Empresas y finanzas

El Banco Santander prepara para septiembre la reincorporación completa de sus empleados

  • De momento, más de 8.000 trabajadores continúan realizando su tarea en remoto
  • El 32% de los empleados ya va a la Ciudad Financiera y el 40%, a Santander España
  • El grupo crea un equipo para diseñar un modelo futuro de teletrabajo
La presidenta del Banco Santander, Ana Botín.

El Banco Santander se mantiene cauto ante la crisis sanitaria y prevé que la vuelta completa de forma presencial de toda la plantilla en España se culmine en septiembre. Esto supone, según ha informado este miércoles Efe, que unos 8.000 empleados se irán incorporando de forma gradual a partir de estas semanas y hasta septiembre a sus puestos de trabajo. Las incorporaciones se harán en la sede corporativa del grupo, la Ciudad Financiera ubicada en Boadilla del Monte (Madrid) y en los servicios centrales de Santander España, cuyo edificio está situado en las afueras de la capital.

La Ciudad Financiera cuenta con unos 8.000 empleados, pero la pandemia del coronavirus hizo que la inmensa mayoría desempeñara sus funciones de forma remota; con el paso del tiempo algunos se han incorporado y actualmente un 32% acude de forma presencial. Eso supone que algo más de 2.500 empleados ya trabajan desde sus puestos, pero quedan casi 5.500 que lo siguen haciendo desde casa y el plan del grupo es que se incorporen en septiembre.

Los servicios centrales de Santander España emplean a más de 4.000 personas, de las que en torno el 40% ya se ha incorporado a su puesto presencial, unos 1.600 trabajadores, por lo que quedan casi 2.500 empleados más que siguen trabajando en remoto. Por lo tanto, entre los 5.500 empleados de la Ciudad Financiera que trabajan a día de hoy desde casa y los casi 2.500 trabajadores de la sede de Santander España que están en la misma situación, el grupo tiene a 8.000 empleados pendientes de volver a sus puestos.

Más de 4.000 profesionales de la Ciudad Financiera se conectaron ayer a un encuentro celebrado en directo con el responsable de Secretaría General y Recursos Humanos de Banco Santander, Jaime Pérez Renovales, quien les informó sobre el avance de los planes de reincorporación de la entidad. "El objetivo es que, siempre que las circunstancias personales y de salud lo permitan, todos los profesionales del Centro Corporativo puedan incorporarse de forma presencial a la oficina a lo largo de estas semanas, de manera que a comienzos de septiembre, estemos todos en una situación similar a la de antes de la crisis", expuso.

Según explicó, en las últimas semanas se han producido cambios, tanto en la evolución de la pandemia como en las medidas adoptadas por las autoridades, que están permitiendo al banco acelerar la vuelta a las oficinas y retomar su actividad económica normal. No obstante, insistió en que la prioridad sigue siendo garantizar la salud de todos los trabajadores de los centros corporativos y solo han planteado volver a la oficina cuando es "totalmente compatible con garantizar la seguridad de todos los profesionales".

El jefe de RRHH: "Tened la plena confianza de que, en caso de hubiera un rebrote, estamos preparados"

Pérez Renovales añadió que los edificios del Banco Santander y los propios protocolos de actuación se han adaptado para garantizar la salud y protección de todos, con medidas de prevención que pretenden evitar nuevos contagios entre los empleados. "Tened la plena confianza de que, en caso de hubiera un rebrote, estamos preparados y contamos con los protocolos y medidas necesarias para evitar su propagación en nuestros centros de trabajo", aseguró.

Preparan un plan de teletrabajo

Además, desde el Banco Santander explican que la nueva norma de distanciamiento social establecida por el Gobierno, que pasa de 2 a 1,5 metros, les permite utilizar la capacidad de sus edificios casi en su totalidad y que sea factible la reincorporación de todos los empleados en sus sitios habituales, además de facilitar el uso de otros espacios comunes como restaurantes y salas de reuniones.

En el encuentro virtual también se dijo que el trabajo remoto es posible y presenta ventajas, pero dado que la situación ha sido excepcional, "no puede servir de base para organizar el trabajo en remoto de forma estructural". Para diseñar el futuro modelo de trabajo a aplicar, el Santander ha creado un equipo para identificar en qué medida es aconsejable aplicar el trabajo en remoto de ciertos equipos y fijará las reglas a aplicar una vez implantado.

comentariosforum5WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin

forum Comentarios 5

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

Dinosaurios
A Favor
En Contra

Aquí está la mentalidad "progresista" y "futurista" de este banco. Efectivamente la covid ha provocado que de forma voluntaria se teletrabaje, pero la pregunta es ¿se ha notado algo en la productividad ese teletrabajo?

Me parece una mentalidad de dinosaurios el obligar a todos a volver a la oficina, pudiéndolo hacer desde sus casas. Estos no piensan que no sólo es una ventaja para el teletrabajar, es una ventaja para toda la sociedad (menos desplazamiento, luego menos contaminación por poner un ejemplo).

Mientras los empresarios sigan con esa mentalidad del siglo pasado, mucho me temo que el teletrabajo no avanzará a los pasos que debe.

Puntuación 3
#1
Usuario validado en Google+
Jorge Mundial
A Favor
En Contra

Esta claro que el teletravago ha funcionado-

Puntuación -2
#2
Usuario validado en Google+
E. coli
A Favor
En Contra

Para el #1. Mismamente. Dinosaurios tal cual.

La mayoría de empresas del ibex van de ese palo. Todo el mundo a calentar sillas y a gastar combustible para reactivar la economía. En vez de darle una vuelta y aprovecharlo en beneficio del medio ambiente, del empleado por ahorro de costes y tiempo en desplazamientos y atascos, y para la empresa también ya que se sugiere una reducción drástica de los espacios de trabajo con el consiguiente ahorro en puestos dedicados.

Una vergüenza además siendo uno de los pocos países con una basta infraestructura de fibra óptica.

Todo esto sin considerar que se esta exponiendo innecesariamente y de forma precipitada a un gran colectivo de trabajadores encerrados en unas grandes oficinas. Con que se contagie uno o dos la lian parda.

Multiplicar esto por el número de empresas dinosaurios y volveremos a desbordar las UCI.

Luego los ceo se llenan la boca con que la salud de los trabajadores es prioridad, la transformación digital y la disrupcion de mercado, bla bla bla.

Un experimento social en toda regla.

Puntuación 2
#3
Usuario validado en elEconomista.es
Amanda
A Favor
En Contra

Tienes razón Dinosaurios, pero en parte entiendo que teman por si en un futuro no muy cercano van a tener que cargar ellos con los gastos de ese teletrabajo y que les salga peor. Cosa que no me extrañaría.

Yo creo que habría hecho lo mismo. De momento dejar las cosas como estan. Cuando veamos las verdaderas condiciones que nos imponenen para teletrabajar, ya decidiremos si lo hacemos o no.

Puntuación 1
#4
Estrambote
A Favor
En Contra

Sin dejar de lado todo lo que se ha aprendido a nivel laboral durante esta crisis, va siendo hora de recuperar la normalidad, eso sí, siempre alertas ante posibles rebrotes.

Puntuación 1
#5