Empresas y finanzas

Bruselas toma partido en la revuelta de los desarrolladores contra Apple: le acusa de control del mercado con su App Store

  • Spotify denunció a la compañía por perjudicar a su negocio
  • En EEUU, la próxima semana se abre el caso de Fortnite que es parecido
  • La compañía de la manzana ya se libró de una multa histórica

La Comisión Europea ha acusado este viernes a la compañía norteamericana Apple de actuar como "guardián" del acceso a las aplicaciones y abusar de una posición dominante en el mercado de la distribución de música en 'streaming' a través de su tienda online, App Store, una práctica que distorsiona la libre competencia y viola las reglas de la UE. Bruselas actúa después de una denuncia de Spotify, en la que plantea que su aplicación se ha visto relegada si no se usa el sistema de pago de Apple, en línea con la lucha que mantiene Epic Games en EEUU.

La revuelta contra Apple de los desarrolladores de aplicaciones ha cogido nivel institucional. Spotify denunció a Apple por considerar que el sistema de pago del App Store perjudicaba a su aplicación. Apple obliga a utilizar su sistema de pago y se queda generalmente un un 30% de comisión, si es de pago.

Después de dos años, la Comisión Europea se ha puesto en danza y ha planteado una acusación formal por control del mercado al obligar a los desarrolladores a pasar por su sistema de pagos en la aplicación de Apple para vender contenido digital.

"Nuestra conclusión preliminar es que Apple infringe la normativa comunitaria en materia de competencia. AppMusic compite con otros servicios de 'streaming' de música pero Apple cobra comisiones elevadas a sus competidores en su tienda online y les impide informar de otras alternativas de suscripción", ha indicado la vicepresidenta de la Comisión Europea responsable de Competencia, Margrethe Vestager.

En un breve mensaje a través de Twitter para anunciar el envío del pliego de cargos a la compañía norteamericana, Vestager ha subrayado que son los consumidores los que "salen perdiendo" por estas prácticas irregulares. 

Bruselas inició una investigación en profundidad en junio del pasado año al sospechar que la multinacional impone el uso obligatorio de su propio sistema de compras y restringe la capacidad de los desarrolladores de aplicaciones para informar a los usuarios de iPhone y iPad sobre posibilidades más baratas de sus contenidos en otras plataforma.

La práctica de Apple no solo le está generando problemas en Europa, también en EEUU. Epic Games, el desarrollador de Fortnite tiene abierto un frente judicial por el mismo motivo.

Las prácticas de Apple terminan perjudicando a los usuarios finales, según la Comisión

Bruselas ataca a dos de las cláusulas que Apple impone en sus acuerdos con los desarrolladores de aplicaciones para la transmisión de música online, como Spotify, incluida una tasa del 30% sobre todas las suscripciones contratadas a través del sistema de compra de la aplicación (IAP) que imponen los de Cupertino.

El Ejecutivo comunitario ha constatado en su investigación que la mayoría de proveedores repercutía esta comisión en la tarifa aplicada a los usuarios finales, lo que aumentaba los precios con respecto a los servicios propios de Apple.

También preocupa a los servicios de la comisión que Apple limitara la capacidad de los desarrolladores de estas aplicaciones de informar a los usuarios de otras opciones de compra más baratas fuera de App Store, ya que aunque Apple permite a sus usuarios contratar suscripciones por otra vía también impide que sean informados de ello.

La respuesta oficial de Apple es que Spotify se aprovecha de la plataforma de descargas y que solo pretende que todos los desarrolladores prosperen. De fondo, está la cuestión de si el más beneficiado en el App Store es Apple Music, la aplicación propia de la compañía de la manzana.

Pero el enfrentamiento de Spotify y Apple forma parte de un movimiento más amplio. Los desarrolladores cada vez protestan más por las condiciones de Apple. La próxima semana, un tribunal federal en EEUU abrirá el caso de Epic Games, que alega que Apple abusó de su dominio al expulsar a Fortnite del App Store, por no utilizar dentro del videojuego el sistema de pago de Apple.

Desde hace años la Comisión Europea tiene declarada la guerra a las grandes tecnológicas de EEUU para que sus modelos respeten el marco europeo de competencia. La lucha se remonta a la multa histórica a Microsoft hace más de diez años. Bruselas tiene abiertas investigaciones contra Amazon o Google.

Tras la acusación formal de Bruselas, Apple tendrá oportunidad de defender su caso antes de que la Comisión Europea emita una sanción, que podría ascender al 10% de sus ingresos anuales de la compañía o verse obligada a ajustar sus prácticas comerciales.

Apple ya ganó la última batalla contra la Comisión al derribar en los tribunales la multa de 13.000 millones por aprovecharse del sistema tributario de Irlanda, donde tiene su sede para operar dentro de la Unión Europea.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin