Empresas y finanzas

Vinci entra en la 'Champions' de las renovables con la compra a ACS

  • Sumará 6.000 millones de ingresos anuales y 45.000 trabajadores
  • Prevé aumentar el beneficio por acción entre un 5% y un 10%
Xavier Huillard, presidente y consejero delegado de Vinci

Vinci dará un salto de gigante para erigirse en uno de los grandes protagonistas del mundo como contratista de energía y desarrollador de proyectos renovables con la compra del negocio industrial de ACS y la alianza con el grupo español en el ámbito de los proyectos verdes.

Con la adquisición, Vinci sumará a su cartera de actividad industrial más de 6.000 millones de euros de ingresos anuales -niveles prepandemia-, procedentes principalmente de España y Latinoamérica, con un margen ebit superior al 6%, e incorporará a alrededor de 45.000 trabajadores, incluido el grueso del equipo directivo.

Vinci financiará la operación con tesorería y las líneas de crédito disponibles

Vinci financiará la operación, que asciende a un máximo de 5.580 millones de euros -4.200 millones de pago fijo inicial en efectivo- con tesorería y las líneas de crédito disponibles. El grupo de infraestructuras francés considera que "no tendrá un impacto significativo en la solidez del balance" y prevé que "el aumento de los beneficios por acción sea de un dígito medio o alto, a partir del primer año después del cierre". Los títulos de Vinci suben cerca del 4% tras conocerse los detalles de la compraventa. El calendario estimado apunta a que la transacción estará completada, con la creación también de la 'joint venture' renovable con ACS, a finales de 2021.

Otorga a Vinci una capacidad potencial de desarrollar a corto y medio plazo 15 GW de proyectos solares y eólicos terrestres y 8 GW eólicos marinos

La compra de Vinci abarca las actividades de ingeniería y obras del área industrial de ACS, las participaciones en ocho concesiones de proyectos principalmente de energía y la plataforma de desarrollo de nuevos proyectos en el sector de energía renovable, con 4,4 GW promovidos en los últimos tres años. El grupo que dirige Xavier Huillard tomará el control de filiales de ACS como empresas como Cobra, Cymi, Dragados Offshore, Imesapi, ETRA, Initec Energía, Intecsa Ingeniería Industrial, Maessa, Maetel, MASA, Makiber, SEMI y SICE. Quedan fuera del perímetro de la compraventa Electren y Roura & Cevesa, que permanecen en ACS, así como varias concesiones.

En el ámbito de las energías renovables, la compra de la división industrial de ACS otorga a Vinci una capacidad potencial de desarrollar a corto y medio plazo 15 GW de proyectos solares y eólicos terrestres y 8 GW eólicos marinos. En función del éxito de estos proyectos, la firma francesa compensará a la española con hasta 600 millones de euros en los próximos siete años, a razón de 20 millones por cada medio GW.

"Esta adquisición es una oportunidad única para que Vinci cree un actor global en la contratación de energía y desarrolle proyectos de energías renovables, lo que encaja notablemente con su estrategia. El Grupo está encantado de dar la bienvenida a un excelente equipo directivo y a una plantilla cualificada de unas 45.000 personas. Las sinergias derivadas de la complementariedad geográfica, la experiencia técnica y el modelo de negocio integrado, serán un activo importante para conseguir nuevos proyectos y aprovechar las oportunidades de energía renovable. Aprovecharemos la reconocida trayectoria de ACS IS para mejorar la contribución de Vinci a la transición climática y perseguir juntos nuestra ambición medioambiental", ha señalado Huillard en un comunicado.

La multinacional francesa se convertirá con esta operación en uno de los contratistas más relevantes de España

Además, la multinacional francesa se convertirá con esta operación, con más de 2.000 millones en cartera, en uno de los contratistas más relevantes de España, que asumirá un papel muy relevante dentro del gigante galo al multiplicar por más de seis veces su negocio actual.

La firma ya tiene una presencia consolidada en el mercado español fundamentalmente en el ámbito energético e industrial, a través de Vinci Energies. Esta sociedad reforzó en 2019 año su posición con la adquisición de dos filiales del grupo andaluz Solar Lighting: Sistem Melesur Energía y Sistem Infraestructuras y Operaciones EPC. Según destacó entonces la firma gala, aquella doble compra la convertía "en uno de los actores principales del mercado de servicios de producción, transporte, transformación y distribución de energía eléctrica en España, donde opera bajo la marca Omexom". Con la operación, Vinci Energies elevó su plantilla hasta los 3.500 trabajadores y anunció que generaría unos ingresos anuales en España cercanos a los 430 millones de euros.

Otras actividades en España

Además de Omexom, Vinci Energies opera en España con otras marcas como Actemium, dedicada al mantenimiento, ingeniería y movimiento de máquinas en sectores como el aeronáutico, la automoción, logística, la química y el agroalimentario; Axians -antigua Acuntia-, dedicada al sector de las tecnologías de la información y la comunicación; Citeos, especializada en alumbrado público, y Vinci Facilities, focalizada en los servicios de facilities management y soluciones en edificios.

El desembarco de Vinci Energies en España se produjo en 2002, cuando compró una participación mayoritaria en Spark Ibérica, centrada en los sectores de infraestructuras, telecomunicaciones, industria y terciario. En 2007, incorporó Tecuni, especializada en la distribución de alta y baja tensión, subestaciones eléctricas y alumbrado público, y en 2010 sumó Cegelec, presente en mantenimiento industrial, actividades en centrales nucleares y en el sector aeronáutico. En 2017, adquirió Acuntia y ASAS Systems, dedicada a equipos de manutención para la industria del automóvil y en 2018 reforzó su posición en el País Vasco con Insitel, dedicada a la ingeniería, las automatizaciones, las instalaciones y el control.

La presencia de Vinci en España, no obstante, se remonta a hace 50 años en actividades de infraestructuras con Eurovia como cabecera de un negocio que también ha engordado con la compra de empresas. Así, cuenta con las constructoras Ovisa y Trabit, la firma de conservación de carreteras Probisa y otras vinculadas a tratamiento de residuos como Sirusa y Vecsa.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin