Empresas y finanzas

Más de un millón y medio de inmuebles tendrán que obtener el certificado energético cada año

  • Las tiendas, oficinas y restaurantes con más de 500 metros deberán certificarse
  • La CNMC pide al Gobierno que justifique la aplicación de exigencias más duras que las europeas
  • Las sanciones por incumplimiento oscilan entre los 300 y los 6.000 euros
Imagen: Archivo.

El Gobierno prepara una ampliación de los certificados energéticos que afectará a 1,5 millones de inmuebles anualmente, con un coste de 60 a 150 millones de euros. Los propietarios deberán obtener el certificado siempre que vendan o alquilen -aunque ya tuvieran uno en vigor-, cuando acometan una reforma relevante, o si los inmuebles tienen más de 500 metros cuadrados y determinados usos, tal que comercios, oficinas o restaurantes. Las sanciones por incumplimiento oscilan entre los 300 y los 6.000 euros.

La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) ha publicado su preceptivo informe sobre el Proyecto de Real Decreto por el que se aprueba el procedimiento básico para la certificación energética de los edificios, que tramita el Ministerio para la Transición Ecológica (Miteco), para trasponer normativa europea -la Directiva 2018/844-, yendo más allá con sus exigencias en algunos aspectos.

Tal y como publicó elEconomista, la futura norma crea un registro administrativo centralizado con los informes de evaluación energética de los edificios, condiciona la recepción de las ayudas a la obtención de ahorros constatables con una mejora de la calificación, prevé revisar en dos años quiénes pueden expedir la certificación, ahora limitado a arquitectos, arquitectos técnicos, ingenieros o ingenieros técnicos...

La principal novedad del decreto para los consumidores son los nuevos criterios para que los inmuebles dispongan del certificado de eficiencia energética, ámbito en el que es más exigente que la norma europea que traspone: hasta ahora, sólo tienen que obtener el certificado los inmuebles en venta o alquiler y los de la Administración mayores de 150 metros cuadrados y frecuentados por el público, pero cuando entre en vigor, tendrán que obtenerlo todos los inmuebles que se vendan o alquilen a un nuevo arrendatario, con independencia de que ya tuvieran un certificado en vigor.

El certificado también será obligatorio para los edificios que tengan que someterse a la Inspección Técnica periódica y para los que acometan reformas que modifiquen las instalaciones térmicas, que intervengan en más de un 25% de la envolvente térmica final o que incrementen más de un 10% su superficie o volumen construido.

Inmuebles de más de 500 metros

Finalmente, lo deberán obtener los inmuebles con más de 500 metros cuadrados que se dediquen a usos públicos y privados administrativos, sanitarios, comerciales o docentes, entre otros, lo que afectará a oficinas, mercados, restaurantes… Además, se elimina la excepción de obtener el certificado a los edificios utilizados ocasionalmente y a las segundas residencias.

La CNMC señala que con estos nuevos criterios aproximadamente un millón y medio de inmuebles tendrá que obtener el certificado cada año: unos 35.000 edificios que realicen reformas o ampliaciones, otras 528.415 viviendas que se vendan o alquilen -incluyendo los segundos domicilios y las viviendas vacías- y 1.006.344 inmuebles de más de 500 metros cuadrados destinadas a los usos públicos y privados.

El Regulador advierte de que esta ampliación implica un incremento de las cargas administrativas de 9,63 millones anuales y recomienda al Miteco que justifique las razones de la ampliación de los criterios "desde la óptica del principio de proporcionalidad", atendiendo a las nuevas obligaciones que impone a los propietarios.

Obtener un certificado energético cuesta de 40 a 100 euros, dependiendo del desplazamiento que tenga que hacer el técnico competente hasta el inmueble a certificar, de modo que, en conjunto, los costes se incrementarán de 60 a 150 millones de euros. Por otro lado, esta visita, al objeto de evitar fraudes, pasará a ser obligatoria -al menos una vez- y deberá realizarse durante el mes previo a la emisión de certificado.

Las sanciones por incumplimiento, por otro lado, oscilan entre los 300 y los 6.000 euros.

El sector de la edificación en España supone algo más del 30% en el consumo de energía final, del cual el 18,5% correspondía al sector de la edificación residencial y un 12,5% al sector no residencial (comercio, servicios y Administraciones Públicas). El parque inmobiliario es el responsable además de, aproximadamente, el 36% de todas las emisiones de CO2 de la UE.

comentariosforum8WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin

forum Comentarios 8

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

Juan
A Favor
En Contra

Otro sacadinero

Estos políticos parece que solo estuvieran para darnos bien por el culo

Puntuación 25
#1
Benito
A Favor
En Contra

Ya más certificados; lo malo quien lo paga el de siempre. El Paganini hasta que pueda pagará en cash después en carne y como me guste certificame entero.

Puntuación 14
#2
Bilbo
A Favor
En Contra

Me pregunto de que cuantia es el soborno que paga un lobby a este gobierno corrupto para que modifiquen una ley incluyendo a los chupocteros a los que representa.

Si no es mucho, estoy pensando en ahorrar unas cuantas pagas del ingreso perroflautico y arabe vital, para modificar esa ley e incluir un examen holistico de los edificios. En caso habra una tarifa plana de 40 euros al mes, y realizare la limpieza de aura del local telekinesicamente, por lo que no tendre que desplazarme en persona (con las ventajas para el medio ambiente que eso supone ).

Si no se procede a la limpieza del aura durnate mas de tres meses, la multa podria llegar a los 12000 euros, no se lo tomen a broma!

Puntuación 13
#3
Grrrr
A Favor
En Contra

Especialistas en generar nuevos empleos no productivos y nuevos impuestos. Menos derechos y más obligaciones, y regular hasta la hora de hacer caca.

Puntuación 16
#4
Travelin' Man
A Favor
En Contra

Vivo en una auto caravana de lujo, tiene un sistema anti atracos que repele a los delincuentes, en caso de que falle llevo un arma de fuego con un súper silenciador, solo pago el seguro y el impuesto de circulación, no pago ibi ni basura aunque si itv, me la suda lo el impuesto energético y demás chorradas, aparco donde me da la gana y me siento muy feliz.

¡Que os expriman tontolabas!

Puntuación 7
#5
John
A Favor
En Contra

Impuestos y tasas para defender a los suyos y darles trabajo a cambio de nada.

Todos los certificados son E o F o G, y nadie deja de comprar un piso o rebaja por un papel en colores que aparece el día de la firma de la compra-venta.

Puntuación 9
#6
Usuario validado en Google+
Jose Diaz
A Favor
En Contra

Este gobierno de "ladrones" a seguir sangrando a los ciudadanos, que sí certificados energéticos, que si ITV, que si rodaje, que si IBI, que si impuesto de sucesiones etc...todo "robar al ciudadano, y ahira darles "pastel" a los arquitectos, aparejadores y ayuntamiemtos, para seguir "robando".

Puntuación 7
#7
Usuario validado en elEconomista.es
skubidur
A Favor
En Contra

Pues el certificado energético actual es algo de risa, prácticamente ningún anuncio de venta a alquiler dispone de él, se limitan a decir "en trámite"y se supone que es un documento obligatorio desde hace años.

Puntuación -6
#8