Empresas y finanzas

El IPC encarecerá la luz, carburantes, alimentos y vivienda durante 2022

  • Los costes se repercutirán en transporte y logística
  • El BdE ya habla de "sobrevaloración" en el mercado inmobiliario
Foto: Archivo

El índice de precios al consumo (IPC) cierra 2021 marcando una subida de la tasa interanual de hasta el 6,7% según los datos avanzados publicados ayer por el Instituto Nacional de Estadística (INE). Esta cifra supone un crecimiento de más de un punto en el último mes, el mayor desde 1992. Pero las previsiones para el año que viene, lejos de relajarse, muestran un traslado de este aumento de precios a los productos finales y a los servicios del día a día y, con ello, a los bolsillos de los ciudadanos, originando un efecto dominó que toca ya a todos los sectores.

En el comportamiento interanual del IPC destaca, según el INE, la subida de los precios de la electricidad y, en menor medida, de los alimentos, que el año anterior habían registrado caídas como consecuencia de los parones relacionados con la irrupción del Covid-19. La escalada récord de la factura de la luz, que ha crecido hasta alcanzar un precio medio de 115 euros MWh durante este año, cuando la media de los últimos años rondaba los 50 euros, pero según muestran los futuros no se relajará durante los primeros meses de 2022 y, por su naturaleza, aumentará los costes de la mayor parte de los productos y servicios del día a día.

Los combustibles también han estado subiendo durante todo el año. La gasolina comenzó el ejercicio en cifras que se colocaban en 1,20 euros el litro, llegando a superar el 1,5 euros el litro a mediados de noviembre y cerrando el ejercicio alrededor de los 1,49 euros. Este aumento del 24% es similar al que sufrió durante este ejercicio el diésel, que pasó de 1,08 euros el litro en enero a 1,35 euros a finales de diciembre, un 25% más.

En este sentido, el transporte es uno de los sectores más afectados y, según confirman desde el sector, se verán obligados a trasladar estos aumentos de precio a sus servicios. "Tenemos que mostrar que los costes suben y lo repercutimos de manera transparente", decía hace unas semanas Daniel Carrera, presidente de UPS Europa, en una entrevista con elEconomista. Esta misma postura la mantenía días después Luis Doncel, presidente de GLS Iberia, "tenemos que hacer los ajustes necesarios en las tarifas para que todos repartamos el esfuerzo económico", reseñaba situando en el 6% el incremento de costes sufrido este año y que tendrán que trasladar.

Más allá de la logística, el transporte de pasajeros, tanto en tren, avión o barco, también está sufriendo un aumento de costes derivado del precio de los combustibles y la electricidad. Si bien las tasas que paga este tipo de transportes se han mantenido inalteradas durante todo el ejercicio de 2021, el auge de las materias primas llevará a un aumento de precios, sobre todo, en los billetes de avión. Así lo señaló hace unas semanas la Asociación Internacional del Transporte Aéreo (IATA) y su director general, Willie Walsh, que expuso que el sector vivirá un aumento de precios en los próximos meses.

Siguiendo con el transporte, el precio de la compra de vehículos también se verá afectado. A la escasez de chips y los retrasos de los últimos meses que han llevado a la falta de stock, se suma el fin de la moratoria WLTP y el aumento del Impuesto de Matriculación. Todo ello puede llevar a una subida de 12 euros en la letra mensual para el conductor, según Unoauto, el portal vertical de vehículo nuevo de Sumauto. Por tanto, seguirá la tendencia que ya se marcó este año cuando el precio medio de un vehículo nuevo subió un 6,7%, según la Agencia Tributaria, llegando hasta los 20.291 euros.

Y del transporte, a la alimentación. La cesta de la compra seguirá subiendo el próximo año. Ignacio González, presidente de Aecoc, lanzó en el último congreso anual de la asociación de fabricantes y distribuidores del sector de gran consumo una advertencia: "Estamos ante una tormenta perfecta y va a haber mucha tensión porque nuestros márgenes son muy ajustados", recalcó, tras recordar que ya percibe un incremento de precios en los productos agrícolas y ganaderos. El problema, añadió, además, es que "de aquí en adelante no hay previsión de una bajada, sino más bien al revés y la situación puede ir a peor en los próximos meses".

Sobrevaloración en la vivienda

El precio de la vivienda mantendrá la tendencia alcista en 2022. Así lo aseguran los players del sector inmobiliario, que señalan un contexto marcado por el incremento de las materias primas, la falta de mano de obra y la inflación. Desde la consultora CBRE cifran la subida media de precios en el 4,2%. La obra nueva se encarecerá un 6,5%, mientras que la de segunda mano lo hará en torno al 4%. Por su parte, el servicio de estudios de CaixaBank prevé un avance medio del 4%, y descartan que los precios entren en una espiral alcista preocupante a medio plazo, sino que experimentará un crecimiento acorde con la evolución de la renta de las familias. En cuanto al mercado del alquiler, donde se ha impuesto la tendencia a la baja en el último año, los expertos estiman un cambio de rumbo con subidas que podrían llegar al 5%, según la Agencia Negociadora del Alquiler.

