Empresas y finanzas

Dimas Gimeno gana tiempo hasta la junta de El Corte Inglés para negociar una salida pactada

Foto: Archivo

El calendario corre en contra de Dimas Gimeno. El que fuera presidente de El Corte Inglés puede también dejar de ser consejero, si en la junta de accionistas así se decide. Por el momento, el consejo de administración del grupo -en el que también participó Dimas Gimeno- solo aprobó el martes los puntos del día de la junta, en los que figuran el cese y nombramiento de componentes del consejo de administración, pero sin los nombres. Será en el consejo previo a la junta, que se celebrará el próximo 26 de agosto, en el que se especificará la identidad de los posibles cesados y también de los nuevos ejecutivos.

Independientemente de si se propone el cese de Dimas Gimeno, es previsible que la junta se produzcan cambios en el órgano de gobierno de El Corte Inglés, ya que finaliza el mandato de tres consejeros: Carlos Martínez Echavarría, Florencio Lasaga y Paloma García Peña, representante de Cartera Mancor.

El frente judicial

Dimas Gimeno impugnó el consejo en el que fue destituido como presidente, y ahora está a la espera de que el juez decida si aplica las medidas cautelares que pide el expresidente y que tratarían de evitar que el consejo continuara con su actividad con normalidad, como si el cese no se hubiera producido.

En principio, según fuentes jurídicas, la intención del juez sería escuchar a las partes en lo que queda del mes para valorar qué pasos dar. Dado que el mes de agosto es inhábil a nivel judicial, si no se adopta ningún tipo de decisión en los próximos días, el proceso ya se retomaría en septiembre, una vez pasada la junta de accionistas. No obstante, tal como explicó el martes elEconomista, en paralelo al proceso legal, Dimas Gimeno estaría tratando de buscar un acercamiento a El Corte Inglés para tratar de buscar una solución pactada, que tocará muchos puntos; además de posibles reivindicaciones económicas, como cambios en el modelo de gobierno corporativo de la Fundación, o dotar de otro papel a Cartera Iasa, donde Dimas Gimeno y su familia tienen depositada su participación y cuya iliquidez está planteando serios problemas fiscales a Dimas Gimeno y a su familia, que acumulan una deuda fiscal por la herencia de Isidoro Álvarez que ronda los 100 millones; 40 de ellos los soporta Dimas Gimeno de manera directa.

En el caso, además, de que Dimas Gimeno fuera cesado de su cargo de consejero en la junta del próximo 26 de agosto, el expresidente podría exigir al grupo una indemnización por los años que ha llevado trabajando en el grupo.

Por el momento, fuentes jurídicas señalan que ambas partes estarían dispuestas a negociar un posible acuerdo extrajudicial, pero que el acercamiento es todavía muy preliminar, por lo que los equipos de abogados de ambas partes no se habrían sentado por el momento para acercar posturas.

Puntos del día

Además del cese de consejeros, la junta de accionistas de El Corte Inglés deberá aprobar la gestión del consejo durante el año pasado y también el reparto de dividendos.

Será la primera junta en la que el jeque Sheikh Hamad Bin Jassim Bin Jaber al Thani intervenga como accionista, ya que ha sido este julio cuando ha ejecutado la adquisición del 10% del capital.

Al Thani, representado en el consejo, se abstuvo durante el consejo en el que se cesó a Dimas Gimeno, pero votó a favor del nombramiento como presidente de Jesús Nuño de la Rosa.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin