Empresas y finanzas

LVMH cancela la compra de Tiffany, que responde con una demanda en Estados Unidos

  • Tiffany: "Lamentamos tener que hacer esto, pero LVMH no nos ha dejado otra opción"
Fotografía: Reuters.

El grupo francés de lujo Moët Hennessy Louis Vuitton (LVMH) ha decidido cancelar la compra de la cadena estadounidense de joyerías Tiffany debido a una "sucesión de eventos" que han "debilitado la transacción", según ha informado este miércoles la compañía, ante lo que ha reaccionado Tiffany con una demanda en Estados Unidos.

LVMH ha explicado que el Ministerio de Europa y Asuntos Exteriores de Francia ha solicitado a la empresa que, como respuesta a la amenaza de aranceles realizada por Estados Unidos, retrase la compra de Tiffany hasta el 6 de enero de 2021 como mínimo. Asimismo, la propia Tiffany ha solicitado extender el plazo de formalización de la compra hasta el 31 de diciembre.

La intención del Ejecutivo francés, según la carta, es "tomar medidas para disuadir a las autoridades estadounidenses de poner en marcha los aranceles".

"LVMH no será capaz de completar la transacción para adquirir Tiffany"

"Teniendo en cuenta estos elementos, y habiendo tomado nota de los análisis legales realizados por LVMH, el consejo de administración ha decidido adherirse a los términos del acuerdo de fusión de noviembre 2019 que indican una fecha límite para el cierre de la transacción de, como mucho, el 24 de diciembre de 2020, por lo que, de esta forma, el grupo LVMH no será capaz de completar la transacción para adquirir Tiffany", ha explicado la compañía.

La adquisición ha sufrido una serie de retrasos desde que se anunció a finales de 2019. La propia Tiffany solicitó en agosto extender el plazo de vencimiento de la compra hasta finales de noviembre. Esto se suma a la nueva solicitud de ampliar el plazo hasta el 31 de diciembre.

Durante el verano, LVMH alertó de que no estaba considerando comprar acciones de Tiffany en el mercado. La adquisición se anunció en noviembre por un importe total de 16.200 millones de dólares (unos 13.776 millones de euros).

Reacción en bolsa

Tras conocerse la cancelación de la adquisición, las acciones de LVMH cayeron más del 1% en la bolsa de París, desde los 408,35 euros en los que estaba situada antes del anuncio, hasta los 399,25 euros que ha llegado a registrar. Sin embargo, sus títulos terminaron la sesión prácticamente planos, dejándose un 0,09% hasta los 404,05 euros.

El impacto en la cotización de Tiffany ha sido más acusado. Los títulos se han anotado una caída del 8,5% al mediodía en la bolsa de Nueva York, hasta situarse en los 111,5 dólares, desde los 121,81 'billetes verdes' en los que cerró el martes.

Demanda de Tiffany

Al mismo tiempo que LVMH ha comunicado al mercado que abandonaba la idea de hacerse con la cadena de joyerías, la propia Tiffany ha informado de que ha presentado una demanda ante la Justicia estadounidense para obligar a la firma francesa a completar la adquisición.

La demanda, presentada ante un juzgado de Delaware (Estados Unidos), acusa a LVMH de no haber cumplido sus obligaciones para lograr el visto bueno de las autoridades de Competencia y "refuta" la idea de la empresa francesa de que "puede evitar completar la adquisición".

Tiffany argumenta que, a fecha de 24 de agosto, LVMH no había solicitado la autorización de Competencia en las tres jurisdicciones necesarias. Según la cadena de joyerías, todavía no se ha mandado la solicitud a las autoridades de la Unión Europea y Taiwán. Además, el proceso todavía está en marcha en Japón y México.

"Lamentamos tener que hacer esto, pero LVMH no nos ha dejado otra opción"

Tiffany atribuye esto a los "esfuerzos" de LVMH de retrasar o evitar la recepción de las aprobaciones regulatorias para romper el acuerdo de fusión.

"Lamentamos tener que hacer esto, pero LVMH no nos ha dejado otra opción más que comenzar un litigio para proteger a nuestra compañía y a nuestros accionistas", ha asegurado el presidente del consejo de administración de Tiffany, Roger Farah. El ejecutivo ha asegurado que su empresa ha cumplido "con todas sus obligaciones".

Tiffany ha rechazado el argumento de la carta remitida por el ministerio francés, asegurando que una orden del Gobierno para que una empresa rompa un contrato legal y vinculante no está respaldada por la legislación francesa.

Farah ha agregado que el diálogo unilateral de LVMH con el Ejecutivo francés supone también una violación del acuerdo de fusión y que esa decisión del Gobierno de responder a los aranceles de Estados Unidos nunca antes se había hecho pública.

Tiffany ha explicado de que el acuerdo de fusión con LVMH no contempla que el adquisición no se complete por haber recibido una solicitud de un ministro de romper dicho acuerdo, por lo que LVMH está incumpliendo el documento vinculante.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin