Empresas y finanzas

Azora 'engorda' su socimi de residencias de ancianos con una inversión de 76 millones

  • La gestora se hace con siete activos que suman más de 750 plazas
  • Compra también un solar en Madrid para levantar una residencia con 350 camas

Azora sigue engordando la cartera de su socimi de residencias de ancianos, Adriano Care, con una operación de 76 millones de euros.

Concretamente, la gestora ha comprometido esta inversión en seis residencias para la tercera edad que suman más de 750 plazas y un solar en Madrid para desarrollar 350 camas adicionales.

Adriano Care nació el pasado mes de junio con el objetivo de invertir 250 millones de euros en este tipo de activos y el vehículo está respaldado con fondos proceden de la red de clientes de Indosuez Wealth Management España y Banca March que coinvierten junto con Azora en la socimi que cotizará en el mercado alternativo bursátil español (MAB).

De los inmuebles que han sido adquiridos, cuatro están ubicadas en Vizcaya: Residencia Olimpia (Bilbao), Kirikiño (Bilbao), Barrika Barri (Barrika) y Otxartaga (Ortuella), una en A Coruña, Residencia Matogrande, con 150 plazas y la Residencia Baño Salud en Palencia, con 188 plazas, así como un terreno en Madrid para el desarrollo de 350 plazas adicionales.

Estas operaciones han sido anunciadas esta mañana en Bilbao durante la celebración de un Desayuno informativo organizado por la FED, Federación Empresarial de la Dependencia, y Adriano Care en el que se han expuesto las claves del sector de la dependencia en España y el País Vasco.

Con estas adquisiciones, Adriano Care se posiciona como el quinto grupo privado de Vizcaya por número de plazas: Por otro lado, las residencias de A Coruña y de Palencia seguirán operadas por Clece y DomusVi respectivamente.

Según explica la compañía, las residencias de su cartera estarán gestionadas por operadores de primer nivel y bajo contratos "triple neto" a largo plazo. En línea con la identidad de Azora, Adriano Care se enfocará en la compra de residencias que tengan potencial de creación de valor añadido a través de su reposicionamiento y obras de mejora, pudiendo así ofrecer un producto de mejor calidad para los clientes.

Potencial del sector

El envejecimiento de la población como consecuencia de una mayor longevidad es ya una realidad. En las próximas tres décadas la población mundial mayor de 65 años se duplicará y la población mayor de 80 años se triplicará, generando un incremento de la demanda de alojamiento y cuidados específicos.

En España, las residencias para la tercera edad constituyen un sector fragmentado en el que los 10 mayores operadores suman el 25% de las 375.000 camas disponibles en las 5.800 residencias existentes. En este momento en España existe un desfase entre oferta y demanda, donde la ratio de cobertura de plazas se sitúa en el 13% del total de las personas mayores de 80 años, muy por debajo de la media de la Unión Europea, donde alcanza el 18%. Según Azora, se estima que el aumento exponencial de las personas mayores de 80 años generará una demanda de más de 100.000 camas adicionales en los próximos 10 años.

"En línea con la capacidad de Azora de detectar nuevas oportunidades que generen valor para nuestros accionistas, nos hemos posicionado en zonas geográficas con alta demanda y calidad como son Madrid, A Coruña y el País Vasco. En concreto, Vizcaya cuenta con un marco idóneo para la dependencia en el que confluye el ser una de las zonas geográficas con mayor esperanza de vida, con unas administraciones que apuestan por la excelencia con medidas orientadas a mejorar la calidad de servicio" destaca Concha Osácar, socia fundadora de Azora.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.