Empresas y finanzas

La banca abarata el crédito al consumo, tras caer un 20% por la crisis

  • El tipo de interés medio baja al 7,78%, 0,42 puntos menos que este verano
Varias sucursales en una calle.

La banca española ha abaratado los precios de los créditos al consumo tras la caída en la nueva concesión provocada por la pandemia. Las entidades situaron el tipo de interés medio de estos préstamos en el 7,78% (TAE) a cierre de septiembre, según los últimos datos que recoge el Banco de España, frente al 8,2% en el que estaba en agosto.

Las entidades que operan en nuestro país concedieron en septiembre 2.255 millones de euros en nuevos préstamos personales, lo que supone un 20% menos que lo prestado en el mismo mes del año anterior. No obstante, la caída en la concesión de estos créditos ya venía arrastrándose desde agosto -tras una leve recuperación en junio y julio con la apertura de la economía-, mes en el que comenzaron a entrar en vigor nuevas restricciones por la crisis sanitaria como el cierre del ocio nocturno. Así, la banca dio en agosto 1.943 millones de euros en créditos al consumo, un 22,2% menos que un año antes.

Las restricciones a la movilidad, que se fueron incrementando en algunas CCAA en septiembre volvieron a condicionar las decisiones de consumo de las familias españolas. Según refleja el último informe de BBVA Research sobre la situación del consumo correspondiente al segundo semestre del año, las restricciones adoptadas para hacer frente a la crisis sanitaria y el incremento de la incertidumbre están impulsando el ahorro en detrimento del consumo, que caerá un 14% en 2020. De cara al próximo año, la entidad prevé que el gasto aumente un 7%, favorecido por la recuperación prevista de la capacidad de compra de los hogares y la absorción de una parte de la demanda embalsada en 2020. La previsión podría ser mejor finalmente, ya que el estudio se publicó el pasado 4 de noviembre, fecha en la que aún no se conocía los resultados positivos de la vacuna de Pfizer contra el coronavirus.

La inmunidad de la población podría acelerar la recuperación de la economía y con ella, una mejor situación económica de los hogares y mayor confianza, que lleve a incrementar el gasto.

El sector financiero español comenzó el año comercializando los préstamos al consumo con una TAE media del 8,41%, siguiendo una evolución similar a la del ejercicio anterior. No obstante, a partir de marzo, mes en que estalló la pandemia en nuestro país, las entidades comenzaron a abaratar los precios por la menos demanda, rebajando el tipo de interés por debajo del 8%, precios en los que se mantuvieron entre marzo y junio. Con la llegada del verano, y un repunte de la demanda, el sector volvió a incrementar la TAE por encima del 8% (8,01% en julio y 8,2% en agosto), hasta volver a reducirla con el inicio del otoño y la virulencia de la segunda ola de rebrotes que se extendió por todo el territorio nacional.

Desde el comienzo de la crisis sanitaria, las entidades no han recuperado el umbral psicológico de los 3.000 millones de euros mensuales en nuevas concesiones de préstamos al consumo, que se estaban dando hasta entonces. En los primeros nueve meses del año, la banca española ha concedido 19.093 millones de euros en créditos personales, lo que supone un 27% menos que lo prestado en los nueve primeros meses de 2019, cuando se dieron 26.236 millones.

Crédito con tarjetas

La demanda de crédito a través de las tarjetas también cayó en septiembre, frente a un año antes. Concretamente, la banca prestó a través de este medio, en el que entran tanto tarjetas de crédito como tarjetas revolving, 10.331 millones de euros en el noveno mes del año, lo que supone un 20% años frente al mismo mes de 2019.

En el conjunto de los tres primeros trimestres del año, las entidades dieron financiación a través de las tarjetas por un total de 96.059 millones de euros, un 14,6% menos que en el mismo periodo del año pasado.

comentariosforum1WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
forum Comentarios 1
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.

Usuario validado en Google+
Gabriela Wais
A Favor
En Contra

Si, si. Todo muy lindo. La variable inflación no solo NO viene siendo considerada noticia sino que ni figura en los cálculos de los cerebros financieros. Y no solo que la hay en forma anual, sino además mensual. La oferta de alimentos que antes salía 10, ahora sale 12. Y nadie lo reporta. Cuánto da la cuenta?? Y eso también es consumo!

Puntuación 2
#1