Empresas y finanzas

Stadler Valencia gana el contrato para mantener los trenes de Baleares

  • Se ha impuesto a CAF y DTA en la licitación de la empresa pública SFM
  • El servicio por 4 años supondrá unos ingresos de 15,2 millones
La planta de Stadler en Albuixech.
Valencia

La filial valenciana del fabricante ferroviario suizo Stadler se ha impuesto en la licitación del contrato de mantenimiento de los trenes de la empresa pública del Gobierno balear Serveis Ferroviaris de Mallorca (SFM).

Esta entidad es la encargada de que gestionar el metro y el servicio ferroviario en la mayoría de la red de vía estrecha de la isla de Mallorca.

Stadler Rail Valencia ha sido la adjudicataria de este contrato para mantener la totalidad de la flota de trenes de la compañía durante los próximos cuatro años, con la opción de ampliar los trabajos por otro año más. La compañía valenciana ingresará un total de 15,2 millones de euros por este contrato, que estaba presupuestado en algo más de 18 millones.

La filial de Stadler que gestiona la factoría ferroviaria de Albuixech (Valencia) se impuso en el concurso a otras dos ofertas, una de ellas presentada por el fabricante vasco CAF y que fue excluida en el proceso, y la otra de la firma madrileña Desarrollos de Tecnología Avanzada (DTA), que se centra en el mantenimiento y renovación del material rodante.

La factoría valenciana ya había logrado el anterior contrato de mantenimiento de la empresa pública balear, después de haberse hecho en 2009 con el último gran pedido de nuevos trenes de SFM, compuesto por seis unidades de la serie denominada 9100. Por su parte, CAF era el fabricante del resto de la flota que da servicio al metro de Mallorca y la línea férrea entre Palma, Inca y Manacor que gestiona la empresa pública.

Aunque Stadler Valencia se centra en el diseño, ingeniería y producción de locomotoras y trenes y tranvías de pasajeros, en los últimos años ha ampliado sus servicios con una amplia cartera de contratos de mantenimiento con compañías como la gestora pública del metro y tranvía de Valencia y Alicante, FGV. Junto a Renfe participa en una sociedad conjunta Erion, dedicada también al mantenimiento de sus convoyes.

Macrocontrato

Precisamente gracias a Renfe la planta valenciana está a punto de ver cumplido uno de los objetivos fundamentales que se marcó Stadler cuando la adquirió al fabricante alemán Vossloh a finales de 2015. El grupo suizo aspiraba a convertirse en proveedor de los nuevos pedidos de la compañía estatal, que hoy tiene previsto aprobar la adjudicación de un macrocontrato para renovar sus trenes de Cercanías.

Un pedido que se repartirán Alstom y Stadler, de forma que el grupo suizo fabricará 59 convoyes, la mayoría de su modelo de superventas denominado Flirt, valorados en casi 1.000 millones en sus instalaciones valencianas.

Un encargo que permitirá a la factoría valenciana incrementar su plantilla, que ya este año tenía previsto alcanzar los 1.500 trabajadores tras engrosar su cartera de pedidos en los últimos años con varios clientes internacionales. La filial valenciana tiene en ejecución contratos por 300 millones para renovar la flota del metro de Lisboa y los tranvías de Milán, además de un encargo de 60 nuevas locomotoras para Finlandia por otros 200 millones

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin