Empresas y finanzas

Qué saber antes de comprar una casa prefabricada como vivienda habitual o segunda residencia

  • El sector ofrece varios tipos de modelos, precios y calidades
  • La construcción industrializada es la opción más idónea
  • Es necesario una licencia urbanística e inscribirse en el registro
Qué saber antes de comprar una casa prefabricada como vivienda habitual o segunda residencia
Madrid

El confinamiento que obligó la gestión de la pandemia del Covid-19 provocó un crecimiento de la compra de viviendas unifamiliares. Un tipo de inmueble donde las casas prefabricadas se están posicionando como una alternativa rápida, más cómoda y en ocasiones más barata.

Casas prefabricadas de construcción industrializada

El sector de las casas prefabricadas ofrece un gran abanico de posibilidades, desde pequeños refugios para disfrutar de entornos naturales o de casas móviles para disfrutar de unas vacaciones. Sin embargo, es el campo de la construcción industrializada el que ofrece las opciones más adecuadas para adquirir una casa cuya finalidad sea dar servicio como residencia habitual o segunda. 

En este sentido, la Plataforma de Edificación Passivhaus (PEP) asegura que la construcción industrializada representa un gran avance ya que reduce los plazos de entrega considerablemente y conlleva mayor calidad en la ejecución de las viviendas, gracias a una construcción mucho más precisa y que reduce significativamente las incidencias posventa. Además, esta modalidad constructiva es más sostenible que la construcción tradicional al generar menos residuos, más segura, ya que se desarrolla en fábricas y se producen menos accidentes laborales, y con gran potencial de generación de empleo, ya que se necesita un equipo más técnico y formado que trabaje en fábricas para el proceso de diseño y producción.

El precio de una casa industrializada es similar a una convencional 

Plataforma de Edificación Passivhaus explica que el perfil del cliente que busca estos sistemas generalmente cumple unos patrones: conseguir una casa totalmente a medida, con terreno exterior, en un plazo de tiempo corto y con un presupuesto cerrado desde el principio. Así, la búsqueda de un posible precio más barato no está dentro de las razones. 

"Es vital mencionar que el precio de una vivienda industrializada no dista mucho de una vivienda convencional, y que, si encontramos ofertas llamativamente económicas en cualquiera de los tipos (industrializada o prefabricada) deberíamos plantearnos el porqué de esa diferencia y si la calidad obtenida es realmente equiparable a otras ofertas", explica la plataforma.

Hipoteca automotor, el crédito de las casas de construcción industrializada

Las opciones casas prefabricadas de construcción industrializada que están pensada como vivienda habitual o segunda residencia requieren el mismo tipo de crédito que se necesita para construir una vivienda unifamiliar de cero y que son las hipotecas autopromotor. Más concretamente, las casas prefabricadas que podrán optar a esta hipoteca serán aquellas que estén ancladas en el suelo de forma consistente y, al igual que una casa tradicional, necesitan un proyecto de ejecución visado por el colegio de arquitectos y tener licencia de obra.

Licencias, IVA y permisos de construcción de las casas de construcción industrializada

Las casas prefabricadas de construcción industrializada de un tamaño importante están consideradas como un bien inmueble, porque la vivienda necesita estar anclada al suelo (cimentación) y recibir suministros de forma equiparable a una casa tradicional. Esta consideración obliga a solicitar permisos de construcción y licencias, y solo se podrá colocar en terreno urbanizable. Además, el tipo de IVA será del 10%. 

El portal inmobiliario Fotocasa explica que hay una serie de trámites imprescindibles para construir una casa prefabricada que vaya a estar anclada al suelo. 

- Ubicarse en suelo urbano y estar anclada al suelo:

- Contar con un proyecto del colegio de arquitectos, lo que implicará el gasto en los honorarios del cline

- Conseguir licencia de obra.

- Conseguir la cédula de habitabilidad -documento que acredita el cumplimiento de unos requisitos mínimos para que un espacio pueda ser habitado-.

- Cumplir con la normativa urbanística autonómica y local.

- Cumplir con la normativa técnica.

Esta serie de trámites implicaran unos gastos, que Fotocasa resume en los siguientes puntos:

- Estudios del suelo y cimentación del terreno

- Honorarios del arquitecto

- Tasas de licencia municipal de obra

- Acometida y alta en los servicios públicos de luz, agua, gas, teléfono…

- Inscripción en el registro de la propiedad e impuestos municipales

- Gastos de notaría

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.