Empresas y finanzas

Roig, "orgulloso" de los impuestos que paga Mercadona, pero reconoce "falta de calidad" en sus productos

  • El dueño de la cadena valenciana deja claro que no reducirá los precios
  • "La competencia lo está haciendo mejor", por lo que ya trabajan para solventarlo
  • Manda un mensaje crítico al Gobierno tras un año marcado por la covid-19
Foto: Europa Press.

El dueño y director de Mercadona, Juan Roig, en la presentación de los resultados del ejercicio 2020, ha hecho balance a la situación que vive la cadena valenciana. En medio de una guerra de supermercados, donde siempre ha dejado claro que no va a entrar en la reducción de precios, Roig apuesta por mejorar la calidad de sus productos, así como una defensa férrea de los impuestos que sirvan para garantizar la "sanidad, justicia y educación universal".

Con 766 millones destinados a la Seguridad Social en 2020 y 364 al Impuesto de Sociedades, Juan Roig se ha mostrado "orgulloso" de las cantidades que Mercadona aporta al Estado español. Unos impuestos que entran en "las leyes y reglas del juego" para dar servicios universales... aunque con una gestión de ellos, que el dueño de la cadena valenciana ha puesto en duda.

"Como sociedad civil debemos exigir que se agilicen los trámites. Esta crisis nos va a afectar económicamente y nos traerá problemas", ha reconocido el empresario achacando esto a la paralización del turismo, "principal motor de la economía española". Por ello, Roig ha dejado claro que a Mercadona "esta crisis le va a salir cara", aunque para solventarlo no pedirá ayudas a la Administración y saldrá por "sus propios medios".

"Mercadona ya trabaja para aumentar la calidad de sus productos, algo que los clientes podrán apreciar en los próximos años"

Una búsqueda de los objetivos que irá enfocada hacia "la mejora de la calidad". Confesando que a algunos productos "les falta calidad", Roig ha descartado entrar en la guerra de precios que han abierto otras cadenas como Aldi o Lidl. "Lo estamos arreglando y en unos años, nuestros clientes lo van a ver", ha remarcado el dueño de Mercadona.

"Algunos competidores nuestros lo están haciendo mejor que nosotros, pero eso nos hace ponernos las pilas", dijo. Los regionales se adaptan mejor a las necesidades de los clientes, las multinacionales tienen una gran cartera de proveedores en todo el mundo y los pequeños tratan mejor los productos frescos que nosotros", ha indagado Roig.

Mercadona gana un 17% más pese a perder cuota

Todo en un año marcado por la pandemia y el tirón del consumo en el hogar. Por ello, Mercadona incrementó sus ventas hasta 26.932 millones de euros (un 5,5% más). La empresa cerró el año con un beneficio neto de 727 millones, un 17% más que el ejercicio anterior.

Y eso pese a que según Roig, en un "año atípico" marcado por la pandemia cayeron las visitas a las tiendas un 16% pero el ticket de compra medio creció un 26%, hasta 29 euros. Pese a ello, el presidente de Mercadona reconoció que la firma ha perdido medio punto de cuota de mercado en ventas.

comentarios6WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin

Comentarios 6

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

Baje a la realidad
A Favor
En Contra

"Roig ha descartado entrar en la guerra de precios que han abierto otras cadenas como Aldi o Lidl. "Lo estamos arreglando y en unos años, nuestros clientes lo van a ver", ha remarcado el dueño de Mercadona."



Los clientes volveremos en unos años en ese caso.

Mire, Sr Roig, la fruta que usted ofrece es en muchas ocasiones imposible de comprar, no se puede consumir. Peras rocha medio podridas, llenas de imperfecciones, echadas a perder. Manzanas de una calidad bajísima. Y lo más grave, siendo usted valenciano: unas naranjas que dan pena.

La carne es muy cara para la calidad que usted ofrece y del pescado qué se puede decir. La sepia que Carrefour vende a 7 euros usted la pretende vender a 11. El rape que Carrefour vende a 8,90 usted lo pretendía vender la semana pasada a 18 euros el kg.

Puntuación 10
#1
artesano
A Favor
En Contra

Menos mal que hay alguien con cordura y lo dice. A ningún politico se le ocurre decir que cobran impuestos de cualquier manera y lo gastan, o malgastan o malversan de cualquier manera. Sensatez y honestidad. Cuentistas sobran.

Puntuación 16
#2
barrabas
A Favor
En Contra

Dice el Sr. Roig, "orgulloso" de los impuestos que paga".

¿Se siente igual de orgulloso de los precios que paga a los agricultores que le proporcionan el genero?.

Puntuación 12
#3
susana
A Favor
En Contra

Necesitamos muchos como el sr. Roig. Emprendedores que den trabajo, paguen impuestos y creen riqueza.

Lo nos sobran son chupopteros.

Qué riqueza aporta, por ejemplo, Irene Montero?.

Puntuación 12
#4
JuanSinMiedo
A Favor
En Contra

Como han dejado a Juan, los productos de HACENDADO, es lo malo de cuando comes algo muy malo, durante mucho tiempo, hasta quieres pagar mas impuestos, yo, creo que han sido las empanadillas congeladas, que un día compré, y me recordaban a la película de la invasión de los extraterrestres, que lo hacían con vainas, pero en el caso de HACENDADO, lo hacen con empanadillas....

Por cierto, ¿la marca es....HACENDADO o HACENDAÑO? como hace tanto tiempo que no compro en MERCADONA se me ha olvidado.

Puntuación 4
#5
VIO
A Favor
En Contra

El señor Roig es un gran empresario, pero el dinero de una Pyme que se va en impuestos deja de invertirse en mejoras de la empresa, en su pequeña innovación y ampliación, y en creación de puestos de trabajo. Además, tiene toda la razón: hay que ver con qué falta de escrúpulos se derrocha ese dinero que tanto cuesta de ganar. El gobierno lo malgasta alegremente entre sus amiguetes, en función de sus intereses políticos. Por otra parte, el estado y su ministra de Hacienda, María Jesús Montero, sólo piensan en recaudar, pero nadie se atreve con el absentismo laboral de los funcionarios que según algunas estimaciones puede acarrear un gasto extra de unos 25.000 millones de euros. Y eso es mucho dinero. Y por si fuera poco están pensando en disminuir la jornada laboral de los funcionarios a 35 horas semanales y darles el viernes libre. A este paso y con tantos privilegios el sueño de cualquier joven es hacerse funcionario y no trabajar en Mercadona. Señor Roig, reconozca que hoy por hoy están mejor considerados y disfrutan de más privilegios los funcionarios que sus empleados, ya que un funcionario apenas si llega a trabajar un tercio comparado con un empleado de Mercadona. Me parece bien que pague usted contento los impuestos que considere, pero déjenos vivir a los demás. Como contrapartida, todos sabemos que las grandes ayudas que se van a conceder a las grandes empresas a fondo perdido las conseguirá Mercadona y empresas similares, y a las Pymes que les den. Esa realidad usted no la ve, pero nosotros sí. Usted que es tan buen empresario y tan inteligente para los negocios, si lo medida tranquilamente, nos dará la razón y dejará de hacer esos titulares tan engañosos.

Puntuación -1
#6