Empresas y finanzas

¿Pensando en cambiar de trabajo? Para el 26% de los ocupados españoles es uno de sus propósitos para este nuevo año

  • ¿Cómo podemos saber si necesitamos romper con todo y cambiar de empleo?

El 26% de los españoles ocupados tiene como propósito de año nuevo cambiar de empleo, según un estudio realizado por Infojobs para analizar en qué medida la población española se hace propósitos de año nuevo. ¿Pero por qué queremos cambiar? ¿Cómo podemos saber si necesitamos romper con todo y cambiar de empleo?

Del estudio se desprende que el 42% de los españoles se pone objetivos para año nuevo. De este total, el 62% ha manifestado incluir en su listado algún objetivo para 2020 vinculado al ámbito laboral.

Además del cambio de empleo, los españoles también apuestan por mejorar su formación con algún curso de reciclaje o nuevas herramientas (48%).

También quieren no estresarse en el entorno laboral (45%), aprender inglés u otros idiomas (29%) u organizarse mejor en el trabajo (23,5%).

¿Cómo sé si debo cambiar?

Las circunstancias laborales pueden cambiar a lo largo del tiempo. Es posible que cosas que tolerabas y solucionabas con un esfuerzo extra que nadie te agradecía te parecieran normales al principio, sin embargo, con el paso de los años ves que es una forma de hacer que no es justa y que no quieres aguantar más.

Se pierde la motivación... sobre todo si debes tragar con injusticias salariales, de reconocimiento de tu trabajo o faltas de respeto. También puede pasar que la empresa se nos quede pequeña o que simplemente necesitemos un cambio por lo que sea. Estas son las señales que te indican que deberías cambiar de empleo, según Ignacio Camuñas:

1) Si siempre te sientes cansado y padeces estrés de manera continuada es mejor que cambies de trabajo. El estrés profesional puede afectar a tu estado de ánimo e incluso a tu sistema inmunitario.

2) Si ya no confías en tu empresa. Con el tiempo la percepción de los valores empresariales cambia y hay cosas que ya no admitimos como normales. Por no hablar de que podemos no compartir bastantes decisiones empresariales que pueden afectar a nuestro trabajo.

3) Si miras en reloj a todas horas. Si desde que llegas estás deseando irte a tu casa tienes un problema. No rindes correctamente y además estás en estado de ansiedad. Es posible que sea el momento de empezar un nuevo reto.

4) Si tus habilidades no coinciden con lo que te gusta. Puede que te hayan contratado para realizar tareas en las que eres buena pero que no necesariamente disfrutas haciendo y, por tanto, la virtud acaba siendo una condena.

5) Si no te sientes valorado por la empresa ni por el equipo con el que trabajas. Si la atmósfera de trabajo no es agradable y productiva es posible que un cambio de empleo te venga bien para tu vida.

6) Si crees que el puesto se te queda pequeño y no te permite crecer a nivel profesional es momento de dejarlo y romper con todo. Debes explorar nuevas opciones de desarrollo para poder seguir ampliando tus habilidades y horizontes.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin