Empresas y finanzas

Oliu aprueba el dividendo en Sabadell y plantea aumentos a medida que crezca el beneficio

  • Los ejecutivos creen que la guerra tendrá un impacto limitado en el banco
  • El presidente considera "exitosa" la decisión de seguir sin fusiones
  • Defiende los salarios porque se cumplieron objetivos en un 117%
El presidente del Banco Sabadell, Josep Oliu.

El Banco Sabadel ha aprobado en la Junta General de Accionistas  un dividendo de 0,003 euros por título. Además la Josep Oliu ha planteado que el consejo de administración, en los años sucesivos, incremente la retribución al accionistas a medida que se vayan consolidando tasas de beneficio superiores y se afiance la generación de capital.

El banco ha propuesto a la junta un dividendo de tres céntimos por acción, lo que supone un payout del 31,8% y una retribución por acción del 5,1%, tomando como referencia el precio a cierre de 2021. Cabe recordar que la entidad cerró el ejercicio con un beneficio neto que superó las previsiones del mercado, al ganar 530 millones de euros. La rentabilidad del grupo, medida por el ROTE, se situó en el 5%, acercándose de forma veloz al objetivo marcado en el plan estratégico del 6% para 2023, de modo que la entidad apuesta por alcanzar dicha meta un año antes, es decir, a cierre de este año.

Oliu, no obstante, aseguró que aunque la pandemia ya no parece el tema central de la economía, la invasión de Ucrania por parte de Rusia plantea nuevas incertidumbres. "La senda de recuperación post-pandemia seguirá en 2022, aunque atenuada, en parte, por los impactos negativos de la guerra", dijo, para añadir que "aún no es posible de cuantificar estos impactos". El presidente del banco reconoció que, de momento, esta incertidumbre se ha reflejado en una escalda en los precios de la energía y de las materias primas, así como en episodios de escasez de algunas de ellas que afectan al tejido empresarial español. "Todo apunta a que estos hechos configurarán una nueva etapa de las relaciones internacionales, no solo políticas, sino también económicas", dijo.

Ante este escenario, el presidente aseguró que el Sabadell parte de una posición reforzada de solvencia y liquidez y una rentabilidad que se verá mejorada por la proyección de una subida de tipos de interés a partir de final de año. No obstante, dijo que el foco de atención del banco durante el próximo año será el control de la morosidad, acompañando a las empresas los efectos de desabastecimiento o de los mayores costes.

De momento, Oliu aseveró que gracias a las moratorias hipotecarias y a las garantías del ICO se evitó que la pandemia tuviera efectos graves y no ha tenido impacto "significativo" sobre la morosidad en el sistema crediticio. "No obstante, la coincidencia del final de los vencimientos de los préstamos amparados por la garantía del ICO con el inicio de la disrupción producida por el estallido de la guerra recomienda prudencia para encarar sus posibles efectos", apuntó.

Respecto a las fusiones y tras romperse a finales de 2020 las negociaciones entre BBVA y Sabadell para una unión por diferencias sobre la valoración del banco que preside, Oliu dijo que "la decisión estratégica de seguir como banco en solitario tomada a finales del 2020 […] se ha revelado muy exitosa por la revalorización del banco, tanto absoluta como relativa respecto a los demás competidores". El Sabadell acumuló una revalorización del 67% en 2021 y del 25% en los primeros meses de este 2022.

Defiende los salarios

El presidente del grupo financiero, por otro lado, recordó que el banco somete a la junta la remuneración de los consejeros, que marcan los conceptos fijos, variables y aportaciones a fondos de pensiones, y detalló que el salario variable de 2021 se determina sobre la base del cumplimiento general de objetivos por el banco que en dicho año ascendió al 117,41%. "Este porcentaje también determina la retribución variables del Consejero delegado", apuntó. Para 2022, recordó que no se han variado las retribuciones fijas previstas ni para él como presidente ni para César González-Bueno, como consejero delegado.

El proxy advisor Glass Lewis aconsejó a los accionistas del Sabadell votar en contra del informe de remuneraciones de los consejeros ya que mostró su preocupación por la alta cuantía de la parte fija del salario de González-Bueno, ya que no está ligada directamente con el desempeño. El consejero delegado percibió en 2021 un salario fijo de 1,5 millones de euros. Finalmente, el 61,3% de los accionistas votó a favor del Informe Anual sobre Remuneraciones de los consejeros 2021, con un 38,4% en contra y el 0,29% de abstenciones.  

Objetivo, mejorar la rentabilidad

El consejero delegado del Sabadell, César González-Bueno, adelantó en la junta de accionistas cuál es el trabajo que tiene por delante el banco de cara a 2023, último año en el que completará su plan estratégico. El banquero señaló que el objetivo es que el margen de intereses crezca a un dígito bajo hasta 2023 (en 2021 se incrementó un 0,8%), mientras que las comisiones lo hagan a dígito medio (crecieron un 8,7% el año pasado). En cuanto al ratio de activos problemáticos, persigue que quede por debajo del 5% de cara al próximo ejercicio, frente al 4,4% a cierre de 2021. En el lado de la rentabilidad, el consejero delegado destacó que el objetivo es alcanzar un ROTE del 6% en 2023 (fue del 5% el año pasado), aunque "los buenos resultados alcanzados en 2021 y la buena marcha de la transformación nos ha llevado a anticipar el objetivo de 2023 a este año 2022".

González-Bueno recordó que el plan estratégico prevé una importante mejora en la rentabilidad del banco y este año van a "acelerar la transformación" de esta hoja de ruta para "seguir entregando buenos resultados trimestre a trimestre".

Respecto a la guerra, recordó que además del sufrimiento de muchas personas, puede tener efecto sobre la economía global. "El impacto directo de esta crisis sobre Banco Sabadell es limitado pero, lógicamente, estamos expuestos al impacto que la situación actual tenga sobre la economía española", señaló. "En cualquier caso, tenemos unos fundamentos sólidos y una hoja de ruta clara para seguir mejorando la rentabilidad en el futuro y así aumentar el valor generado para los accionistas. Tengo mucha confianza en el proyecto de Banco Sabadell", concluyó.

Reelecciones y nombramientos

Los accionistas también han aprobado las cuentas anuales --Balance, Cuenta de Pérdidas y Ganancias, Estados de cambios en el patrimonio neto del ejercicio, Estados de flujos de efectivo y Memoria--, así como el Informe de Gestión de Banco de Sabadell, Sociedad Anónima, y de su grupo consolidado.

Los nombramientos aprobados comprenden la reelección de Luis Deulofeu, Pedro Fontana, George Donald y José Manuel Martínez como consejeros independientes, a propuesta de la comisión de nombramientos, así como la reelección de David Martínez como consejero dominical, a propuesta del consejo de administración.

comentarios2WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin

Comentarios 2

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

Asi Nos Va
A Favor
En Contra

Quien revisa lo que escribe el becario, retribucion por accion 0,003 € no sera 0.03 €, o lo haceis a posta

Puntuación 0
#1
Info
A Favor
En Contra

No es lógico en pleno ERE tener unos sueldos astronómicos, 35 millones de Euros en sueldos del con de Administraciin. Lo más lógico es tener sueldos fijos mucho más bajos y si consiguen objetivos tener más peso de variables. Eso supondría tener que trabajar, arriesgar y tener desempeño y dar ejemplo.... A costa de los remeros se mantiene el buque navegando, a veces esto se olvida en muchas empresas.

Puntuación 1
#2