Empresas y finanzas

El Gobierno impulsa cuatro líneas de ayudas para el transporte por carretera

  • Ábalos se compromete a mediar ante Trabajo para extender los Ertes por fuerza mayor
El transporte de pasajeros se reúne con la cúpula del Ministerio

Las patronales del transporte de pasajeros por carretera han concluido la teleconferencia con el ministro José Luis Ábalos satisfechas con la predisposición y los planes del Gobierno para rescatar al sector tras la crisis del coronavirus. La música ha sonado muy bien, "ahora sólo hace falta que se materialicen cuanto antes porque el sector lleva tres meses sin ingresos", aseguran fuentes presentes en la encuentro. Y es que, según explican, Ábalos se ha mostrado muy compresivo con los problemas de las empresas y dispuesto a hacer todo lo que esté en su mano para garantizar el futuro de las compañías.

Así, el ministro de Transportes ha confirmado que el Gobierno está trabajando en cuatro líneas distintas de ayudas para compensar a las empresas del sector, que llevan desde mediados de marzo casi sin generar ingresos por las restricciones a la movilidad, y se ha comprometido a interceder ante Economía para extender a los contratos de leasing o renting de los vehículos las moratorias aprobadas para las hipotecas.

"La no extensión de los ERTEs por causa de fuerza mayor durante la recuperación supondrá la destrucción de más de 30.000 empleos y la desaparición de más de 1.000 empresas del sector"

Asimismo, ha anunciado que mediará con Trabajo para que se extiendan los Ertes por fuerza mayor en sus compañías. "El transporte de pasajeros por carretera no ha sido un damnificado colateral y por eso merece una consideración especial en el tema de los Ertes por fuerza mayor", ha asegurado Ábalos a los empresarios en la reunión, a la que han asistido Confebus y Atuc, entre otras.

Las compañías buscan que los Ertes se extiendan al menos hasta diciembre de 2020 ya prevén que la demanda del transporte público y el turismo sigan bajo mínimos hasta el año que viene. En este punto, aseguran que la actividad podrá recuperar los niveles precoronavirus en enero de 2022. "La no extensión de los ERTEs por causa de fuerza mayor durante la recuperación supondrá la destrucción de más de 30.000 empleos y la desaparición de más de 1.000 empresas del sector", señala Confebus en una nota.

Liquidez para el sector

El departamento que dirige José Luis Ábalos ha conseguido que 800 millones del fondo de 16.000 millones que se transferirá a las Comunidades Autónomas se destine a compensar la pérdida de ingresos del transporte público de titularidad autonómica. Es decir, metro, tranvía, líneas periurbanas y metropolitanas. Así, los transportes urbanos como la EMT quedan fuera de este fondo.

Aunque no se beneficien de los 800 millones con los que el Ejecutivo cubrirá el 33% de la facturación anual de estas empresas por la venta de billetes, Ábalos ha explicado a las patronales que el Ministerio de Hacienda está trabajando en crear un fondo similar para el transporte urbano que se pagará a través de los ayuntamientos. La negociación con la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP?) ya se ha iniciado.

No está claro cuánto dinero se va a transferir a los municipios para compensar las pérdidas de las EMT pero la FEMT pidió en día más de 1.750 millones. La cifra incluye los transportes de titularidad autonómica.

Ábalos también ha señalado que su departamento está trabajando para articular mecanismos que compensen las pérdidas en las que han incurrido los servicios de transporte público de titularidad estatal (concesiones de líneas autobús interurbanas). Muchas de estas concesiones están caducadas y en principio no podrían ser compensadas aunque el Ministerio está analizando distintas alternativas.

En cuanto al transporte discrecional y turístico de viajeros en autobús, uno de los que más ha sufrido la crisis y más riesgo tiene de quebrar, Ábalos se ha comprometido a solicitar que se vinculen sus necesidades de liquidez al Plan de Recuperación del Turismo que prepara el Ministerio de Industria. Es decir, que una parte de los fondos de este plan vayan destinados a asegurar la supervivencia de las empresas, en su mayoría familiares, que están al borde de la quiebra.

El Gobierno va a tener en cuenta al sector del transporte en su Plan de Reactivación de la Economía para los próximos dos años y en donde los Fondos de la Unión Europea jugarán un papel clave para lograr una movilidad sostenible.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin