Empresas y finanzas

IAG alerta de ajustes de plantilla en Iberia y Vueling al finalizar los Erte

  • Gallego pide al Gobierno le facilite la compra de Air Europa tras el rescate
Luis Gallego es consejero delegado de IAG

IAG tiene tres frentes abiertos en España: la reestructuración de Vueling e Iberia, la compra de Air Europa y la reactivación de la operativa manteniendo un equilibrio entre la rentabilidad y la cohesión territorial. En Reino Unido e Irlanda el holding ya ha ejecutado un fuerte ajuste de personal tras pactar la salida de 10.000 trabajadores mientras que en nuestro país los Erte han permitido al grupo mantener el grueso de la plantilla, que tan sólo se ha visto minorada por la no renovación de los contratos temporales.

En este punto, el holding que ahora dirige Luis Gallego y que ha perdido 5.564 millones hasta septiembre, insiste en que siguen adelante con los ajustes ya que es "necesario adaptar el tamaño y los costes fijos de las aerolíneas a un mercado mucho más pequeño", incluyendo las plantillas. Así, el grupo aéreo alerta de que habrá ajustes de plantilla en Vueling e Iberia si los Erte por fuerza mayor decaen o si ya no son rentables para la empresa o los trabajadores.

"Si los Erte dejan de estar en vigor o de ser atractivos para la compañía y los empleados tendremos que buscar otras alternativas"

"En España tenemos los Erte hasta enero, que están funcionando bien, pero si los Erte dejan de estar en vigor o de ser atractivos para la compañía y los empleados tendremos que buscar otras alternativas", aseguró el nuevo presidente de Iberia, Javier Sánchez Prieto, en un encuentro con periodistas tras hablar de las salidas pactadas en British Airways y del plan de reestructuración puesto en marcha.

Vueling ha firmado un acuerdo con los sindicatos para garantizar la continuidad del empleo pero, tal y como explicaron fuentes de la aerolínea, los compromisos están vinculados a que se mantengan los Erte. Y es que, con una flota más pequeña (59 menos que hace un año) y una operativa reducida durante los próximos años, las aerolíneas no pueden mantener la estructura laboral.

"El grupo estima que la demanda de pasajeros no alcanzará los niveles de 2019 hasta al menos 2023. Como consecuencia, está trabajando activamente en la reestructuración de su base de costes para ajustarla a unos niveles de demanda considerablemente más bajos, lo que incluye acciones para reducir los costes fijos y aumentar la proporción variable de la estructura de costes", explica la compañía hispano británica en las cuentas de los nueve primeros meses que reflejan una operativa bajo mínimos y una ocupación aun más baja que sólo se compensa parcialmente por el negocio de la carga, que ha disparado los ingresos.

La compra de Air Europa se complica

El segundo frente de IAG en España es la compra de Air Europa, que se complica por momentos. La segunda ola del coronavirus y las nuevas restricciones a la movilidad están poniendo aún más en peligro la supervivencia de la aerolínea de Globalia y el rescate del Gobierno parece que puede dificultar aun más cosas.

"El contexto es muy distinto a cuando se cerró la operación. Air Europa ha recibido un crédito ICO por 140 millones y ahora está negociando un rescate de 475 millones que si se cierra llevará la deuda del grupo por encima de los 600 millones. Con esta deuda y unos resultados tan negativos la operación hay que volver a mirarla, desde las condiciones de devolución de la deuda hasta las restricciones a la capacidad de toma de decisiones estratégicas que imponga el Ejecutivo sobre la compañía", explicó Luis Gallego.

Así, Iberia está a la espera de que se cierre el rescate público para renegociar el precio de compra, pactado en 1.000 millones, y ver si las condiciones impuestas por el Sepi hacen interesante la operación. "Si conseguimos llegar a un acuerdo se hará la operación. Si no es posible se habrá perdido una oportunidad", sentenció Gallego. En este punto, tanto el consejero delegado de IAG como el presidente de Iberia hicieron un llamamiento al Gobierno para que facilitase la operación, que es "estratégica para el hub de Madrid y para España" en un momento en el que "los demás países apoyan a sus grandes aerolíneas". Es decir que no imponga condiciones o limitaciones que impidan a Iberia "gestionar profesionalmente Air Europa" en un momento de crisis "sin precedentes".

En este contexto, también reiteró que todos los organismos y agentes tienen que tomar medidas que nunca consideraron posibles para garantizar la reactivación del sector aéreo en España y de su economía. Medida que incluirían la exención de las tasas aeroportuarias a la que ya se ha negado Aena.

comentariosforum4WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
forum Comentarios 4
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.

incredulo
A Favor
En Contra

Por desgracia, el resultado de esta crisis se pone de manifiesto. De momento , las grandes empresas ya lo saben. Las PYMES aún no se han percatado de la realidad. Pero deberán afrontar EREs, y con ellos un esfuerzo económico adicional para afrontar los despidos.

Los trabajadores tendrán hasta dos años de desempleo, más la indemnización, más ayudas después de finalizar el desempleo. y me pregunto yo, ¿ qué tendrán los empresarios que cierren?. La pregunta es retórica. No tendrán nada. En muchos casos perderán hasta sus bienes.

Estarán muy agradecidos a la gestión de esta cleptocracia. En cambio los políticos ni se enterarán de la crisis.EN ESPAÑA LA VIDA ES MUY INJUSTA PARA EL SECTOR EMPRESARIAL.Todo son obligaciones, y nada de derechos.

Puntuación 14
#1
Marisa
A Favor
En Contra

Qué caradura. O sea, la rescata el Gobierno y deja entrever que no imponga condiciones el Gobierno. O sea como los bancos que le den la Compañía por 1 Euro.

Puntuación -6
#2
Estáis tonto......
A Favor
En Contra

Pero porque les vamos a dar dinero de todos a estos bassurones que no pagan impuestos y se pasan todo el día llorando, cuando ganan 8 veces más que un asalariado. A llorar y a pedir a la puerta del metro cabrones.

Puntuación -18
#3
chipi
A Favor
En Contra

es entendible que digan " que no pongan condiciones y que permitan una gestion profesional".

ya sabemos todos como funcionan las empresas participadas por el estado. La llenan de inutiles que no saben hacer la O con un canuto, todos enchufados, y en uno o dos años no hay quien la saque a flote

Puntuación 9
#4