Empresas y finanzas

Colombia se traga Electricaribe, la eléctrica que le expropió a Naturgy

  • Dos empresas, una pública y otra con participación del Estado, asumen la empresa
  • Naturgy y Colombia pugnan en dos arbitrajes, por 2.000 millones, en la ONU y el Banco Mundial
Instalaciones eléctricas de Electricaribe. Foto: Archivo.

Colombia ha subastado Electricaribe, la distribuidora de electricidad expropiada a Naturgy, y ha tenido que asumirla por falta de interés del sector privado: de las dos compañías en que se ha dividido, Caribe Mar y Caribe Sol, la primera ha acabado en directamente en manos de Empresas Públicas de Medellín (EPM) y la segunda en la del Consorcio de la Costa Caribe, integrado por la empresa mixta Enerpereira y la privada Latin Corp.

El Gobierno de Juan Manuel Santos le intervino Electricaribe a Naturgy -por aquel entonces aún Gas Natural Fenosa- en noviembre de 2016 argumentando riesgo para la seguridad de suministro de sus cuatro millones de clientes -unos 10 millones de personas- en siete departamentos de la costa caribeña del país por el severo deterioro de las infraestructuras y la mala calidad del suministro.

En ese momento se indicó que el período de intervención iba a durar un año, pero ha habido que esperar más de tres para que la entidad interventora, la Superintendencia de Servicios Públicos Domiciliarios, encontrara alguien interesado en la empresa. Además del importante nivel de inversión que requiere sus redes eléctricas para alcanzar una calidad de suministro aceptable, en muchas de sus zonas de servicio hay una cultura de impago que imposibilita la recuperación de dichas inversiones.

La situación ha asustado a todas las empresas que en algún momento han mostrado cierto interés, entre las que ha figurado la italiana Enel, y ha impedido normalizar la situación. El Gobierno de Iván Duque ha llegado a asumir el pago de las pensiones ligadas a la empresa y ha incluido un sobrecargo en las tarifas eléctricas del conjunto del país para subsidiarla y tratar de seducir al capital privado, sin mucho éxito.

Divide la compañía

Finalmente, el Gobierno ha tenido que dividir Electricaribe en Caribe Mar y Caribe Sol, y el Estado forma parte de las dos sociedades que las han adquirido.

Caribe Mar presta servicio en los departamentos de César, Bolívar, Sucre y Córdoba, y cuenta con 1,51 millones de clientes. Es la que registra un mayor deterioro en las infraestructuras y la más conflictiva: tiene los mayores niveles de impago y robos de energía. No es extraño que haya acabado directamente en manos de la pública EPM, con el compromiso de invertir cinco billones de pesos -unos 1.150 millones de euros- en 10 años.

Caribe Sol, por su parte, atiende a 1,21 millones de abonados en los departamentos de La Guajira, Atlántico y Magdalena, y la sociedad adjudicataria, Consorcio de la Costa Caribe, integrada por la empresa mixta Enerpereira y por la privada Latin Corp, asume una inversión de 2,6 billones de pesos -cerca de 850 millones de euros- durante la próxima década.

Litigios con Naturgy

Al margen de todo este proceso, Naturgy y Colombia están enfrentadas en dos arbitrajes internacionales. Por un lado, la multinacional presidida por Francisco Reynés reclama al Estado colombiano 1.626 millones de dólares -más de 1.500 millones de euros- en la Corte de Arbitraje de la ONU (Uncitral por sus siglas en inglés) por el valor de la empresa, el perjuicio generado, el lucro cesante, el daño reputacional y otros elementos. Colombia, por otro lado, reclama a Naturgy 500 millones de dólares en el Ciadi, la Corte del Banco Mundial.

Además de estos dos litigios, Naturgy ha demandado a sus aseguradoras por otros 500 millones de dólares, ante su negativa a indemnizar a la empresa española, de acuerdo con una cláusula de riesgo político que contenía la póliza contratada.  

Con independencia del resultado de estos litigios, Naturgy ha reducido el valor en libros de su filial expropiada: a cierre de diciembre de 2019 sólo contabilizaba 28 millones, frente a los 253 millones a cierre de 2018; eran 416 millones a cierre de 2017. La empresa no ha querido hacer ningún comentarios sobre el resultado de la subasta.

comentariosforum4WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin

forum Comentarios 4

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

nicaso
A Favor
En Contra

En latinoamérica hay que pensárselo muy bien antes de invertir un euro. Las posibles ganancias tienen que ser muy amplias porque sino terminarás saliendo como gato escaldado.

La cultura de impago es propia de países bananeros y con poca responsabilidad.

Puntuación 34
#1
GRADO33
A Favor
En Contra

Esta empresa fué a hacer allí lo que hacen las eléctrica aquí (robar).Hay una contrademanda de el estado COLOMBIANO contra naturgy por irregularidades muy importantes.

La inversión Española en américa ha sido negrera y esquilmante.

Todo lo que habla español en el mundo está jodido,por algo será.

Puntuación -31
#2
UNO MíS (JOSÉ)
A Favor
En Contra

#2 y para que dejan invertir si somos negreros y esquilmantes. No será al contrario.

De pequeño leía mucho el cuento de Ali Baba y los 40 ladrones ¿No serás tú un componente de la banda si los apoyas?

Aurevoir

Puntuación 20
#3
Josh
A Favor
En Contra

#2. Ya se ve el gran negocio que era eso!!

Mira si tienes razón, Ahora todos en Colombia tienen electricidad CASI GRATIS y sube todo como la espuma. Eso de que el estado quiere venderla y no encuentra comprador es sin duda mentira, es un chollo de negocio.

Me recuerda a la expropiación de YPF (la filial de Repsol en Argentina) cuando descubrieron el yacimiento de Vaca Muerta. El gobierno peronista de entonces creía que se expropia a precio de saldo, pongo fieles al régimen a dirigir la compañía y todos a bailar. ...pues resulta que no era tan fácil sacar provecho, y entonces el barril estaba a 100$, luego ya bajó a 60 y ahora por las circunstancias especiales ya ves... 30$, supongo q estará ahora en mínimos de producción, con cada barril pierden dinero.

Hay una cosa que no aprenden en estos países con gobiernos poco formados (ojo, que aquí tb tenemos de eso), y es que SI ROMPES LAS REGLAS DEL JUEGO, NADIE QUIERE JUGAR CONTIGO.

Puntuación 28
#4