Empresas y finanzas

General Motors cede ante Trump e invertirá 1.000 millones de dólares en EEUU

  • Traslada producción desde México y creará 7.000 puestos de trabajo

Las amenazas de Donald Trump parecen haber surtido efecto. General Motors ha anunciado que invertirá, finalmente, 1.000 millones de dólares adicionales en sus operaciones de fabricación en Estados Unidos, con lo que creará, según estima, 7.000 nuevos puestos de trabajo. Hace poco más de una semana el mayor fabricante de automóviles de EEUU puso a prueba la paciencia del republicano con un aumento de producción en México, pero ahora parece dar marcha atrás después de declarar que trasladará la producción de ejes para la nueva generación de 'pick-ups' de México a EEUU.

Esta nueva inversión se suma a las confirmadas en las últimas semanas por parte de diferentes fabricantes de automóviles en territorio estadounidense, después de las declaraciones del presidente electo de Estados Unidos, Donald Trump, en las que advertía a las compañías de que o fabricaban sus vehículos en el país o tendrían que hacer frente a "fuertes aranceles".

General Motors indicó que este monto es adicional a los 2.900 millones de dólares (2.761 millones de euros) que anunció en 2016 que invertiría en Estados Unidos y señaló que desde 2009 ha inyectado en sus operaciones nacionales más de 21.000 millones de dólares (20.000 millones de euros).

La corporación con sede en Detroit (Michigan) aseguró que este importe económico se destinará a diferentes proyectos de vehículos, así como de tecnología avanzada y de componentes y afirmó que esta medida permitirá crear y mantener 1.500 puestos de trabajo.

Asimismo, la empresa indicó que empezará a fabricar en Michigan ejes para la próxima generación de modelos 'pick-up', lo que permitirá la creación de 450 puestos de trabajo en Estados Unidos. La firma señaló que esta decisión incluye operaciones que se realizaban anteriormente en México.

Al mismo tiempo, la empresa destacó que uno de sus proveedores ha anunciado su compromiso de fabricar los componentes de la próxima generación de estos modelos 'pick-up' en Michigan, trasladando cien puestos de trabajo de México a Estados Unidos.

"Como nuestra base de producción aumenta su competitividad, estamos en disposición de incrementar nuestra inversión, lo que dará como resultado más empleos en Estados Unidos y mejores resultados para nuestros propietarios", aseguró la presidenta y consejera delegada de la empresa, Mary Barra.

Barra añadió que Estados Unidos es su mercado local y explicó que en su corporación están comprometidos con el crecimiento, lo que es positivo tanto para sus trabajadores, como para los concesionarios y para los proveedores, al tiempo que aporta más valor a los accionistas.

La multinacional recordó que en los últimos cuatro años ha creado 25.000 empleos en Estados Unidos y ha sumado cerca de 3.000 millones de dólares (2.857 millones de euros) en salarios y beneficios para la economía del país. Además, señaló que ha recortado en 15.000 efectivos su plantilla fuera de Estados Unidos.

"Seguiremos con nuestro compromiso de gestionar un negocio más eficiente", afirmó Barra, al tiempo que subrayó que su previsión es que la plantilla de la firma en el país se incremente en 5.000 personas en los próximos años.

comentarios1WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin

Comentarios 1

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

Juan
A Favor
En Contra

Caramba, y lo dicen como si estuvieran haciendo un favor a la economía Norteamericana, cuando son los norteamericanos los que rescataron a GM de la Bancarrota.

Pero vamos que ya se han hecho caca con el Señor Trump. Un Trump de estos necesitamos aquí para que elimine del mercado laboral a los miles de chupópteros que viven del cuento y del trabajo de los demás.

Puntuación 12
#1