Empresas y finanzas

Tinsa, Sociedad de Tasación y Gloval lideran el ranking de las grandes tasadoras en España

  • Los datos del sector de tasación confirman el escenario de ralentización del sector inmobiliario
  • La facturación de las 22 firmas de la AEV cae un 4% hasta los 274,3 millones
  • Seis firmas representan el 69% del negocio total de tasación en España

Un año más Tinsa se sitúa líder en el podio de las grandes tasadoras de España. Según los datos que recoge la Asociación Española de Análisis de Valor (AEV), patronal que engloba a las 21 principales empresas del sector, Tinsa cerró el 2019 con una facturación de 72,4 millones de euros.

Esta cifra representa más de un cuarto de la facturación total de las 22 empresas que formaban parte de la AEV el pasado año, si bien, supone un descenso anual del 7,8%.  "Nuestro compromiso con la calidad y el servicio nos mantiene líderes un un sector extremadamente competitivo", explica José Antonio Hernández Calvín, director general de Tinsa España, que apunta que "tenemos ahora por delante un contexto de gran incertidumbre, en el que el conocimiento y la tecnología serán elementos diferenciadores".

Tras la tasadora participada por el fondo de capital riesgo Cinven se encuentra Sociedad de Tasación, que en 2019 escala un puesto en el ranking y se sitúa segunda con una facturación de 34,1 millones de euros. La firma logra mejorar su posición a pesar de que la facturación ha caído un 8,5%.

La tercera en el podio es Gloval Valuation, que baja un puesto tras ver recortada su facturación en 2019 un 24,7% hasta situarse en los 31,1 millones de euros. Fuentes de la compañía apuntan a elEconomista que "la integración de Ibertasa, Valtecnic y VTH bajo el paraguas de Gloval Valuation se formalizó el pasado mes de marzo, pero requirió todavía de seis meses más de estabilización por sus implicaciones en los procedimientos, sistemas y plantilla de la compañía, de modo que contábamos con que esa transición impactara coyunturalmente en nuestros resultados de 2019".

Además, "y en relación a nuestros servicios para el sector bancario, el año pasado todavía presentaban una alta concentración en algunas entidades, en algún caso desaparecidas, y se produjo también una caída generalizada de las valoraciones de las carteras de los propios bancos por la venta masiva de carteras a fondos sin obligaciones regulatorias de valoración. De nuevo, ya habíamos previsto que estos factores impactarían también en nuestros resultados", explican desde Gloval.

Gevalt se mantiene cuarta con 20 millones de euros y le sigue CBRE con 17,3 millones y un crecimiento del 5,8%. Euroval también conserva su sexto puesto con una facturación de 14,4 millones y un incremento del 13,4%.

La facturación total cae un 4%

Estas seis tasadoras suman una facturación de 189,3 millones de euros, representando el 69% de la facturación total de las firmas que componen la AEV, que en 2019 alcanzaron los 274,3 millones de euros, lo que supone un descenso del 4% respecto al año anterior. Este descenso es consistente con el del volumen total de tasaciones realizadas, que retrocede un 5,27% respecto a 2018, hasta un total de 1.100.000 tasaciones. El valor total del conjunto de inmuebles tasados también desciende, aunque de forma más suave, con una caída del 1,25%.

"Los datos de actividad y facturación de las tasadoras en 2019 confirman el escenario de ralentización que ya se atisbaba en el sector inmobiliario a finales de año y que ahora, con la crisis sanitaria del COVID-19, es mucho más incierto", explica Paloma Arnaiz, secretaria General de la AEV.

"En esta situación de fuerte incertidumbre, las valoraciones volverán a constatarse como uno de los instrumentos imprescindibles y de mayor eficacia para proporcionar confianza al mercado y posibilitar la reactivación de la economía; no en vano, las sociedades de tasación están invirtiendo sus mejores esfuerzos en estos días para asegurar que sus metodologías y criterios son adecuados y prudentes a la hora de proporcionar una visión certera del mercado y de los precios inmobiliarios", destaca Arnaiz.

Las tasaciones con finalidad hipotecaria caen

Las tasaciones realizadas con finalidades hipotecarias han sufrido un descenso tanto en volumen, (-7,65%) como en importe tasado a nivel global (-4,16%). "Estos datos son consecuencia del efecto agregado de la actividad del conjunto del año ya que, si analizamos únicamente los tres últimos meses del año, apreciamos que ambos segmentos, de tasaciones completas y de tasaciones hipotecarias, crecieron en volumen con respecto al cuarto trimestre de 2018, a ritmos del 1,75% y 4,35% respectivamente, compensando en parte el peor comportamiento del resto de trimestres", apuntan desde la AEV.

Este repunte del cuarto trimestre se podría explicar, "en parte, por el retraso de un cierto número de operaciones hipotecarias que, con la entrada en vigor de la Ley de Contratos de Crédito Inmobiliario, se vieron pospuestas unas semanas, hasta que se solucionaron todas las dificultades operativas que en su momento surgieron", según Arnaiz.

Otro aspecto que explica la tendencia a la baja de los datos de actividad es la progresiva venta de carteras de activos inmobiliarios por parte de los bancos, que ha ido eliminando la necesidad de seguir tasándolos anualmente, sumado a una cierta ralentización del mercado hipotecario en 2019.

Según datos del INE, las hipotecas sobre vivienda crecieron solo un 3,24% respecto al año 2018, frente a crecimientos del 10% en años anteriores.

El importe medio de tasación de las viviendas valoradas con finalidad hipotecaria (importe total de valoraciones entre número de viviendas tasadas) creció un 4,08%, pasando de aproximadamente 191.200 euros a casi 199.000 euros. Para esta finalidad y tipología se han realizado en 2019 unas 410.000 tasaciones, un 2,93% menos que en 2018.

Crecen las valoraciones de carteras

Se afianza el crecimiento de las valoraciones automatizadas (AVM por sus siglas en inglés Automated Valuation Model) que tras los bajos niveles de actividad del año 2018, debida a la espera de publicación de la normativa de Banco de España, superan los volúmenes del año 2017, con cerca de 1.850.000 valoraciones automatizadas, lo que supone un crecimiento del 60% respecto a 2018.

Los mayores volúmenes de obra iniciada en los años 2018 y 2019 han provocado, asimismo, un incremento importante de las valoraciones intermedias de obra, necesarias para que los bancos puedan ir liberando el préstamo al promotor. En 2019 se han llevado a cabo casi 33.000 tasaciones de este tipo, un 24,4% más que en 2018.

Se mantiene la tendencia de Madrid y Barcelona a acumular actividad en detrimento de otras áreas de la geografía española. En estas dos ciudades se realiza ya el 9,25% de todas las tasaciones, las cuales representan más de una quinta parte (el 21,41%) del importe global tasado en España en 2019.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin