Empresas y finanzas

Blackstone apuesta por la logística de última milla y compra una nave en Sevilla

  • El vendedor es el fondo Sandton Capital, que ha sido asesorado por Savills Aguirre Newman

El mercado logístico es uno de los pocos que mantiene su actividad a pesar de la crisis del Covid. El último en mover ficha ha sido Blackstone, que ha cerrado la compra de una nave en Sevilla.

La operación, que ha sido asesorada por Savills Aguirre Newman, se ha cerrado a través de la sociedad Mileaway, la mayor compañía de Europa especializada en ultima milla, que fue impulsada por Blackstone en 2019.

El vendedor ha sido el fondo Sandton Capital Partners, que ha ejecutado la transacción a través de la fórmula de  sale & lease back. Concretamente, se ha desprendido de un activo logístico en el polígono La Isla, en Dos Hermanas (Sevilla). 

El activo, ocupado con un contrato a largo plazo por Pansur, un operador de referencia en el sector de la alimentación, cuenta con 5.649 metros cuadrados de superficie bruta alquilable sobre una parcela de alrededor de 10.000 metros cuadrados ubicada en uno de los principales nudos logísticos de Andalucía.

"Esta operación pone de manifiesto el interés inversor por el mercado inmologístico andaluz. Hay una gran presión de fondos internacionales de primer nivel, así como de promotores internacionales por posicionarse en el mercado, con especial atención a Málaga y Sevilla", asegura el responsable del departamento Logístico de Savills Aguirre Newman en Andalucía, Vicente Bernabé.

Según la consultora, en los últimos años la inversión en sector logístico se ha consolidado en España al mantener unos fundamentales muy sólidos, por lo que en la situación actual puede llegar a convertirse en un valor refugio en el que se prevé mayor especialización en las operaciones de inversión a corto y medio plazo.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.