Empresas y finanzas

ACS vende al fondo inglés Aberdeen su autopista en San Francisco

  • La multinacional traspasa su participación, del 50%, en Presidio Parkway
Florentino Pérez, presidente de ACS

ACS ha acordado la venta de su participación del 50% en la autopista Presidio Parkway, en California (Estados Unidos) al fondo británico Aberdeen Infrastructure, según indican fuentes financieras a 'elEconomista'. La operación se enmarca dentro de la rotación de activos maduros del grupo que preside Florentino Pérez para reducir deuda y abordar nuevas inversiones.

Hochtief, la filial alemana de ACS, sacó al mercado a comienzos de este año su participación en Golden Link Concessionaire, la concesionaria que explota Presidio Parkway, una carretera que permite el acceso al Golden Gate de San Francisco. Mitsubishi UFJ Financial Group (MUFG) ha actuado como asesor de la venta.

El 50% restante de Presidio Parkway es propiedad del fondo francés Meridiam Infrastructure, que mantiene su posición y cuya vocación de inversión es a muy largo plazo.

El contrato, por un importe de más de 800 millones de euros, implicó la mejora del acceso en su parte sur al Golden Gate de San Francisco

Con la compra, Aberdeen refuerza su presencia en el mercado de autopistas en Estados Unidos, donde ya participa en activos, como la I-77 de Carolina del Norte que controla Ferrovial. Precisamente la compañía que preside Rafael del Pino, a través de su filial Ferrovial Servicios, está ligada a Presidio Parkway a través de un contrato de mantenimiento -esta división en Norteamérica ha sido absorbida por el área de Construcción-.

El proyecto para la reconstrucción y posterior operación de Presidio Parkway fue adjudicado en 2010 por el Departamento de Transportes de California (Caltrans) y la Autoridad de Transportes del Condado de San Francisco a Hochtief PPP Solutions y Meridiam, con Flatiron, filial del grupo germano en Estados Unidos, y Kiewit como constructores.

El contrato, por un importe de más de 800 millones de euros, implicó la mejora del acceso en su parte sur al Golden Gate de San Francisco -uno de los puentes más famosos del mundo-, con una longitud de 2,5 kilómetros, y la concesión para la operación mediante un mecanismo de pago por disponibilidad. Las obras se ejecutaron entre 2012 y 2015, año que se inició la explotación, cuya duración se prolonga hasta 2045. Antes de la pandemia, el tráfico medio diario se situaba en el entorno de los 110.000 vehículos.

ACS tiene 15 proyectos en EEUU con un valor de 19.000 millones

Hochtief y Meridiam se impusieron en la puja final precisamente a ACS, que en aquel momento únicamente controlaba el 30% de la alemana, y al consorcio integrado por Globalvia y los que entonces eran sus dueños, FCC y Caja Madrid.

Tras la desinversión de Presidio Parkway ACS tiene 15 proyectos concesionales en cartera en Norteamérica, su principal mercado en el mundo, con una inversión acumulada de 19.000 millones de euros.

Rotación de activos maduros

ACS ha vendido la totalidad de su participación en Presidio Parkway. Continúa así con la rotación de activos concesionales. En 2020 vendió el 74% de sus participaciones en seis autovías a Hermes. En 2019 vendió el 75% de sus acciones (el 50% del capital) en la I-595 Express de Florida a su socio TIAA y el 50% de Northeast Anthony Henday, concesionaria de la circunvalación de Edmonton, en Canadá, a su socio Meridiam.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.