Empresas y finanzas

Iberdrola electrificará la red de autobuses urbanos de Madrid

  • Planificará la infraestructura de recarga y asesorará a la empresa municipal
  • Una Comisión de seguimiento planificará las actuaciones de cada ejercicio
Iberdrola y la EMT suscriben el acuerdo para electrificar la red de autobuses. Foto: Archivo.

Iberdrola ha alcanzado un acuerdo con la Empresa Municipal de Transportes de Madrid (EMT) para electrificar la red de autobuses urbanos de la ciudad. La empresa, que ya colabora con el Consistorio en su proyecto de ciudad inteligente, empezará planificando la infraestructura de recarga y asesorando sobre las alternativas para el suministro eléctrico.

La compañía presidida por Ignacio Sánchez Galán y la EMT han anunciado la firma de un convenio entre su filial de distribución i-DE y la EMT para trabajar juntas, por un plazo inicial de dos años, con el objetivo de consolidar el transporte sostenible en la capital del país. Una comisión mixta de seguimiento, presidida por la EMT, determinará las actuaciones a realizar cada año y verificará su cumplimiento.

De momento, Iberdrola planificará la red de infraestructuras de recarga eléctrica de los autobuses, facilitará su ejecución y estudiará las alternativas de suministro eléctrico a las instalaciones de la EMT desde las que operan los autobuses. También analizará la implantación de puntos de recarga en aparcamientos y espacios públicos gestionados por la EMT. Ya se han identificado emplazamientos óptimos en las primeras cocheras que se electrificarán, en Fuencarral y Carabanchel.

El convenio lo han firmado el director gerente de la EMT, Alfonso Sánchez, y el director de la Región Madrid de i-DE, Efigenio Golvano, en presencia del delegado del Área de Medio Ambiente y Movilidad del Ayuntamiento, Borja Carabante y de Antonio Espinosa de los Monteros, consejero delegado de i-DE.

Madrid, 'smart city'

Iberdrola y la EMT vienen impulsando proyectos para transformar las ciudades en inteligentes -smart cities- que se centran en cinco áreas estratégicas: la electrificación de los sectores más contaminantes (como el transporte y la calefacción) para reducir las emisiones contaminantes; la consolidación de la movilidad eléctrica; la incorporación de nuevas funcionalidades de monitorización, automatización e inteligencia en la red de distribución eléctrica para aprovechar mejor la infraestructura existente; la implantación de medidas de eficiencia energética para reducir el consumo y los costes energéticos de la ciudad; y la sensibilización de los ciudadanos en materia energética.

Las redes eléctricas son una parte básica de esa transformación, porque permiten la integración de la movilidad sostenible, una mayor integración de renovables, el consumo descentralizado y el autoconsumo, y aporta al consumidor mayor capacidad de decisión y conectividad.

El Ayuntamiento capitalino tiene una fuerte apuesta por la electrificación de los autobuses y por los vehículos eléctricos en general para mejorar la calidad del aire de la urbe, luchar contra el cambio climático y fomentar la movilidad sostenible.

En los últimos años, i-DE ha desplegado cerca de 11 millones de contadores inteligentes –de ellos, 2,1 millones en la Comunidad de Madrid- y la infraestructura que los soporta, así como la adaptación de alrededor de 90.000 centros de transformación, a los que ha incorporado capacidades de telegestión, supervisión y automatización.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin