Empresas y finanzas

Así es Avlo, el bajo coste de Renfe para competir con SNCF e Ilsa

  • El servicio empezará a operar el 6 de abril entre Madrid y Barcelona con trenes morados y naranjas
El ministro en funciones, José Luis Ábalos, y el presidente de Renfe, Isaías Táboas, presentan Avlo en Toledo

A partir del próximo 6 abril empezarán a circular por España trenes pintados de morado con rayas naranjas, blancas y turquesas. Unos convoyes que serán la cara más visible y llamativa de Avlo, el servicio de alta velocidad y bajo coste que ultima Renfe para plantar cara a la liberalización del transporte ferroviario de pasajeros.

Según informó el ministro de Fomento en funciones, José Luis Ábalos, Avlo arrancará coincidiendo con la Semana Santa del año que viene en el corredor Madrid-Barcelona y, "paulatinamente", se irá extendiendo al resto de destinos, como Valencia o Sevilla. Los billetes se pondrán a la venta a finales de enero y, aunque Renfe y Fomento han evitado dar cifras, desde la Administración se ha apuntado en más de una ocasión a que el precio del trayecto podría llegar a ser hasta un 40% inferior a la media actual. En este punto, el presidente del operador, Isaías Taboas, explicó que el ajuste final de las tarifas dependerá de la evolución de los cánones que cobra Adif, que están congelados.

"El low cost de Renfe democratizará el uso de la alta velocidad y permitirá amortizar los 55.000 millones de euros invertidos en la red", aseguró el ministro de Fomento en funciones durante la presentación de la nueva marca en los talleres de La Sagra (Toledo), donde el frío y la niebla fueron los verdaderos protagonistas de la mañana.

El servicio se pondrá en marcha el próximo mes de abril, meses antes de que el operador francés SNFC pueda entrar a operar con su low cost, con los trenes Talgo de la Serie 112 que se están transformado en los talleres de La Sagra. En concreto, estos convoyes contarán con 438 plazas, un 20% más que el modelo para el AVE tradicional, y carecerán de clase business o cafetería. Así, el operador encargó el año pasado a Talgo que modificase cinco trenes de esta serie por 11 millones de euros para poder poner en marcha el bajo coste cuanto antes.

Con este servicio se busca abrir la alta velocidad a familias, jóvenes y colectivos que lo usan ocasionalmente

Entre los cambios que se están ejecutando en el interior de los vagones para adaptarlos al nuevo servicio, se encuentra la eliminación de los tres coches de business y su conversión en clase turista con una composición de las butacas 2+2, la instalación de máquinas de vending y la pérdida de la cafetería, las cocinas y los gallyes, donde trabaja el personal de atención a bordo, puesto que no se darán comidas ni se venderán alimentos por los asientos y por lo tanto no será necesario tener el mismo número de trabajadores, lo que reducirá los costes operativos.

Renfe tiene previsto recibir el primer S112 transformado el marzo de 2020 y el último en julio de ese mismo año, por lo que contará con unas 2.190 plazas de bajo coste para empezar a operar el servicio. Conforme se vayan sumando nuevos trenes a lo largo del año que viene y el siguiente se irán abriendo nuevas relaciones.

El operador estatal también tiene previsto utilizar 10 de los 30 Avriles comprados a Talgo para prestar el servicio low cost. Estos trenes, que se recibirán entre abril de 2020 y septiembre de 2021, tendrán 581 plazas (composición 3+2), coches con asientos y máquinas de vending y, a diferencia de sus hermanos del servicio tradicional, no tendrán ni pantallas individuales en las butacas, ni mesas para tertulia ni cafetería. Sí que tendrán conectores USB para los móviles.

"Avlo incide en hacer el ferrocarril más competitivo, con un precio reducido sin perder velocidad, seguridad y puntualidad. Se abre a familias, jóvenes y otros colectivos que lo usan de forma ocasional. El objetivo es dar una dimensión más social e inclusiva!, detalló en este sentido Ábalos, que aseguró que se darían más detalles del producto a lo largo de los próximos meses.

Plantar cara a la liberalización

El lanzamiento de un AVE barato constituye uno de los pilares del plan estratégico que Renfe desarrolla para prepararse ante el fin de su monopolio y la llegada de competencia. La compañía confía en que este nuevo servicio le genere el 20% de sus ingresos totales en un horizonte de diez años. !Este nuevo servicio representa una respuesta de Renfe al entorno más competitivo que surgirá con la liberalización dentro de un año. Es un producto moderno, ajustado a otro tipo de demanda, pero que respetará el servicio de alta calidad que ofrece el operador en la Alta Velocidad", sentenció el ministro en funciones.

Tendremos un precio reducido sin perder calidad. Renfe se prepara para salir fuera a competir sin complejos

Avlo competirá así cara a cara con el servicio de bajo coste de SNCF, que según Taboas no ha ganado dinero nunca. El operador francés asegura que empezará a operar en el Madrid-Barcelona y el Madrid- Levante en diciembre de 2020, cuando se abre el mercado, con los Alstom de dos pisos, que tienen unas 509 plazas. Todavía no se conocen los detalles de la oferta comercial de Ilsa y Trenitalia, pero todo apunta a que optarán por un servicio más similar al del AVE tradicional. La entrada de la competencia implicará elevar en 43 trenes la flota actual de alta velocidad.

Ábalos, que también recalcó la importancia de impulsar el uso del tren para sacar coches de la carretera y reducir las emisiones de CO2, dejó caer que la compañía utilizará este nuevo producto para entrar en Francia e Italia, donde busca competir cara a cara con los operadores nacionales que ya se han hecho con capacidad en nuestro país. "Renfe se prepara para salir fuera a competir sin complejos", aseguró Ábalos. Además de la Alta Velocidad también puja por operar los servicios de Cercanías o metro de terceros países.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0