Empresas y finanzas

Thomas Vahlenkamp (Mckinsey): "Hacen falta dos o cuatro Covid para alcanzar los objetivos climáticos"

  • "El valor está en las carteras de renovables, pero se desconoce su rentabilidad"
  • "Es necesario un mecanismo de apoyo para las centrales térmicas que no llegue tarde"
  • "Las empresas deben alinearse con las tendencias globales a corto, medio y largo plazo"
Thomas Vahlenkamp, socio de Mckinsey coordinador global de energía y materiales. Foto: Archivo

Thomas Vahlenkamp, químico de formación por la Universidad de Aachen y el instituto Max Planck, es el socio de la consultora McKinsey que coordina su trabajo sobre energía y materiales en todo el mundo. Acumula más de 20 años de experiencia asesorando clientes sobre los mercados de electricidad, petróleo, gas, carbón, productos químicos y transporte. Afincado en Düsseldorf (Alemania), ha venido a España invitado por la Fundación Naturgy para participar en sus conferencias trimestrales Energy Prospectives y conversa con elEconomista telemáticamente, intercalando risas y confidencias al margen de la grabación de sus palabras.

Dice que hacen falta de dos a cuatro Covid para cumplir los objetivos globales de cambio climático...

Bueno, eso digo en un artículo publicado recientemente en Alemania: dependiendo de las asunciones, necesitamos entre dos y cuatro Covid más para ponernos en la senda de conseguir los objetivos climáticos, porque aún no hay mucho consenso sobre los números.

¿Qué opina del Pacto Verde de la UE y del impulso de la sostenibilidad como herramienta para salir de la crisis de la pandemia?

Lo siento, pero no quiero hacer comentarios de política; es claro habrá un efecto fuerte de rebote en las renovables en los próximos dos o tres años, y será más fuerte de lo que esperábamos antes de la Covid.

¿Puede poner un ejemplo?

En la UE, en energía solar, antes de la Covid esperábamos incrementos de 24 GW para este 2021 y ahora esperamos 23 GW, un GW menos, pero para el próximo 2022 esperábamos 24 GW y ahora esperamos 27 GW, tres GW más. El compromiso de la UE con el cambio climático se ha incrementado.

¿Y qué sucederá con los combustibles fósiles en la UE?

Se reducirán en la UE, sobre todo el carbón; en gas, dependiendo del país, bajará, se mantendrá o subirá. Ahora en Alemania, hay instituciones que dicen que la siguiente en desaparecer, tras eliminar el carbón y la nuclear es el gas... Y habremos perdido la última tecnología de generación clásica, aunque seguiríamos necesitándola para equilibrar el sistema.

¿La señal de precio de los mercados eléctricos de la UE es válida para orientar la inversión?

Hay varios mercados en la UE, con volúmenes distintos, pero si metes más y más renovables en el mercado, el precio marginal bajará; es un problema para las plantas térmicas que se necesiten para equilibrar el sistema. Ya está pasando.

¿Hace falta un complemento al precio del mercado para las térmicas?

Las empresas están buscando mecanismos que complementen el precio del mercado. Si asumimos que en cinco o diez años todavía necesitaremos gas para equilibrar el sistema, será necesario algún mecanismo de apoyo para las centrales, pero ¿cuándo se van a decidir? Creo que relativamente tarde.

¿Y la nuclear... O el hidrógeno?

En la UE, es poco probable que haya nuevas plantas nucleares, porque se tarda más de 10 años en construirlas y cuestan más de 1.000 millones, pero en otro países sí la veremos, como Rusia y Oriente Medio. En hidrógeno veremos algunos casos regionales y el nacimiento de cadenas de suministro globales, como pasa con Australia para Corea del Sur y Japón, o con Arabia Saudí a la UE; serán exitosas si reducimos el coste del hidrógeno.

¿Y cómo ve a España en el proceso de transición? ¿Exportaremos electricidad e hidrógeno a la UE?

España tiene el potencial en electricidad y exportará si hay más interconexiones con el resto de la UE. En Alemania es probable que necesitemos ayuda con eólica del mar del norte, hidroeléctrica de Escandinavia o sol del sur de Europa.

¿Alemania va a pagar las infraestructuras de conexión desde la periferia al corazón del continente?

No lo sé. Hemos pagado tanto, que tal vez si o tal vez no; quién lo sabe.

¿Qué estrategias deben tener las empresas energéticas tradicionales en la descarbonización?

En primer lugar deben alinear su estrategia con las tendencias globales, porque si adoptan una posición contraria necesitan una explicación muy buena para que los mercados de capitales y la sociedad se convenzan. En segundo lugar, no basta con tener una perspectiva a corto plazo; también hace falta a medio y largo plazo, porque los cambios del modelo energético llevarán al menos dos o tres décadas. Para una empresa que cotice es una situación muy difícil, porque el mercado espera resultados trimestral o anualmente.

La inversión fluye hacia las renovables, pero ¿es suficiente?

No. Necesitamos un incremento significativo de inversión también en las redes, tanto en las de alta como las de baja tensión, por el incremento de la volatilidad en la generación y en la demanda de energía.

¿Hay una burbuja de inversión en las energías renovables?

En este momento el valor está en las grandes carteras de proyectos futuros y la cuestión es saber cuál será la rentabilidad de estos grandes proyectos. Lo veremos cuando empiecen a materializarse, porque en este momento hay muchísima competencia y, por lo tanto, las rentabilidades están bajo presión.

¿Es eficiente el mercado de carbono de la UE?

Es una respuesta comprometida... El precio del CO2 es político, no está determinado por oferta y demanda, y depende de lo que se pretendan los políticos. Dependiendo de lo que hagan, tendremos un mercado eficiente o no.

¿Y qué opina del arancel de carbono en el que se está trabajando?

Si eres la UE y quieres un juego limpio y justo con el resto del mundo, pero el resto del mundo no sigue tu lógica del CO2, has de hacer algo para reequilibrar el juego. Sería mejor tener un precio global del CO2, pero si no podemos, esta será la segunda mejor opción.

¿Ve viable su implementación?

Creo que habrá un auge de los estándares de emisiones para los productos. Ya lo estamos viendo con las cadenas de suministro de las grandes empresas europeas para sus proveedores en Asia; no es perfecto, pero está mejorando.

comentarios6WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin

Comentarios 6

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

hp
A Favor
En Contra

Matar gente para salvar el planeta, será que ellos no mueren y quieren un mundo mejor para sus hijos. Antes las muertes en guerra o en existencia de justicia, posibilidad de defensa y libertad.

Puntuación 12
#1
Durruti
A Favor
En Contra

Para decir mamarrachadas no hace falta ser un economista de mierda. Así va de Mal en peor Europa con gentuza como esta.

Puntuación 10
#2
Usuario validado en elEconomista.es
gc1258
A Favor
En Contra

Esta es la estrategia de los profetas del Cambio Climático, dejar solo a una minoria (la élite) viviendo (con coche electrico) a costa de los pocos que (sin coche) tendrán un trabajo de esclavo en el futuro. El resto al crematorio.

Puntuación 11
#3
D Villamil
A Favor
En Contra

Adoradores de Lucifer. Perros, no diré que no engañais a nadie..pero no a todo el mundo.

Puntuación 11
#4
Manuel
A Favor
En Contra

Claro el tiene la Vida solucionada, a quien le importa si el gasto de calefaccion de Los pobres se incrementa un 500%.

Puntuación 1
#5
vahlenkampgates
A Favor
En Contra

interesante juego silicon valey robotputo

Puntuación 0
#6