Empresas y finanzas

Cómo tu móvil te ayuda a consumir menos energía

  • Hay 'apps' que permiten saber cuánta electricidad gastamos y dónde ahorrar
Imagen: iStock.
Madrid

Quizá no lo imaginabas, pero si lees este artículo en la tranquilidad de tu casa, podrías estar prestando un servicio a la lucha contra el cambio climático: los hogares son piezas claves en la estrategia global de sostenibilidad. Y es que los edificios representan nada menos que el 40% de todo el consumo energético de la Unión Europea.

Buena parte de ese consumo tiene que ver con factores estructurales, como la orientación, la calidad constructiva, el aislamiento térmico, la zona climática en la que esté ubicada... Mejorar estos elementos se traduciría en notables ahorros, y ya hay planes tanto a nivel europeo como en España para rehabilitar edificios con vistas a incrementar el rendimiento energético de los inmuebles.

Ahora bien, hay mucho que podemos hacer en nuestro día a día, por ejemplo, introduciendo cambios en la manera en la que consumimos electricidad. En España, la vivienda supone la quinta parte de toda la energía consumida y una cuarta parte de la electricidad. El consumo medio anual de electricidad por hogar es de 3.487 kilovatios hora (kWh), lo que implica un consumo medio mensual de 291 kWh por cada vivienda. Saber cómo se origina cada consumo puede ayudarnos a gastar menos y reducir la factura de la luz, con lo que además contribuimos a la sostenibilidad.

En general, casi la mitad de la energía va destinada a la calefacción, seguida de los electrodomésticos (un 19,4%) y el agua caliente (18,9%). Quizá no sorprenda descubrir que el frigorífico es el aparato que más consume, más de un 30%, aunque solo sea porque está siempre encendido. Los nuevos tramos horarios de la tarifa de la luz han motivado muchos comentarios sobre cuándo poner la lavadora, responsable hoy día del 11,8% del consumo. Pero según el IDAE (Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía) es la televisión la que ocupa el segundo lugar del podio, con el 12,2% del total.

En España, la vivienda supone la quinta parte de toda la energía consumida y una cuarta parte de la electricidad

La combinación de esta información con recomendaciones generales puede ayudarnos a ser más eficientes y reducir consumos innecesarios. Por ejemplo, hoy sabemos que los aparatos en standby representan algo más de un 2% de nuestro consumo total y casi el 11% del generado por los electrodomésticos. Se estima que si todos los hogares desconectaran todos los equipos cuando no se usan se ahorraría unos 3,7 millones de kWh -el consumo diario de más de 400.000 hogares- y se emitirían 1.000 toneladas menos de CO2 cada día. Del mismo modo, el uso masivo de bombillas de bajo consumo y una climatización más razonable en verano e invierno acarrearía ahorros muy significativos.

Pero ¿y si pudiéramos conocer exactamente nuestro gasto y saber si es razonable o excesivo? La tecnología y el avance de la digitalización en el sector energético hacen posible que los consumidores tengamos mucha más información sobre nuestros consumos y la manera de reducirlos. Así, las principales comercializadoras de energía disponen de apps propias que permiten a sus clientes consultar su consumo habitual: "El primer paso es que nuestros clientes se familiaricen con el consumo que tienen en sus hogares -explica Carlos García Murcia, gerente de Negocios Comerciales de Repsol-. Esto quiere decir que, cada vez que finaliza un periodo, ellos sepan si han consumido mucho o poco en relación con otros periodos similares, y no solo cuánto han consumido sino cómo han consumido". Vivit, la nueva app de Repsol para sus clientes de electricidad y gas, permite consultar los consumos por día y hora, incluido el detalle de cada electrodoméstico, y refleja esta información tanto en kilovatios hora como en euros.

Además, gracias al uso de herramientas de inteligencia artificial y machine learning, Vivit es capaz de desagregar cómo se ha repartido el consumo eléctrico por cada dispositivo conectado y en los próximos meses desarrollará otras funcionalidades, como recomendaciones personalizadas para reducir nuestro consumo o comparativas que permitirán tomar como referencia las características de nuestra casa (metros cuadrados, convivientes, año de construcción) para contrastar nuestro consumo con el de otras viviendas similares.

"Al asesorar a nuestros clientes para que consuman de una manera cada vez más eficiente -damos respuesta a una demanda que ya existe en nuestra sociedad y avanzamos en la transición energética", añade Carlos García Murcia. Vivit permite asimismo a los clientes de gas compensar la huella de carbono asociada a su consumo mediante proyectos de reforestación, si así lo desean.

Transformación digital y transición energética están más relacionadas de lo que parece. La propia Comisión Europea reconoce que las tecnologías digitales "ayudan a reducir el impacto medioambiental de manera significativa". Ya sabemos que solo hace falta un teléfono móvil y un poco de organización para contribuir a la transición energética desde casa.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.