Empresas y finanzas

Los hermanos Reuben, nuevos 'caseros' del Santander, son cuatro veces más ricos que Donald Trump

  • Tienen 48 'pubs', 16 hipódromos, siete buques y un rascacielos
La Ciudad Financiera del Santander. Foto: Archivo.

El Banco Santander batallará quedarse con su Ciudad Financiera contra los hermanos Reuben, dos empresarios británicos reconocidos por sus inversiones y conocidos por su fortuna de más de 12.200 millones de euros que han presentado la oferta más alta por la sede del banco ante el Juzgado madrileño que gestiona la liquidación de Marme, aún actual dueño del complejo financiero de Boadilla del Monte. El apellido Reuben ha saltado a la primera plana de la noche a la mañana dejando abierto un abismo de cuestiones sobre quiénes son los británicos que se han adjudicado las 250 hectáreas que ocupa la sede operativa del primer banco de España.

Simon y David Reuben, de 74 y 77 años respectivamente, son dos empresarios con nacionalidad británica, nacidos en Bombay (India), aunque con residencia en Mónaco. Los dos hermanos se trasladaron junto a su madre, Nancy Reuben, desde la antigua India británica a Londres en la década de los 50, donde ambos comenzaron sus estudios, aunque el mayor de los hijos nunca los terminó.

Precisamente éste, Simon, comenzó su vida profesional centrado en el sector de las alfombras, en el que después compraría la compañía más antigua de Inglaterra que le permitió ganar suficiente dinero para comenzar a invertir en inmobiliario.

Por su parte, David estrenó su trayectoria en el sector metalúrgico, en el que, poco después, junto a Simon, comenzaron una carrera de inversiones en la década de los noventa en varias firmas del metal rusas en las que vendieron sus participaciones a inicio de los 2000 dando el pistoletazo de salida a lo que hoy se conoce como Reuben Brothers, el nombre empresarial de su magnánimo imperio.

Yates, hipódromos, restauración, hoteles de lujo, propiedades inmobiliarias o el negocio del milenio, el Big Data. Las inversiones de los multimillonarios a través de su compañía Reuben Brothers, o BR, abreviatura con la que también se conoce, están repartidos por varios países del mundo y abarcan sectores muy diversos. Entre los más destacados, la empresa posee Global Switch, el mayor operador de datos de Europa y Asia-Pacífico, negocio que complementa con otros cinco centros de datos en distintas ciudades de Reino Unido. En total, los Reuben poseen más de 35.000 metros cuadrados de instalaciones dedicados a esta actividad.

En el sector de los deportes, tienen 16 hipódromos y la emisora privada ATR, centrada en divulgar carreras de caballos. Además, cuentan con la compañía Wellington Pub Company, que gestiona 48 locales de ocio (pubs y bares) de alta gama. En el ámbito hotelero, los hermanos han comprado este mes de agosto el hotel de lujo ubicado en el centro de Londres, The Curtain, que incluye club privado con socios, y se hicieron a inicios del ejercicio con suelo en el barrio londinense del Soho para desarrollar otro hotel, así como residenciales y centros comerciales. Además de contar con hoteles en Venecia o Suiza, poseen una participación del 12,2% en la compañía hotelera de alta gama Belmond.

En el área de los transportes, los empresarios son los dueños del aeropuerto londinense de Oxford y del helipuerto de Battersea, barrio de la City. Por mar, cuentan con una flota de siete buques de carga y con la empresa Kristal Waters, de yates de lujo.

Además, en el sector inmobiliario, son los dueños de la torre Millbank, de 118 metros de altura (misma que las Torres de Colón de Madrid) ubicada a orillas del Támesis y que acoge la sede de Naciones Unidas en Reino Unido. Concretamente, los británicos tienen más de 25 grandes propiedades en el país (entre las que también se diferencia la sede del grupo de grandes almacenes John Lewis) e importantes edificios y proyectos en Nueva York, Francia, Mónaco, Rumanía o Israel.

Kilómetros de playa en Ibiza

La relación de los hermanos con España es particular en el tipo de inversiones. Los Reuben adquirieron en 2015 en Ibiza terrenos con 6,4 kilómetros de costa que tienen a través de la firma Ibiza Property Investment, principal accionista del fondo Sorlinda. Esta firma, a través de la que han presentado la oferta por la Ciudad Financiera, fue constituida en Madrid hace tres meses.

Empresarios, pero también filántropos, como se definen, tienen desde 2002 la Fundación Reuben, destinada a hacer aportaciones a causas por la educación y la salud mundial. De hecho, a través de ella fundaron en Londres la escuela judía Nancy Reuben, en honor a su madre.

Alejados de la prensa, solo uno de los dos hermanos ha concedido una entrevista en una ocasión, ceban un imperio que les ha llevado a convertirse en la 88 mayor fortuna del mundo de este año, según Forbes, a la altura del magnate de la comunicación Rupert Murdoch o cuatro veces más que el presidente de EEUU, Donald Trump.

El banco quiere la sede, pero a precio razonable

Los hermanos Reuben han salido vencedores en la puja por la Ciudad Financiera del banco al presentar la oferta más alta, que ronda en torno a los 3.000 millones de euros. No obstante, el titular del Juzgado que gestiona el concurso de acreedores de Marme (dueña de la sede del banco) aún tiene que evaluar la solvencia de la compañía británica para decidir si dársela.

El Santander, que vendió la sede en 2008 y tiene derecho de tanteo sobre ella, estudia ahora si ejercerlo o no. La determinación se tomará en función de si la oferta de los Reubens se acerca a la que realizó la entidad, en torno a 2.500 millones, o se aleja demasiado, opción en la que el banco podría desistir del contraataque. El Santander tiene alquilada la sede desde 2008 por 40 años.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Google+Google plus
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum3
Publicidad
Otras noticias
Contenido patrocinado
forum Comentarios 3
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.

apocoo
A Favor
En Contra

tiene todo el mundooo, en sus manos tiene el mundo enterooo

Puntuación -2
#1
lo que la verdad esconde
A Favor
En Contra

pues eso que nadie se engañe que es lo mas caro en invertir y a lo que casi nadie puede acceder casas y hoteles como en el monopoli, nadie gana millones y miles de millones invirtiendo en zapatos de segunda, (compraventa de zapatos) esta claro que el dinero llama el dinero y por eso la clase rica (que ya no quiere mas ricos han fulminado a la clase media y si no mirar el progreso de españa en cuanto a impuestos y salarios y la situacion de la pequeña o mediana empresa) una silenciosa realidad a gritos.

Puntuación 4
#2
Carlos
A Favor
En Contra

Te amoooooo

Puntuación 0
#3