Empresas y finanzas

Sabadell lleva a la junta del 26 de marzo el cese de las funciones ejecutivas de Oliu como presidente

  • González-Bueno será el máximo responsable de la gestión del banco
El presidente del Sabadell, Josep Oliu.

El presidente del Banco Sabadell, Josep Oliu (71 años), dejará sus funciones ejecutivas tras la junta general de accionistas, convocada este viernes por la entidad para el próximo 26 de marzo. El banquero, no obstante, mantendrá según lo previsto su cargo como presidente, sin esta función ejecutiva.

El documento presenta las modificaciones en los estatutos del banco, se modifica el artículo 54 para incluir cuatro nuevos artículos (55, 56, 57, y 58) con las funciones del presidente, del consejero delegado, del consejero coordinador y del secretario.

Así, según comunica la entidad, Oliu será el principal responsable del eficaz funcionamiento del consejo de administración y como tal, llevará la representación del banco y ostentará la firma social, convocará y presidirá las sesiones del consejo, fijando el Orden del Día de las reuniones. Asimismo, dirigirá las discusiones y deliberaciones de las reuniones del consejo de administración y le corresponderá velar por el cumplimiento de los acuerdos del consejo de administración.

Oliu ya avanzó durante el pasado 1 de febrero, fecha de la presentación de resultados anuales de la entidad, que dejar las funciones ejecutivas ha sido una decisión conjunta del consejo de administración del banco y suya ante el modelo de gobernanza que recomienda la Autoridad Bancaria Europea (EBA, por sus siglas en inglés) y por cuestiones de edad.

La junta también tendrá que aprobar el nombramiento de César González-Bueno como nuevo consejero delegado en sustitución de Jaume Guardiola. González-Bueno será el máximo responsable de la gestión y dirección del negocio de la entidad, correspondiéndole la representación del banco en ausencia del Presidente y debiendo reportar periódicamente al consejo o cada vez que sea debidamente solicitado. "El consejo de administración delegará de forma permanente al consejero delegado además, todas aquellas facultades legalmente delegables que tenga por conveniente", apuntan los nuevos estatutos.

comentariosforum2WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
forum Comentarios 2
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.

Usuario validado en elEconomista.es
polplancon
A Favor
En Contra

Pobre Pep, sus sueños de grandeza se van esfumando. Eso sí, la pasta no le va a faltar y seguirá un tiempo ahí, como un jarrón chino y enredando lo que pueda. De momento, el hijo ya se ha ido, viendo que no podrá suceder al padre.

Puntuación 7
#1
Usuario validado en elEconomista.es
MiguelA
A Favor
En Contra

Con TSB esta cúpula directiva del Sabadell ha hecho que el banco haya perdido entorno a 2.000 millones de euros. Pregunto: ¿Qué gestión es esta? ¿ha dimitido o se ha ido algún directivo? ¿Va a seguir Oliú por ahí? ¿Quién ha sido procesado? ¿Quién ha ido a la cárcel como responsable las decisiones que llevaron a esta ruina? Es incomprensible. Deberían ser procesados todos ellos. Los paganos: los accionistas primero, luego los trabajadores del banco y finalmente todos los españolitos.

Puntuación 4
#2