Empresas y finanzas

Vueling e Iberia estudian recortar la capacidad ante la caída de la demanda

  • La compañía catalana plantea un ajuste del 15-20% en septiembre
Avión de Vueling

Las aerolíneas europeas se preparan para un invierno bajo mínimos ante la caída de la demanda y el auge de las restricciones a viajar a España. La extensión de los rebrotes de la pandemia, la incertidumbre y la paralización de las reservas ha llevado a Ryanair a recortar un 20% su capacidad (rutas y frecuencias) en septiembre y octubre tras operar en agosto con el 60% de la misma, un camino que tienen previsto seguir compañías españolas como Vueling e Iberia.

En concreto, la aerolínea catalana ha asegurado a este diario que están "estudiando reducir la capacidad en septiembre" aunque "todavía no hay nada previsto". De octubre no dicen nada porque, según explican, trabajan mes a mes. Pese a que oficialmente el ajuste de la oferta es sólo un plan, otras fuentes explican que la firma ya tiene previsto operar entre un 15 y un 20% menos de capacidad que en agosto. Así, Vueling da un paso atrás en los planes de reactivación de la operativa tras el fin del estado de alarma. La compañía arrancó julio con 2.000 vuelos semanales, cifra que elevó a los 2.800 en agosto, lo que supone el 45% de su capacidad, y que reducirá el mes que viene.

En este punto, cabe recordar que la empresa que todavía dirige Javier Sánchez Prieto abrió la puerta a cancelar vuelos en agosto ante la incertidumbre y la débil demanda registrada en julio y que ya ha cerrado la base de A Coruña y tiene previsto cerrar otras dos o tres. No hay que olvidar que, según los datos publicados por Aena, Vueling transportó casi 1,14 millones de pasajeros en julio, lo que supone una caída del 75,5% pese a que realizó 11.521 operaciones, un 60% menos que en el mismo mes del año pasado. Es decir, que no se han llenado los vuelos de la compañía en varias rutas.

Los planes de Iberia no están tan claro aunque desde la compañía aseguran que su operativa está en constante revisión y que preparan la programación de mes en mes para ajustarse a la demanda y las expectativas del mercado, que en este caso son muy poco halagüeñas por las crecientes restricciones dentro Europa, las dudas sobre la reactivación de los viajes de negocio y la reapertura del tráfico de largo radio.

El tráfico de pasajeros en España caerá un 63% en 2020, más de lo previsto por las limitaciones

"La programación se da mes a mes y de septiembre todavía no se ha hecho nada público aún porque todo está en continua revisión en base a la evolución de la demanda, las restricciones de los países (cuarentenas)", explican fuentes cercanas a la compañía, que opera a un 27% de su capacidad y apenas ha reactivado el largo radio debido al cierre de las fronteras. En este punto, IATA ha revisado a la baja la previsión de pasajeros para el año en España, que perderá 134,7 millones de viajeros en 2020, un 6,7% más que lo esperado en junio. S&P por su parte, espera que la aviación cierre a nivel mundial con caídas del 60 o 70%.

El mes de julio no ha ido tan bien como se esperaba puesto que el tráfico internacional ha caído un 80% mientras que el nacional ha tirado de la actividad con descensos del 60%, sobre todo por los vuelos a las islas. En agosto el tráfico receptivo y el emisor se han hundido, llevando a los hoteles a adelantar los cierres a finales de agosto, tal y como alerta Exceltur, lo que pone en una situación muy complicada a la actividad aérea.

Y es que, una vez termine el verano, el turismo nacional caerá y la demanda extranjera no tomará el testigo, como suele pasar. Se espera que Cataluña y Baleares sean los destinos más golpeados por la falta de alemanes y británicos en la temporada de invierno aunque se confía en que haya una mejora de la actividad en Canarias, que se ha dejado fuera de algunas cuarentenas.

comentariosforum1WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin

forum Comentarios 1

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

Usuario validado en Google+
Antonio Lopez Lopez
A Favor
En Contra

España necesita que se generalice la cura o la vacuna como agua de Mayo entre la población mundial.

Mantener esta situación atípica de tener los hoteles y las playas vacias de gente, no es normal.

Tampoco es normal que Melia, NH, Barceló, IAG y Aena, compañías con superabit, estén como están pasandolo mal.

Puntuación 0
#1