Empresas y finanzas

Nace el primer espacio natural en España para depositar cenizas crematorias de manera legal y ecológica

  • Cuenta con más de 10 hectáreas de espacio natural, a 30 minutos de Madrid
  • Desde 199 euros se puede contratar el derecho de uso de estos espacios
  • España se encuentra entre los 20 de países con mayor tasa incremental de incineraciones
Imagen de Recordarium, El Bosque del Recuerdo. EE
Madrid

Esta mañana se ha presentado en Méntrida, Toledo, el primer espacio natural habilitado para depositar cenizas crematorias mediante la plantación de un árbol en recuerdo de los seres queridos. Recordarium, El Bosque del Recuerdo, es un ecobosque de más de 10 hectáreas de terreno formado por un conjunto de olivos, vides, árboles de diferentes especies, un estanque, terrazas naturales, una dehesa abierta y un jardín independiente para el recuerdo de las mascotas que se llama Animalia Recordarium, en la que se podrán depositar las cenizas de las mascotas, tanto esparciéndolas como plantando un árbol.

La iniciativa, impulsada por cuatro emprendedores españoles, supone la primera alternativa legal y ecológica al cementerio tradicional, a la vez que promueve la recuperación de la biodiversidad de la zona, mediante la plantación de arbolado y flora autóctonas, en cuya base se entierran las cenizas.

En una clara apuesta por la ecología, todos los materiales utilizados para llevar a cabo el proyecto son respetuosos con el medioambiente, incluso los viales están hechos con la propia gravilla del terreno. Asimismo, todos los productos usados para el enterramiento son ecológicos. 

Para Ana González Alonso, una de las socias fundadoras del proyecto, "Recordarium ofrece un entorno seguro, legal y natural donde depositar las cenizas procedentes de la incineración de nuestros seres queridos. Con ello se contribuye a la reforestación del espacio creando un bosque, una manera de completar el ciclo de la vida y haciendo que el recuerdo de nuestros seres queridos esté vivo para siempre".

Más de 15 especies de árboles

El espacio cuenta con olivar, viñedo, un estanque, dehesa abierta, una plantación de lavanda y una de romero donde poder esparcir las cenizas. Desde 199 euros se puede contratar el derecho de uso de estos espacios, con el máximo respeto al ritual o ceremonia que elijan los familiares.

Además, existen 13 especies de árboles autóctonos donde elegir; desde cipreses, madroños o adelfas, hasta fresnos, alisos y sauces, todos ellos con diferentes tamaños. Estos árboles se plantan enterrando en su base las cenizas, que se biodegradan con la tierra y sirven de abono para los árboles, de modo que en cada árbol "pervive el recuerdo y se completa el ciclo de la vida".

España se encuentra entre los 20 de países con mayor tasa incremental de incineraciones. Según datos del INE y un informe realizado por Panasef, se prevé un incremento del 56% en las incineraciones para 2025, con una media de incinerados del 65%. Por ello, la compañía está trabajando en un plan de expansión acorde con la evolución social.

En las grandes capitales las cifras son muy superiores, como sucede en Madrid, con un dato previsto para el 2020 del 78% de incineraciones. De todas ellas, el sector estima que el 50% de familiares no sabe qué hacer con las cenizas.

Para sus creadores "este espacio responde a una demanda de la sociedad". "En varios países se están desarrollando nuevos entornos, fuera del cementerio tradicional, que ofrecen una solución más actual, natural y positiva para depositar las cenizas", señalan.

Según los impulsores del proyecto, las sociedades modernas han ido evolucionando en su forma de entender la pérdida, el duelo y el recuerdo de los seres queridos. Más allá de la religiosidad y la espiritualidad, los psicólogos y profesionales de salud mental indican que los ritos o actos simbólicos de despedida facilitan que el proceso de duelo siga su curso.

"Recordarium encaja con las actitudes actuales hacia la muerte y, sobre todo, da una respuesta novedosa a las necesidades que surgen desde la incineración. Una propuesta diferente que revoluciona los códigos tradicionales de los servicios funerarios", señala Ana González Alonso.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin