Empresas y finanzas

Estas son las medidas de flexibilidad que están proponiendo las empresas españolas: teletrabajo, horario flexible...

  • El teletrabajo es ya algo ofrecido por más de la mitad de las empresas

A la hora de ofrecer condiciones laborales, parece cada vez más claro que las empresas saben que la pandemia ha provocado un cambio de contexto en el que los empleados valoran cada vez más la flexibilidad.

Así se recoge en una nueva encuesta realizada por Randstad y la CEOE sobre tendencias en Recursos Humanos.

En un amplio estudio, una de las cuestiones que se planteaban es qué opciones de flexibilidad están planeando ofrecer y ofrecen ya en los próximos tres años.

Estas son las medidas que más se repiten en la encuesta:

- Teletrabajo (ofrecida por el 51% de las empresas)

- Horario de entrada/salida flexible (40%)

- Jornada intensiva (35%)

- Vacaciones flexibles (29%)

- Reducción de horario de comida para salir antes (18%)

- Bolsa de hora de relaciones personales (14%)

- Bolsa de vacaciones intercambiable con compañeros (6%)

- Flexibilidad para personal mayor de edad (4%)

- Job sharing (un puesto de empleo compartido por dos personas si se ponen de acuerdo) (3%)

- Semana laboral de 4 días (3%)

El teletrabajo ha conseguido liderar el listado de las medidas de flexibilidad que planean aplicar de aquí a los próximos tres años las empresas, duplicándose respecto al periodo anterior a la crisis del COVID-19.

Por contra, uno de los aspectos más en boga en los últimos meses como la semana laboral de cuatro día solo es valorada por el 3%.

La perspectiva de las empresas tras la pandemia

Además de esto, el estudio señala que, a pesar del impacto sufrido por la pandemia, el 51% de las empresas confía en contratar nuevos profesionales en los próximos 12 meses. Un nuevo empleo que se incorporará para compensar la rotación existente, apoyar el crecimiento del negocio o para contar con nuevas habilidades y competencias.

La mayoría de los empresarios que prevé contratar (62%) consideran que la dificultad para cubrir una vacante no cambiará de manera significativa respecto a la situación precrisis y un 25% incluso tienen una previsión optimista y creen que lo tendrán más fácil que antes.

El informe señala que tres de cada diez empresas comparten una visión positiva respecto a la evolución futura de la situación económica, ya que esperan crecimientos en el sector y en la propia empresa. Aunque son mayoría la proporción de empresas que se muestra pesimista hacia el futuro inmediato y prevén un cierto decrecimiento hasta el final del 2021 en la economía del país (64%), lo que conllevará la reducción del volumen de su negocio (31%).

Las empresas continúan considerando que la influencia de la crisis sanitaria sigue siendo muy considerable en la economía. De hecho, un 32% de las compañías consideran que los efectos han sido graves o muy graves, mientras que para un 43%, fueron moderados, y tan solo una de cada cuatro empresas no experimentaron consecuencias negativas.

Sin embargo, la mayoría de las empresas (75%) creen haber contado con buenas condiciones organizativas para enfrentarse a los desafíos generados por la pandemia.

De cara al próximo año, las empresas tienen como principales objetivos organizativos la productividad (elegida por el 65% de las empresas), la seguridad (53%), y los procesos innovadores y tecnológicos (45%).

El estudio elaborado por Randstad y CEOE también señala uno de los grandes desafíos que tienen por delante las empresas: su transformación y adaptación a la nueva normalidad. La seguridad de los empleados, la productividad y eficacia de los procesos, y la digitalización e innovación, con el fin de poder asegurar la de calidad son, actualmente, los factores más importantes para los empresarios a la hora de emprender esa adaptación.

Por otro lado, las limitaciones a los que los empresarios temen que se van a tener que enfrentar en la actual situación será la falta de rapidez en la toma de decisiones (para el 26%), un capital financiero limitado y demasiadas prioridades que compiten entre sí (ambas con el 24%).

Otras posibles limitaciones serán la falta de tecnología (13%), la ausencia de preparación (12%) y poca visión de futuro (11%).

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin