Empresas y finanzas

La hostelería pide ayudas directas como en Francia, Italia o Alemania y responsabiliza al Gobierno de los cierres

  • Las principales patronales dicen que Sánchez deja "desasistido al sector"
  • Antes de final de año habrá más de 40.000 cierres
  • El sector prevé la destrucción de miles de empleos
Foto: Europa Press

El sector de la hostelería se ha puesto en pie de guerra ante la falta de apoyo por parte de Moncloa. Las dos grandes organizaciones empresariales que representan a esta industria -Marcas de Restauración y Hostelería de España- han emitido un comunicado conjunto en el que "lamentan que el Gobierno siga ignorando la grave situación por la que atraviesa el sector, cuyas reclamaciones han sido excluidas en último Real Decreto, aprobado el 21 de abril".

Según dicen estas organizaciones, "en vez de adoptar medidas de ayuda solidarias y de justa equidad económica como han hecho países de nuestro entorno (Francia, Italia o Alemania), el Gobierno deja desasistido al colectivo que compone el tejido empresarial del país".

Medidas poco adecuadas

Al igual que defienden también las patronales del comercio, la hostelería considera que "no parece que la mejor manera de apoyar al empleo y a la economía sea no regular adecuadamente en el sector la suspensión y acomodación de los alquileres de locales comerciales a las circunstancias excepcionales provocadas por la crisis del Covid-19, tal y como hemos solicitado en reiteradas ocasiones".

Ante todo ello, en el comunicado, Marcas de Restauración, la asociación que agrupa a todas las grandes cadenas, y Hostelería de España, que defiende los intereses de más de 250.000 bares, restaurantes y cafeterías, instan una vez más al Gobierno "a adoptar medidas que supongan un alivio en las cargas económicas a las que deben hacer frente los hosteleros durante el cierre por fuerza mayor de sus negocios, como es la exoneración del pago del alquiler y su adecuación a las circunstancias a corto plazo".

Según un estudio de Bain y EY, los negocios de restauración tienen que hacer frente durante su cese de actividad a gastos fijos de entre 6.000 y 16.000 millones de euros, lo que supone un compromiso inasumible para el sector debido al cierre del negocio.

"En este escenario de incertidumbre y crisis profunda, la suspensión y acomodación proporcional de la renta de los alquileres a las ventas, nulas en este momento y muy restringidas en un futuro próximo, es de especial necesidad para un sector de frágil estructura financiera y sin la capacidad de resistencia de otros", explican las dos organizaciones.

En su opinión, la simple moratoria del pago de los alquileres aprobada el pasado 21 de abril, lejos de despejar las amenazas que se ciernen sobre miles de pequeñas empresas, sólo hace aplazar unos meses la condena al cierre obligado.

"No es descabellado afirmar que si no se implementan las medidas que reclamamos, un 15% de las todas las empresas están abocadas a la desaparición, lo que supone más de 40.000 pequeñas y medianas empresas. No será más que la propia Administración del Estado por su gestión en esta crisis la responsable directa de dicha situación,planteada bien por su inacción o por medidas claramente deficientes en su planteamiento básico", aseguran.

En esta situación, la hostelería "apela a la aplicación del artículo 1105 del Código Civil, que contempla la exoneración del pago de rentas por causas de fuerza mayor y en su caso la adecuación del pago de rentas proporcionles a las ventas reales en el corto plazo". El sector supone el 6,2% del PIB y da empleo a 1,7 millones de personas.

Cien mil cierres en el comercio

La hostelería no es el único sector que se enfrenta a un drástica pérdida de empresas y empleo. Acotex, la asociación que representa los intereses del sector textil, se ha mostrado también muy crítica con la gestión del Gobierno, asegurando que está poniendo en peligro a casi la mitad de los comercios existentes en España. Según el presidente de la organización, Eduardo Zamácola, alrededor de 100.000 tiendas podrían verse obligadas a liquidar su negocio ante la falta de ayudas y tras el cierre forzoso decretado tras el Estado de Alerta.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud