Empresas y finanzas

Duro Felguera acelerará la entrada de un socio tras el rescate del Estado

  • Ultramar, TSK y Capital Energy se han interesado en los últimos meses
  • La SEPI inyectará 120 millones: 30 a través de una ampliación y el Principado, 6
Antigua sede de Duro Felguera en Madrid

Duro Felguera ha logrado en las últimas horas dos pasos decisivos para garantizar su viabilidad: un acuerdo con la banca para refinanciar su deuda y obtener nuevos avales, por un lado, y la aprobación de la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI) para inyectar 120 millones de euros en la ingeniería asturiana.

Superados estos hitos -aún falta que el segundo sea confirmado por el Consejo de Ministros previsiblemente el próximo martes-, la compañía que dirige José María Orihuela sienta las bases para poder completar un tercer objetivo, la entrada de un socio inversor -o varios, llegado el caso- en su capital. Entre las firmas que se han interesado en los últimos meses figuran Ultramar, Capital Energy, TSK o el empresario Blas Herrero.

La SEPI ha aceptado íntegramente la petición de ayuda de Duro Felguera a través del Fondo de Apoyo a la Solvencia de Empresas Estratégicas por un importe de 120 millones de euros -en agosto requirió 100 millones y en diciembre amplió la cifra en 20 millones-. La sociedad estatal concederá 70 millones a través de un préstamo participativo, 20 millones a través de un crédito ordinario y los 30 millones restantes se instrumentarán vía ampliación de capital. Con ello, irrumpirá en el accionariado de la ingeniería con una participación de entre el 30% y el 40%. Una posición que estará acompañada de varios asientos en el consejo de administración -al menos tres, presumiblemente- y en un control exhaustivo de la actividad del grupo que podría incluso llevar a nombrar un nuevo consejero delegado en sustitución de Orihuela -en los últimos meses se han tanteado a varias personas tanto del ámbito privado como del público-. La capitalización de Duro Felguera quedó fijada este jueves en 126,1 millones tras registrar en la sesión una subida del 7,7%.

La SEPI ha admitido finalmente a Duro Felguera como una empresa susceptible de ser rescatada por el Fondo creado para ayudar a las compañías en el marco de la pandemia. La firma asturiana presentó varios informes para acreditar que no se hallaba en situación de crisis antes de marzo de 2020 y que cumplía las condiciones exigidas por el instrumento público. Su rescate ha generado un arduo debate interno en el Gobierno en los últimos meses, toda vez que se trata de una empresa cuya situación financiera y operativa ya estaba muy deteriorada antes del Covid-19.

La compañía convocará una junta de accionistas para aprobar el plan de salvación

No en vano, uno de los motivos de esa delicada posición derivaba de la falta de entendimiento con la banca acreedora, que desde hace dos años había cerrado el grifo de los avales, imprescindibles para que la ingeniería pueda licitar y contratar. En el marco del apoyo de la SEPI, las entidades que integran el sindicado de Duro Felguera (Santander, CaixaBank, Bankia, Sabadell, Liberbank y BBVA) llegaron el martes a un acuerdo por el que liberarán avales por 80 millones -la compañía requería 100 millones- y refinanciarán la deuda de 85 millones, con el compromiso de que la firma amortizará 20 millones.

La pandemia ha ahondado en la crisis de Duro Felguera. Perdió 171 millones de euros en 2020, con una contratación apenas de 78 millones y una cartera de 268 millones.

Inversores

Al margen de la SEPI y los bancos, Duro Felguera cuenta también con el respaldo del Gobierno de Asturias, que aportará seis millones, según fuentes conocedoras. En consecuencia, el rescate público alcanza los 126 millones. A esto el grupo, que convocará una junta de accionistas para aprobar la ampliación de capital, quiere sumar la inyección de uno o varios inversores. El fondo Ultramar y TSK mantienen su interés, mientras que el apetito del dueño de Capital Energy, Jesús Martín Buezas, habría decaído. El empresario asturiano Blas Herrero y grupos chinos también se han aproximado en los últimos meses.

comentariosforum1WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin

forum Comentarios 1

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

Benalmádena
A Favor
En Contra

Si, se llama algún enchufado puesto a dedo por falconeti o el jorobado de Notre Dame, cláusula escrita en las condiciones de los rescate...

Yo? Quebraba, sacaba los papeles de insolvencia y a chuparla todos.

Puntuación 5
#1