Empresas y finanzas

Aldesa duplicará sus ingresos hasta 2.000 millones tras la entrada de CRCC

  • La firma china suple la financiación de la española con un préstamo de 180 millones
  • Aldesa gana una obra de carreteras en Polonia por 155 millones
Puente de San Cristóbal, en Chiapas (México)

Aldesa prepara un nuevo plan estratégico para el periodo 2020-2024 después de que el gigante China Railway Construction Corporation (CRCC) consumara la toma de control del grupo de construcción español, con la adquisición del 75%, el pasado mes de mayo.

Con el músculo financiero que le proporciona su nuevo accionista de control, que tiene vocación a largo plazo, y con el equipo directivo que la ha liderado los últimos años, Aldesa se ha marcado unos objetivos ambiciosos que discurren por multiplicar su cifra de negocio al final del periodo hasta el entorno de los 2.000 millones de euros. Esto supone más que duplicar el volumen generado en los últimos ejercicios.

La hoja de ruta plantea, de igual modo, incrementar su cartera de contratación hasta alrededor de los 3.000 millones de euros

En 2019, la empresa alcanzó una cifra de negocio de 798 millones de euros (-18,2% con respecto a 2018), en un ejercicio en el que las incertidumbres generadas en los mercados sobre su futuro deterioraron su actividad. La hoja de ruta plantea, de igual modo, incrementar su cartera de contratación hasta alrededor de los 3.000 millones de euros, prácticamente el doble que la que contabiliza en la actualidad.

Para alcanzar estas metas, Aldesa, que se erige en la novena mayor constructora de España, se ha dotado, gracias a la entrada de CRCC, de mayor capacidad de contratación con líneas de avales y de confirming, y ha ampliado sus miras a grandes contratos internacionales, tanto de construcción como en concesión y, prioritariamente, en Latinoamérica y Europa. De hecho, la firma, a cuyo frente se mantiene Alejandro Fernández, ya ha comenzado a participar en licitaciones de tamaños superiores a los 500 millones de euros.

Entre los mercados que tiene el foco figura Chile, donde apunta a varias carreteras, México, donde en el último año ha negociado la extensión de su principal concesión, la autopistas de peaje Arriaga-Ocozocautla (en Chiapas), y Colombia, entre otros. En España está atenta al desarrollo del Plan Especial de Carreteras (PEC).

Aldesa consiguió rubricar la entrada de su nuevo accionista de referencia en mayo a pesar de la crisis por el Covid-19

Entretanto, Aldesa ya se ha adjudicado importantes contratos en las últimas semanas en Europa. En concreto, se ha hecho con el contrato para la modernización del tramo de la Línea Oeste entre Mira Sintra-Meleças y Torres Vedras, en Portugal, por 61,5 millones de euros. Asimismo, un consorcio liderado por la constructora española ha sido seleccionado recientemente para el diseño y construcción de la ruta S7 Plonsk-Czosnow, en Polonia, por casi 155 millones de euros.

A pesar de la crisis desatada por la pandemia por Covid-19, que ha retrasado la presentación de su plan estratégico, Aldesa consiguió rubricar la entrada de su nuevo accionista de referencia en mayo. CRCC selló la adquisición del 75% de la constructora española a través de una ampliación de capital de 250 millones de euros. La familia Fernández Rubio conserva el 25% restante.

La nueva financiación

Con este dinero, la compañía liquidó anticipadamente la emisión de bonos que tenía en circulación. Cn un saldo de 245 millones de euros, vencía el 1 de abril de 2021 y generaba un interés anual del 7,25%, un nivel muy superior al que ofrecen en el contexto actual los mercados secundarios. La firma china desembolsó una cantidad adicional.

Además, CRCC ha suplido la financiación que Aldesa tenía con una serie de bancos, mayoritariamente españoles, por 150 millones de euros. La constructora pretendía refinanciar este crédito sindicado con otras entidades, entre las que figuraban la china Haitong, aumentando su importe hasta los 180 millones. Sin embargo, la irrupción de la crisis sanitaria, que surgió precisamente en China, provocó que las negociaciones se frenaran.

Con todo, Aldesa dio por terminada la financiación de 150 millones de euros y CRCC, una vez concretó su desembarco, la sustituyó con un préstamo inter Company. El plan es retomar las negociaciones con los bancos para disponer de un nuevo crédito por los 180 millones mencionados.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.