Empresas y finanzas

MásMóvil compra Lycamobile, el rey español del bajo precio, por 372 millones

  • Adquiere uno de los principales activistas de la reducción de márgenes en el sector
  • Elevará la clientela del grupo hasta los 10,4 millones de líneas
  • El mercado español de los OMV pierde a su principal referencia después de Digi Mobile

MásMóvil ha anunciado la compra de Lyca Mobile Spain, uno de los 'reyes españoles' del bajo precio, por un precio de 372 millones de euros en efectivo. En espera de obtener las autorizaciones reglamentarias de las autoridades de Competencia, el cuarto operador de telecomunicaciones del país ha hecho suyo la 'perita en dulce' del mercado español de los operadores móviles virtuales (OMV) y unos de los mayores dinamizadores del sector. La compañía de telefonía móvil especializada en prepago, cuyo grupo dispone de 15 millones de clientes en 23 países, ofrece actualmente los precios más agresivos en banda ancha fija y telefonía móvil del mercado español. El pago de la filial española de la OMV con sede en el Reino Unido se realizará en tres tramos, uno inicial de 307 millones, otros 30 millones en los próximos tres meses, mientras que los 35 millones restantes se abonarán un año después del cierre de la transacción.

Según explica la compañía liderada por Meinrad Spenger, a través de un comunicado compartido con la CNMV, la compra será financiada a través de deuda, que ya ha sido garantizada a través de dos instituciones financieras internacionales, con el asesoramiento del despacho de Pérez Llorca, BNP Paribas y EY en las actividades financieras y legales.

Por lo pronto, el grupo que además de MásMóvil también opera con las marcas Yoigo, Pepephone, Lebara y LlamaYa, podrá utilizar la marca LycaMobile durante los próximos años. Según datos del grupo amarillo, Lyca empezó a operar en España hace 10 años y a finales del año pasado sumaba 1,5 millones de líneas, con unos ingresos medios por usuario y mes (arpu) de 7 euros. Al cierre del año pasado, MásMóvil sumaba entre todas las marcas más de 8,9 millones de clientes, por lo que ahora elevará esta cifra hasta los 10,4 millones. El dato del arpu de Másmóvil no fue desvelado por la compañía en la presentación de sus recientes resultados de 2019. 

Por todo lo anterior, Másmóvil abona una media de 204 euros por cada uno de los clientes, importe que al ritmo actual del ingresos de LycaMobile podría recuperar en el plazo de dos años y medio, sin contar sinergias y otros ahorros corporativos. En este caso, el cuarto operador de telecomunicaciones del país estima obtener unas reducciones de costes del contrato de OMV y eliminación de otros gastos centrales superior a los 75 euros anuales, de los que 70 millones se percibirán en el ebitda desde este ejercicio. Sin contar con esta operación, la deuda de MásMóvil ascendía a finales del pasado diciembre a 1.655 millones de euros, en su mayor parte por el pago de la recompra del convertible de Providence, equivalente a 883 millones de euros.

Junto con Digimobile, Lycamobile es uno de los principales instigadores del bajo precio en las telecomunicaciones convergentes españolas durante los últimos años, lo que a su vez ha provocado la respuesta de los grandes del sector a través de sus segundas marcas. Así, Telefónica reaccionó a la pérdidas de portabilidad y negocio por medio de O2, Vodafone a través de Lowi, Orange con la ayuda de Amena y MásMóvil con Pepephone, entre otras marcas.

La compra de Lycamobile por parte del grupo MásMóvil también golpea al ya afligido sector de los operadores móviles virtuales (OMV), que ahora pierde a una de sus principales referencias independientes, ya que salvo Digi Mobile apenas quedan operadores de cierta relevancia en el mercado huérfanos de grandes grupos de telecomunicaciones.

MásMóvil espera cerrar la operación antes del próximo verano, con una operación cuyos más recientes comparables favorecen al grupo amarillo. Así, en junio de 2017, MásMóvil adquirió llamaYá por 42 millones de euros, plazo en el que ha triplicado sus clientes y cuatriplicado el ebitda. En noviembre de 2018, el grupo liderado por Spenger también engulló Lebara España, a cambio de 55 millones de euros, y en poco más de 15 meses ha multiplicado por 7,5 el ebitda inicial del OMV étnico.

Aplauso de la bolsa

El anuncio de la compra ha disparado la cotización a la primera hora de la mañana del lunes 2 de marzo, con un repunte del 3,57% en la bolsa madrileña. Así, en la conferencia de analistas mantenida protagonizada por Javier Marin, responsable corporativo de finanzas y de relaciones con inversores, recordó que el mercado español de prepago mueve cada año 700 millones de euros, por lo que la incorporación de Lycamobile en Másmóvil refuerza a este grupo en el segmento. En el mismo foro, Spenger negó que existiera algún otro proceso de consolidación en marcha por su parte, y se mostró respectivo a analizar una posible integración de marcas, sin adelantar nada al respecto.

comentariosforum1WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin

forum Comentarios 1

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

manuel
A Favor
En Contra

Mientras estos compran y se expanden,Telefonica vende para reducir deuda y clientes.

Puntuación -1
#1