Empresas y finanzas

Los autónomos de Deliveroo llevan a Trabajo pruebas de su relación laboral

  • La Generalitat se ofrece a actuar de mediador en el conflicto
Foto: Archivo

Los cerca de 1.000 ciclistas autónomos con los que trabaja Deliveroo anunciaron este miércoles en Barcelona la presentación de un dossier con pruebas sobre su relación laboral con la compañía, que esperan presentar para acompañar su denuncia ante la Inspección de Trabajo. En los documentos facilitados por la plataforma riderxderechos, Deliveroo establece una serie de directrices para el personal encargado de la formación (trainers, en el argot de la empresa), con un listado de términos que no pueden utilizar en su relación con los repartidores, evitando así una inspección de Trabajo, tal y como informó elEconomista el pasado martes.

"Fijaos en las palabras prohibidas porque en caso de control externo nos puede dar problemas legales", se asegura. En este sentido, hay términos como turnos, salario, contrato, horario, uniforme o trabajador que están completamente prohibidos, porque podrían dar a entender que existe una relación laboral e implicar el pago de impuestos a Hacienda y la cotización a la Seguridad Social, que ahora mismo corre por cuenta de los repartidores como supuestos autónomos. En este sentido, se pide hablar de pago por servicio en lugar de salario; actividad o reparto, en vez de trabajo o colaboración, en lugar de contratación. De hecho, hasta las horas que se dedican a la formación, tanto teórica como práctica, no se pueden denominar así, sino sesiones informativas.

Denuncias

Tanto la plataforma que agrupa a los ciclistas, como muchos de ellos también a título individual, habían denunciado ya las irregularidades, según dicen, por la contratación de falsos autónomos ante Trabajo. Por ahora, sin embargo, la Inspección no se ha pronunciado al respecto y los propios afectados reconocen que no esperan una resolución rápida. Aunque la denuncia parte del equipo de ciclistas de Barcelona, estos esperan que los compañeros que operan en otras ciudades -como Valencia, Zaragoza o Madrid- también presenten sus propias denuncias, que van ya más allá.

Riderxderechos ya se ha entrevistado con el Ayuntamiento de Barcelona y con la Generalitat, a los que también han presenatdo el dossier hecho público el miércoles. "La Generalitat se ha ofrecido si fuera necesario a actuar de mediador entre nosotros y la empresa", explicó el colectivo durante la presentación de la documentación, ante la falta de respuesta por parte de la compañía. "Deliveroo todavía no se ha presentado a negociar con nosotros, entendemos que para no reconocernos como trabajadores", añaden. Los autónomos convocaron una huelga el pasado fin de semana y están satisfechos con los resultados, a pesar de que la compañía dice que solo un 10% secundó los paros. "Estamos consiguiendo que los clientes y los restaurantes no quieran trabajar con Deliveroo, porque es evidente la situación de precariedad en la que nos encontramos", apuntaron.

La plataforma continuará trabajando con este objetivo, consciente de que las noticias sobre las condiciones de los repartidores que ofrece Deliveroo están haciendo mucho daño a la reputación de la firma británica.

En este sentido, riderxderechos explica que Deliveroo "no pudo dar servicio en muchos momentos durante el fin de semana, aunque nunca llegó a reconocer que se debía a la huelga". Además, los organizadores de la protesta no descartan represalias contra los repartidores que decidieron no trabajar, aunque se sienten protegidos por no haber firmado el cambio de contrato, que ha exigido la empresa. "En el contrato inicial solo se reconocía la disolución del mismo en caso de incumplimiento sustancial de las obligaciones de ambas partes", explicaron riderxderechos. "Quienes no hemos firmado tenemos por tanto un contrato de dos años, con las condiciones anteriores, que nos aseguraban un pago mínimo por cada hora en la que trabajábamos", añade. Aunque Deliveroo, en paralelo, estaría preparándose para sustituirlos, quienes no han cambiado su contrato reconocen que todavía les solicitan servicios, aunque de forma más reducida. Según riderxderechos, en las últimas semanas la empresa habría firmado nuevos contratos, que podrían haber supuesto la incorporación de unos 200 nuevos autónomos.

Calculan que un 75% de los trabajadores antiguos ha firmado el nuevo convenio "ante la insistencia de la plataforma en el cambio, presionando con que a partir del 9 de julio ya no podrían trabajar con ellos". Riderxderechos cuenta con grabaciones de estas conversaciones y con documentación sobre los cambios contractuales y sobre cómo Deliveroo organizaba los turnos y autorizaba las ausencias, tal como haría con un asalariado.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud