Empresas y finanzas

Sniace, suspendida de cotización: peligra su actividad industrial y deja de pagar las nóminas

  • Cogen da por terminado el contrato de arrendamiento para su planta en Torrelavega
  • La plantilla, en mitad de un ERTE, exige el pago de la última nómina
Vista de la planta de Torrelavega (Cantabria). | Efe.

La Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) ha suspendido cautelarmente y con efectos inmediatos la negociación en bolsa de las acciones de Sniace, después de anunciar la ruptura por parte de Cogen del contrato de arrendamiento y gestión de la fábrica, cinco años antes de lo previsto, algo que amenaza la continuidad de su actividad industrial. La empresa produce celulosa y otros productos químicos.

Según ha informado el regulador pocos minutos después de la publicación del anuncio de Sniace de esta cancelación del contrato, la negociación de los valores de la compañía quedará suspendida "por concurrir circunstancias que pudieran perturbar el normal desarrollo de las operaciones".

Cogen ha argumentado su decisión de terminar el contrato en las pérdidas soportadas como consecuencia de la gestión de la planta de cogeneración, pero "fundamentalmente por la aplicación inminente" de los nuevos parámetros retributivos de la producción de energía eléctrica recogidos en la propuesta de orden ministerial distribuida el 9 de enero de 2020 por el Ministerio para la Transición Ecológica.

A ello se suma el conflicto laboral. El comité de empresa de Sniace se ha encerrado este miércoles en la fábrica en Torrelavega para exigir el pago de la última nómina, que supone entre 900 y 1.200 euros de media por trabajador. La plantilla debía de haber cobrado su nómina el pasado viernes, 7 de febrero, pero la empresa no la ha abonado sin dar explicación de los motivos, según ha explicado a Europa Press el secretario del comité de empresa, Francisco Plaza.

Y es que, la plantilla se encuentra afectada por el Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) para la mitad de la plantilla de un año de duración, con un máximo de 91 días laborales por cada empleado. 

Pérdidas en su planta de Torrelavega

Según Cogen, esta aplicación provocará este ejercicio unas pérdidas en esta planta de Sniace de más de nueve millones de euros, en línea con las estimaciones hechas por de la Asociación Española de Cogeneración (Acogen), que ha mostrado su "preocupación" ante "el brusco e inesperado" ajuste propuesto en la retribución del sector, estimado por la patronal en unos 450 millones de euros y que llevará a las empresas, con sus presupuestos cerrados, a un escenario de "'números rojos'" y "alarma" para los inversores.

Cogen ya ha comunicado a Gas Natural Comercializadora la resolución del contrato de suministro de gas natural a la planta de Torrelavega, al mismo tiempo que ha trasladado a General Electric la resolución de los contratos de arrendamiento y prestación de servicios de mantenimiento de los dos equipos turbogeneradores ubicados en esta planta, también para el 29 de febrero.

La terminación del contrato, que Sniace cree que no se ajusta a derecho, ha obligado a la compañía a tener que explotar esta planta de forma directa y a iniciar las negociaciones para alcanzar nuevos acuerdos de suministro de gas y prestación de servicios de arrendamiento y de mantenimiento de estos turbogeneradores, ya que es algo necesario para continuar con la actividad industrial.

Sin embargo, Sniace avanza que la imposibilidad de alcanzar estos acuerdos provocaría la parada de la planta industrial de Torrelavega hasta el momento en el que estos futuros contratos entren en vigor.

La patronal del sector señalaba que la propuesta de orden de actualización de la retribución de las renovables, cogeneración y residuos (Recore) para 2020-2025 supone un recorte del 14%, unos 1.000 millones de euros menos en conjunto para las tres tecnologías, siendo especialmente importante el 'hachazo' para la cogeneración, que llega al 43%, unos 450 millones de euros.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum3
forum Comentarios 3
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.

Usuario validado en Google+
D Villamil
A Favor
En Contra

No importa, el.chavismo gobernante salvará a la industria española. Tranquils, tranquils...que viene de tranca.

Puntuación 12
#1
Usuario validado en elEconomista.es
jgalesco
A Favor
En Contra

Disfruten lo votado...

Puntuación 5
#2
Usuario validado en elEconomista.es
Norlingen
A Favor
En Contra

Me resulta curioso que haya gente que aun no entienda que hay industrias que son imposibles de mantener con la apertura de las fronteras a productos de paises con la energia mas barata, sin costes sociales, sueldos miserables pauperrimos y sin tener que hacer frente a ninguna politica ambiental......

Disfrutar de lo cool de la ibertad de mercado....pero no se quien va a pagar las pensiones y menos aun quien va a comprar lo que se haga con el papel.....

Ya lo de internet y el libro electronico es la puntilla definitiva.......

Dicho esto seguro que se empiezan con las luchas sindicales en defensa de los puestos de trabajo, de las ayudas, y demas mojones....para terminar cerrando y procediendo a una reconversion industrial......espera...que alli ni dios invierte....solo pisos y bares.....penoso panorama

Suerte

Puntuación 2
#3