Empresas y finanzas

Farmaindustria se compromete a invertir en nuevas fábricas

  • También ha apostado por una mayor financiación para el SNS
Martín Sellés, presidente de Farmaindustria. Foto: eE.

Farmaindustria se compromete a aumentar su inversión en España y crear con ello nuevas plantas de producción. Así lo expuso ayer en el Congreso el presidente de la patronal, quien también apuntó a que es necesaria una mayor inversión para sanidad.

"La industria farmacéutica puede ayudar a la necesaria reconstrucción económica de nuestro país incrementando nuestras inversiones industriales creando nuevas plantas de producción en España, modernizando las actuales o ampliando algunas de las existentes", aseguró Martín Sellés.

En el plano del empleo, Farmaindustria también recordó la capacidad del sector por crear puestos de trabajo de alta calidad y, especialmente, en el sector más joven de la población. "En las condiciones adecuadas, podemos crecer y proporcionar a nuestro país empleos cualificados, con proyección y vinculados a la innovación", dijo.

Sellés ha incidido en la importancia de su propuesta para el reforzamiento del sistema sanitario público. La crisis sanitaria ha mostrado "la importancia de tener un buen sistema sanitario público, bien dotado y adecuadamente financiado", ha manifestado, y también "lo importante que es invertir adecuadamente en I+D, en innovación, y cómo la colaboración público-privada nos ayuda a ser más rápidos para encontrar de soluciones farmacológicas y más eficientes". Por eso, sostiene, la investigación, que mayoritariamente promueve la industria farmacéutica, ha de ser un motor imprescindible para impulsar el sistema sanitario.

En este sentido, ha subrayado también cómo la crisis del coronavirus ha puesto de manifiesto la capacidad de respuesta de la industria farmacéutica en España. Primero, para evitar problemas de suministro, donde, en colaboración con la Agencia Española de Medicamentos, distribuidores y farmacias, "hemos conseguido que los 25 millones de españoles que toman todos los días algún medicamento los tuvieran". Para ello, ha añadido, "nos hemos asegurado de que las 82 plantas de producción de medicamentos que tenemos en nuestro país funcionaran a pleno rendimiento, aun en las semanas más duras, con unos planes de contingencia robustos que han funcionado adecuadamente, y también hemos trabajado para que los medicamentos que se producen en el exterior llegaran a España en tiempo y forma, evitando acopios por parte de terceros países".

Europa negociará por la vacuna

Al mismo tiempo que Sellés comparecía en el Congreso, el ministro Salvador Illa se reunía con sus homólogos europeos. España delegará la compra de la vacuna a la Comisión Europea. Eso sí, ha pedido transparencia en el contrato y una distribución equitativa según el nivel epidemiológico de cada país.

En el encuentro, que se ha realizado de forma telemática, Salvador Illa ha mostrado la necesidad de crear "un marco regulatorio claro" para la adquisición y la adjudicación de contratos, así como para el contenido del contrato final que deberán firmar los estados miembros. Por ello, se ha mostrado partidario de que la Comisión Europea garantice que el proceso se lleve a cabo conforme a las normas aplicables de contratación pública comunitarias y de los estados miembros.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.