El Banco de España, por su parte, ya alerta de la existencia de una "sobrevaloración" del precio de la vivienda en nuestro país, aún en niveles moderados y por tanto, sin temor a que se dé una burbuja de momento. No obstante, el supervisor nacional asegura que el precio de la vivienda se encareció un 3% en el segundo trimestre del año y un 4,5% en el tercero, por lo que se mantendrá vigilante ante esta tendencia alcista. Precisamente, el organismo aprobó la semana pasada una nueva circular con tres nuevas herramientas macroprudenciales para evitar la acumulación de riesgos en el sector financiero que le da competencia para intervenir las condiciones en la concesión de préstamos a determinados sectores, como el inmobiliario, lo que podría desembocar en un encarecimiento del crédito.

En el lado del alquiler, la subida del IPC que se conoció ayer encarece los arrendamientos de vivienda una media de 46 euros en diciembre, según Idealista, la mayor subida en 30 años. El precio mediano en España de una vivienda de dos habitaciones en alquiler cerró 2020 en 680 euros. Con la revisión actual, la renta llegaría a 726 euros.

comentarios10WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.

A Favor
En Contra

Los inversores no son tontos y en la roja Cataluña habrá muy poca inversión y muy poco alquiler. Ya muchos catalanes emprendedores están vendiendo sus pisos en Barcelona y comprando en Madrid. Hay mucho listo que se piensa que el comunismo es la solución es la solución para que seas más pobre y te manipulen como a un muñeco de feria.

Puntuación 26
#1
Estafas electricas bancarias corrupcion politica
A Favor
En Contra

Estafas electricas bancarias y corrupcion politica adjunta hunden la economia española con total descaro e impunidad garantizada

Puntuación 7
#2
presion fiscal . estafas electricas y bancarias
A Favor
En Contra

Presion fiscal y recaudatoria , estafas electicas y bancarias ,rescates sin devolver

, amnistias fiscales para defrauiadaores y evasores ,delincuencia economica y corrupcion politica adjunta , la impunidad en su maxima expresion

Puntuación 4
#3
Al 2 y al 3
A Favor
En Contra

El mantra podemita. Pero es mentira.

La economía la hunde la izquierda con sus medidas chavistas, aumentar 100.000 millones el gasto anual. Encima, todo con nueva deuda, porque antes de la subida ya teníamos déficit.

Para cerrar la brecha, aumenta la presión fiscal, que detrae dinero privado para ir al sector público, ese lugar donde es cuidado con mimo.

Deja de escribir tontunas y disfruta de tu voto

Puntuación 18
#4
ANALISTA DE HECES
A Favor
En Contra

A LOS VOTANTES DE IZMIE RDA LES DESEO QUE SE MUERAN DE HAMBRE ELLOS Y SUS PVTAS FAMILIAS

Puntuación 12
#5
ss
A Favor
En Contra

Han dado dinero a las empresas y sólo a las anteriores. Los precios suben porque son unos torturadores, teniendo las pistolas a desplumarles, después a pegarles el tiro. VIVA ETA.

Puntuación -14
#6
Inflación
A Favor
En Contra

La inflación es un cáncer que ataca gravemente las economías más humildes. Sus inevitables consecuencias se verán a lo largo de 2022.

Puntuación 12
#7
Benalmadena
A Favor
En Contra

A que no sabéis que en los cálculos del ipc, electricidad y gasolina no representan ni el 1% del total? A que todos los usamos a diario?

A ver cuando te andáis cuenta de todas ls mentiras... coged cuánto gastasteis el año pasado en electricidad y gasolina y me contáis si el incremento es de un 6,7%. Completamente absurdo desde que la gasolina estaba a 1€/L y hoy a 1,5... por mis cálculos eso es un incremento del 50% y la electricidad ni hablamos.

Puntuación 8
#8
A Favor
En Contra

A R...

Puntuación -1
#9
guille
A Favor
En Contra

La realidad es lo que sucede a tu alrededor mientras tú estás en otras cosas".

El problema de los dirigentes políticos es el de siempre, están en el discurso propagandístico de manera permanente mientras la realidad del ciudadano va por otros derroteros; Sánchez practica algo peor aún, trata de acomodar la realidad a su percepción y quiere hacernos ver que la realidad que vivimos es la que él nos predica. Naturalmente esto trae la consecuencia de falta de credibilidad, tal como ha sucedido con la trola de la "luz", el discurso económico va mal con las mentiras, los euros vuelan en el bolsillo de los ciudadanos cuando se atienden las necesidades más esenciales, y ya vemos lo que está pasando con salarios y pensiones que van a perder un buen pellizco en esta batalla de los precios. Los millones de euros Europeos para determinados sectores no pueden ocultar las perdidas de poder adquisitivo de una buena mayoría de la población. Si a una subida de precios muy elevadas se le añaden subidas de impuestos, ocultos unos y a la vista otros, las consecuencias no tardarán en manifestarse, y no van a gustar al engolado Presidente.

Puntuación 1
#10