Empresas y finanzas

Morgan Stanley gana un 26% más en el tercer trimestre, hasta 2.597 millones de dólares

  • Las provisiones del banco norteamericano se sitúan en 111.000 millones de dólares
Imagen: Getty.

Morgan Stanley, uno de los bancos más grandes de Estados Unidos por activos, logró un beneficio neto de 2.597 millones de dólares (2.217 millones de euros) en el tercer trimestre de 2020. La cifra supone un aumento del 26% respecto al mismo periodo del año pasado, según los datos publicados este jueves por la compañía.

Asimismo, el beneficio por acción de la entidad creció casi un 31% entre julio y septiembre respecto a un año antes, hasta los 1,66 dólares.

La cifra de negocio neta entre julio y septiembre creció un 16,2%, hasta 11.657 millones de dólares (9.951 millones de euros), con un aumento del 22% de los ingresos por intereses netos, hasta 1.486 millones de dólares (1.268 millones de euros), mientras que los ingresos del banco por otros conceptos distintos al margen de intereses sumaron 10.171 millones de dólares (8.683 millones de euros), un 15,4% más.

Las provisiones por riesgo de crédito de Morgan Stanley se situaron en 111.000 millones de dólares en el tercer trimestre, lo que supone un incremento del 118% respecto al mismo periodo de 2019 (cuando las 'reservas' eran de 51.000 millones), pero al mismo tiempo implica una caída del 53,5% respecto al trimestre anterior (entre abril y junio, la cuantía alcanzó los 239.000 millones).

De este modo, en los nueve primeros meses del año Morgan Stanley obtuvo un beneficio neto atribuido den 7.234 millones de dólares (6.175 millones de euros), un 13% más que en el mismo periodo de 2019, mientras que los ingresos del banco también crecieron un 13%, hasta 34.558 millones de dólares (29.500 millones de euros).

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.