Empresas y finanzas

ProA Capital traspasa a un fondo secundario su participada Ibermática

Foto: Archivo.

ProA Capital acaba de traspasar Ibermática, su consultora tecnológica, a un fondo secundario con el objetivo de permanecer más tiempo en el accionariado, donde ostentaba el 55% desde octubre de 2013. Mediante esta operación, la gestora capitaneada por Fernando Ortiz liquida su primer fondo y proporciona retornos a sus primeros inversores, a la vez que gana tiempo para seguir gestionando la compañía y obtener mayores plusvalías en el momento de su venta. El resto del accionariado (compuesto por Kutxabank, Once y el equipo directivo) se mantiene sin cambios.

En este sentido, ProA ha intentado en varias ocasiones desprenderse de esta compañía pidiendo una cantidad cercana a los 150 millones de euros. Sin embargo, las negociaciones no llegaron a buen puerto, lo que ha hecho que se hayan replanteado su estrategia y analicen nuevas formas de generar valor para su futura salida. Por ejemplo, participaron en el proceso para comprar la filial de informática de El Corte Inglés (Iecisa), que finalmente acabó en manos de Groupe Français d'Informatique (Gfi).

Respecto a los datos del negocio, de enero a octubre de este año, Ibermática ha incrementado su beneficio antes de impuestos (BAI) en 2,2 Mill. A estas alturas del año Ibermática ya ha alcanzado la cifra de BAI del ejercicio pasado. Respecto al volumen de negocio, la consultora tecnológica ha logrado en este periodo alcanzar los 208 millones de euros, frente a los 196 millones de 2019, un 6% más.

Auge de los secundarios

Además, mediante esta transacción, la gestora da salida a antiguos inversores, como su socio Alberto Yanci, que salió de la firma hace unos meses. Por el tipo de estructura que tienen las gestoras de capital privado, la salida de sus socios suele ser algo muy conflictivo -y poco habitual- ya que ellos invierten también parte de su capital personal en los fondos que levantan.

Este tipo de operación ya ha sido realizada con anterioridad por ProA Capital con participadas de su primer fondo (Rotor y Health Transportation Group) que traspasó al británico Glendower. El primer fondo de ProA fue montado por Fernando Ortiz, Santiago Gómez, Alberto Yanci y Carlos Gordillo en el año 2008 con compromisos por valor de 250 millones de euros. En la actualidad, la gestora española ya va por su tercer fondo y ha conseguido colocarse en el rango alto del mid-market tras comprometer 500 millones de euros en este vehículo.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud