Empresas y finanzas

Las aerolíneas volarán un 70% menos en Semana Santa y temen perder el verano

  • Alertan de que los bajos ritmos de vacunación amenazan la llegada de turistas
Avión de Ryanair

El turismo lleva semanas dando por cancelada la Semana Santa por el auge de los contagios y los lentos ritmos de vacunación y ya alertan del riesgo de perder el verano si no se toman medidas. La previsión para este primer periodo vacacional se ha visto reforzada por el incremento de las restricciones a la movilidad dentro de España y en otros países de la UE y confirmada por los datos de oferta y demanda que poco a poco se van conociendo.

Por ejemplo, las aerolíneas, que a principios de mes anunciaron un aumento de los vuelos con Alemania, apenas han programado unas 18.100 operaciones entre el 26 de marzo y el cinco de abril, lo que supone un 70% menos que en los once días de Semana Santa de 2019, informa Aena que, a su vez, explica que la programación "está sujeta a cambios". Los datos incluyen las operaciones de llegada y de salida.

Se programan 18.100 operaciones entre el 26 de marzo y el 5 de abril en España

Tradicionalmente el Viernes de Dolores da el pistoletazo de salida al periodo vacacional aunque los días de mayor demanda y movimientos se concentran a partir del Jueves Santo, que es cuando empiezan los festivos oficiales para casi toda España. Aunque el volumen de actividad previsto es muy bajo, la caída es un poco menor que la registrada en febrero, cuando las operaciones comerciales cayeron un 73% a las 35.732, y también supone una mejora respecto a los niveles registrados en las primeras semanas de marzo, con caídas acumuladas del 73% en todos los vuelos, según Eurocontrol.

Barajas gestionará 3.694 vuelos, uno de los que más, con una caída del 69%. Barcelona retrocede el 80%

Por aeropuertos, el que va a gestionar más operaciones es Barajas, con 3.694 vuelos, un 69% menos que en 2019, siendo la mayoría internacionales, que caerán un 74%. Barcelona, por su parte, tiene programados 2.088 vuelos, un 80% menos que en la Semana Santa de antes de la pandemia. En  Palma de Mallorca se esperan 2.128 operaciones, un 69% menos, siendo la mayoría internacionales: 1.306, que registran una caída del 73%. La Federación Empresarial Hotelera de Mallorca esperaba un aumento de la actividad y anunció que estará el 11% de la planta hotelera abierta frente al 4% de principios de mes y se esperan unas ocupaciones del 40 o el 50% como mucho. Los menores recortes se registran en Gran Canaria (-53%) y Tenerife Norte (-37%) por los vuelos domésticos.

Por su parte, en Madrid también se espera un repunte de la llegada de turistas y desde la oposición en el gobierno regional ya se está criticando que los franceses visiten la capital de España (en París se recrudecen los cierres). En este punto, en toda España las patronales hoteleras dieron por sentado hace tiempo que la Semana Santa estaba cancelada desde el punto de vista turístico que sólo se registraría demanda local y ocupaciones de menos del 30%.

El verano, en peligro

Tras dar por perdida la primavera, el sector aéreo ha advertido que los ritmos actuales de vacunación impedirán llegar al verano con el 70% de la población inmunizada, lo que pone en peligro la temporada estival, la más importante para el turismo en España. "De mantenerse el escenario de vacunación actual, solo el 20% de la población lograría estar vacunada en el verano de 2021, lo que ralentizaría de forma muy significativa la llegada de turistas extranjeros, sumiendo al sector en otro verano para el olvido", denuncia el Observatorio del Sector Aéreo. Las aerolínea confían en reactivar la operativa a partir de junio-julio y Ryanair anunció 2.500 vuelos.

"De mantenerse el escenario de vacunación actual, solo el 20% de la población lograría estar vacunada en el verano de 2021, lo que ralentizaría la llegada de turistas"

"La vacunación no será capaz de reactivar por sí sola la actividad turística, porque no cabe esperar un escenario de inmunidad de grupo hasta 2022. Por lo tanto, son precisas medidas concretas que eviten un nuevo fiasco y permitan que el turismo reanude su actividad en 2021 con ambición y garantías", señala Diego Sánchez de la Cruz, Director de Foro Regulación Inteligente.

Así, el Observatorio del Sector Aéreo insta al Gobierno a que "tome la iniciativa y lidere una estrategia que apueste por adaptar la actividad turística e implementar soluciones sanitarias y tecnológicas que mejoren, en lo posible, las perspectivas para el segundo semestre y, especialmente, la campaña de verano".

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.