresión que el dueño del banco es este señor. No entiendo a un turco que ni habla español como consejero delegado. El BBVA hizo una cuantas cagadas que lógicamente pasan factura a sus accionistas cono su fracasada incursión en Italia, en China y su costosa inversión en Turquía. Sus acciones están por los suelos por lo que no entiendo para nada el éxito de su gestión.

Puntuación 7
#1
lh298053
A Favor
En Contra

Los duenos del banco son los accionistas.

Paco hace y deshace a su antojo porque los accionistas espanoles son borregos que antes de ir a una junta de accionistas (de la empresa de la que son propietarios tocate los cohones!) prefieren irse al bar a pedirse una cana y hablar de futbol.

Puntuación 6
#2
A Favor
En Contra

Esta todo mal, mira el,Santander con el,Brexit en breve la política monetaria de la,FED cambiará y loes emergentes serán una gran inversión esto va por barrios y por epocas

Puntuación -2
#3