Empresas y finanzas

Abertis eleva el valor de sus activos un 9% en plena crisis, hasta 46.558 millones

  • La adquisición de la mexicana RCO y la estadounidense ERC compensa la finalización de concesiones en España
  • Prevé mejorar los tráficos en 2021 tras caer un 21% en 2020, aunque aún por debajo de 2019
Sede de Abertis en Madrid

Abertis pagó en 2020 las consecuencias de una pandemia que ha hundido los tráficos en las carreteras de todo el mundo con unas pérdidas de 392 millones de euros, en contraste con los 352 millones que ganó en 2019. Un deterioro derivado de un desplome del número de usuarios en sus vías de pago del 21%.

 En este contexto, la compañía que controlan Atlantia y ACS focalizó sus esfuerzos en reforzar la liquidez (hasta 7.500 millones) y contener el gasto, pero al mismo tiempo impulsó su crecimiento internacional con dos adquisiciones de relieve, Red de Carreteras de Occidente (RCO), en México, y Elizabeth River Crossings (ERC), en Estados Unidos. Unas compras que le han permitido compensar la finalización de otros activos como Aumar e incluso elevar el valor de su cartera un 9%, hasta los 46.558 millones de euros.

Además, la integración de RCO, por cuyo 53% pagó 1.500 millones de euros, y ERC (585 millones por el 55,2%), que supone de facto el desembarco de Abertis tanto en México como en Estados Unidos, ha propiciado igualmente, junto con la emisión de bonos híbridos, un incremento del patrimonio neto consolidado del grupo superior al 10%, hasta alcanzar los 8.614 millones.

En el futuro "continuará explorando nuevas oportunidades que puedan surgir de desarrollo tanto orgánico como inorgánico"

Abertis resalta la sustitución de las concesiones que finalizan "por nuevos activos en nuevos países que pueden servir a su vez de plataforma para abordar posibles nuevas operaciones en estos países, contribuyendo al alargamiento de la vida media del negocio". En este sentido, en el futuro "continuará explorando nuevas oportunidades que puedan surgir de desarrollo tanto orgánico como inorgánico, trabajando en nuevos proyectos sobre la base de activos existente, mediante inversiones a cambio del alargamiento concesional o incrementos tarifarios".

De cara a 2021, Abertis estima "una mejor evolución este año con respecto a 2020, aunque sin recuperar totalmente los niveles pre-Covid vistos en 2019". En este escenario, el consejo de administración de la compañía ha mantenido la política anunciada en noviembre y distribuirá un dividendo a cuenta de 2020 por un importe total de 601 millones de euros, el máximo anual establecido para los ejercicios 2021 y 2022.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin