Empresas y finanzas

Prisa vota hoy el futuro de Monzón con el mayor accionista en contra

  • El 'hedge fund' Amber, con el 30% del capital, busca el apoyo de Telefónica
Javier Monzón, presidente de Prisa, en una imagen de archivo. eE

Prisa celebra este lunes una Junta General de Accionistas en la que ya se han puesto todas las cartas sobre la mesa. Amber, primer accionista de la editora del diario El País, con un 29,8% del capital, persigue desde hace meses la salida de la presidencia de Javier Monzón un año y me-dio después de su llegada. "La lucha por el poder para el periódico más vendido de España está llegando a un punto crítico y el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, estará observándola de cerca", apunta en un artículo el rotativo financiero Bloomberg, que apunta más allá de una simple guerra accionarial, con implicaciones en las altas esferas políticas del país. "Sánchez ha dicho públicamente que el editor del periódico, Prisa, estuvo involucrado en las maniobras que lo vieron derrocado como líder del partido en 2016. Ahora, al parecer, Sánchez podría tomar un descanso mediático", sentencia el agencia, en caso de que Monzón saliera de la presidencia del grupo.

El hedge fund británico Amber, dirigido por Joseph Oughourlian, llevaría meses buscando el apoyo de los otros grandes accionistas de Prisa, como Telefónica con el 9,4% del capital, y también de Banco Santander (que controla el 4,1% de la compañía) y que sorprende teniendo en cuenta que es un aliado natural del expresidente de Indra, Monzón, para evitar que sea reelegido como consejero en la Junta de Accionistas, según informan fuentes conocedoras de la situación. Su renovación, así como la de los otros seis consejeros, forma parte del orden del día.

El fondo británico no tiene los apoyos asegurados, con el Santander, Al Thani o Polanco en contra

La base accionarial de Prisa está muy concentrada en una decena de manos, teniendo en cuenta que el capital libre que cotiza en el mercado es del 28,7%. El banco HSBC es el tercer mayor accionista de la compañía, por detrás de Amber y Telefónica, con el 9,108%, según los registros de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). Y también figuran entre su accionariado grandes figuras empresariales como el mexicano Carlos Slim, con el 4,305% del capital yel jeque catarí Al Thani, con un 5,137%, que viene reduciendo su participación progresivamente desde su entrada en 2015 con más del 8,1%.

Abandonar la presidencia

Si consigue que Monzón deje de ser consejero, en principio tendrían que abandonar automáticamente la presidencia del grupo y se elegiría a otro presidente de entre los consejeros restantes. Se ha llegado a barajar que sea el propio consejero delegado, Manuel Mirat, el que asuma la presidencia no ejecutiva. Como nuevo consejero podría entrar José Miguel Contreras, ex directivo de La Sexta, y cercano al PSOE de José Luis Rodríguez Zapatero.

De no conseguir los apoyos necesarios para echar del consejo a Monzón, Joseph Oughourlian, representante de Amber, tiene previsto solicitar su destitución como presidente no ejecutivo del grupo.

En principio, Amber no tiene los apoyos asegurados para lograr el cambio en la presidencia ya que el Santander, Polanco, Roberto Alcántara y el inversor catarí Al Thani prevén votar a favor de la reelección de Monzón. Telefónica se mantiene de perfil y las conversaciones con Carlos Slim, que ha aumentado su peso en el capital de Prisa, no ha dando resultado. O todavía no ha trascendido el mismo.

Pese a que fue la propia presidenta del Banco Santander, Ana Botín, la que aupó a Monzón a la presidencia de Prisa tras la salida de Cebrián y el breve periodo de interinidad de Manuel Polanco, Amber trata de convencerla de que respalde su salida, ante el giro que el expresidente de Indra trata de dar a la línea editorial de El País. apoyándose en Juan Luis Cebrián como columnista y en Felipe González. Monzón es, además, presidente no ejecutivo de Openbank, filial digital del Grupo Santander.

Pérdidas del 65% en 2020

La situación financiera de Prisa lleva años siendo extremadamente delicada ante el declive del sector. 2019 fue su cuarto año consecutivo de pérdidas, que se elevaron hasta los 171 millones de euros -menos que los 270 millones de 2018-, en una tendencia que continuó en el primer trimestre del año, con números rojos de 26,1 millones de euros, un 36% inferiores al mismo periodo del año anterior.

Su acción en bolsa ha reflejado esta situación, con una caída en lo que va de año del 65%, lo que ha llevado a Prisa a valer en el mercado 350 millones de euros, frente a los más de 1.000 millones con los que arrancó 2020. Y lo peor es que no se ha recuperado de la caída desde los mínimos del mercado de marzo y cotiza por debajo, en los 0,49 euros. Su desplome en el mercado es el mayor de entre la veintena de comparables a nivel mundial.

El sector de medios de comunicación retrocede, de media, un 13% en lo que va de año, con compañías europeas como el Daily Mail cayendo casi un 17%. Axel Springer, propietario de Business Insider, sube un 1,3%.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.