Empresas y finanzas

Ana Botín (Santander) pide al Gobierno que a la hora de subir impuestos mire también a las grandes tecnológicas, no solo a la banca

  • Pide al Gobierno que analice bien los efectos de cambiar la reforma laboral
La presidenta del Santander, Ana Botín, y Álvarez. | Efe.

La presidenta del Banco Santander, Ana Botín, ha cargado este miércoles contra la baja fiscalidad de las grandes empresas tecnológicas como Google, Amazon o Facebook en plena incertidumbre sobre los planes del Gobierno de subir los impuestos a la banca para recuperar el rescate bancario. Botín espetó que "si hay que subir impuestos vale, pero que paguen todos por lo que es justo".

En este punto, recordó que el banco pagó en 2018 más de 7.000 millones de euros en impuestos, lo que supuso una tasa efectiva fiscal del 35%, por encima de la media de los bancos europeos. "Soy la que más defiendo una fiscalidad justa, pero hay modelos de empresas que con el cambio económico, aprovechan una estructura no diseñada para la era digital", aseveró durante la rueda de prensa de presentación de resultados del año 2019. Botín pidió diseñar una regulación donde se paguen impuestos por lo que genera valor, "que es lo que hacemos las empresas tradicionales, pero otras no lo están haciendo", dijo en una referencia directa a las grandes compañías tecnológicas.

Respecto a los cambios que plantea el actual Ejecutivo sobre la reforma laboral, de la que ha llegado a decir que pretende tumbarla entera, Botín precisó que el Gobierno debe valorar dos cuestiones fundamentales, que lo que haga, sea con diálogo y que valore los efectos que tendrán los cambios en la creación de empleo. "Debemos ver cuál es el efecto de una reforma en el objetivo que quiere lograr. Es importante hacer un análisis previo de qué impacto van a tener los cambios", dijo.

Sobre el nuevo Gobierno de coalición con Podemos, Botín dijo que tiene una gran confianza en España y que el banco siempre ha trabajado con todos los Ejecutivos. "Partimos de una base buena, la economía es más solida y equilibrada que hace unos daños y nosotros vamos a colaborar en lo que podamos para que el crecimiento sea sólido, sostenible, inclusivo", señaló.

Por otro lado, en lo que respecta al negocio en España, donde el banco ganó 1.585 millones de euros, un 2% más que un año antes, aseguró que con el actual escenario de tipos de interés negativos, se alarga la previsión de aportación del Popular a las ganancias del grupo, que se esperaban para 2019. Botín señaló que será en 2020 o 2021 cuando se perciban estos beneficios. Asimismo, señaló que, tras el último ERE y finalizar la integración del Popular, no hay más planes de recortes en el negocio del país. Estos ajustes han supuesto un ahorro de 200 millones de euros, para el negocio, lo que impulsó el resultado el ejercicio pasado.

El consejero delegado del banco, José Antonio Álvarez, apuntó que la entidad, en el actual escenario de tipos y con una tasa de facilidad de depósito negativa del 0,5%, solo cobra por los depósitos a los clientes institucionales y corporativos. Respecto al cobro de comisiones a los clientes minoristas, aseveró que la mayoría viene de la gestión de los seguros, los fondos de inversión y los movimientos de las tarjetas. "El volumen de las comisiones va a depender del volumen de las transacciones", dijo. No obstante, ni Álvarez ni Botín comentaron los efectos para el banco de la retirada de los beneficios de la 'Cuenta 1,2,3' pese a ser preguntados al respecto.

La presidenta del grupo financiero, respecto a las fusiones, si mostró su rechazo a la participación del Santander en algún tipo de estas operaciones, tanto en Europa como en Norteamérica y Sudamérica.

Ana Botín también habló de su participación en el programa 'Planeta Calleja'. "Ahora Jesús Calleja es mi amigo", dijo. Según la presidenta, el objetivo de acudir al programa era dar a conocer a los clientes lo que hace el banco, cómo y cuáles son sus objetivos, además de concienciar del cambio climático. Botín señaló que este nuevo modelo de comunicación del banco en lo que respecta a su imagen (está activa en la mayoría de redes sociales), le "exige un poco más de trabajo", pero es importante para llegar a un público al que antes no podíamos llegar, especialmente la gente más joven. "Los que vieron el programa, eran más proclives a hacerse clientes del Santander", señaló.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin