Empresas y finanzas

Fomento estudia comprar suelos a Sareb para impulsar su plan de viviendas en alquiler

  • Se acerca al banco malo a través de SEPES para agilizar el 'Plan 20.000'
José Luis Ábalos, ministro de Fomento en funciones. Foto: Nacho Martin

El Ministerio de Fomento sigue trabajando para impulsar la construcción de 20.000 viviendas de alquiler asequible a través de alianzas con inversores y promotores privados mediante la cesión de suelo público.

En el marco del bautizado como Plan 20.000, el departamento que dirige en funciones José Luis Ábalos, se han puesto en contacto con Sareb (La Sociedad de Gestión de Activos procedentes de la Reestructuración Bancaria) para estudiar distintas vías de colaboración que permitan al Gobierno aumentar su cartera de pisos en renta. Según han confirmado fuentes de Fomento a elEconomista, las conversaciones se iniciaron hace unos meses, si bien, todavía no hay ninguna actuación concreta avanzada.

El conocido también como banco malo, es uno de los grandes tenedores de vivienda y suelos de este país. La entidad privada, participada por el Estado en un 45,9%, fue creada en noviembre de 2012 para ayudar al saneamiento del sector financiero español, y en concreto, de las entidades que recibieron ayudas públicas.

Una de las líneas de actuación que se han iniciado por parte del Gobierno ha sido a través de SEPES, el principal operador de suelo público de ámbito nacional, que ya está trabajando en el desarrollo de miles de viviendas para este plan. Así, este organismo ha entablado conversaciones con Sareb para analizar su cartera de suelos en búsqueda de activos que puedan interesar al ente público para levantar pisos de alquiler asequible en zonas tensionadas.

Compra de terrenos

Por otro lado, Sareb, que no ha querido hacer declaraciones al respecto, ha puesto a disposición de Ayuntamientos y Comunidades Autónomas su cartera de terrenos finalistas, para analizar la venta o cesión de los mismos. Esta vía, sin embargo, no tiene ahora mucho recorrido, ya que estas operaciones estarán respaldadas por Fomento a través de los Presupuestos Generales del Estado. Por lo tanto, hasta que no se aprueben las próximas cuentas públicas, no se podrá avanzar en esta línea.

De este modo, al margen de la cartera de Sareb, la única forma de que Fomento pueda apoyar a las Comunidades Autónomas en la compra de suelos que estén en manos privadas, pasa por que este departamento, con el visto bueno de Hacienda, utilice remanentes del presupuesto del Plan Estatal de Vivienda para este fin.

Finalmente, la tercera vía de conversaciones con Sareb se centra en el parque de viviendas destinado a fines sociales que tiene la entidad. Se trata de una cartera de 4.000 unidades, de las que ya se han comprometido 2.407 para alquiler, por lo que todavía hay casi 1.600 viviendas disponibles.

Cesión de suelos públicos

Actualmente, el Gobierno está trabajando en el diseño de un pliego de condiciones para sacar a licitación derechos de superficie sobre suelos públicos por 50 años para operadores privados que puedan construir y gestionar las viviendas en alquiler.

Según el borrador sobre el que se está trabajando, para la adjudicación, se tendrían en cuenta factores como el precio máximo del alquiler que ofrezca el licitador, siempre dentro de una horquilla que presente la administración, así como los factores de sostenibilidad, sociales (si una parte de las viviendas se destina a alquiler social) y la calidad técnica de la edificación.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud